Jornada financiera: los bonos de la deuda argentina volvieron a caer y el riesgo país no parece tener techo

En una rueda volátil en Wall Street, los bonos Globales de Argentina cayeron 2,5%, mientras que el indicador de JP Morgan operó muy cerca de los 1.600 puntos

Los papeles de deuda argentina no terminan de generar confianza entre los inversores. (EFE)
Los papeles de deuda argentina no terminan de generar confianza entre los inversores. (EFE)

El dólar oficial mantuvo su suave tendencia alcista este viernes por el control del Banco Central, que aprovechó la liquidación de divisas principalmente de exportadores cerealeros para frenar el ritmo de la devaluación y sumar reservas, pese al desenfrenado avance alcanzado por el riesgo país, en un récord desde el canje de deuda.

La autoridad monetaria logró absorber unos USD 660 millones en la semana, uno de los mayores volúmenes en los últimos meses, contra el total de USD 633 millones adquiridos en todo febrero, USD 157 millones en enero y otros USD 608 millones en diciembre.

Los bonos soberanos cayeron y subió el riesgo país, ante la creciente desconfianza de los inversores sobre la marcha de la economía local

Operadores indicaron que el BCRA compró este viernes unos USD 70 millones, lo que se preveía desde la apertura por la liquidez que evidenció el mercado cambiario en todo momento.

“Se extiende el desacelerado ritmo de deslizamiento del dólar mayorista dentro de la nueva estrategia del Banco Central, donde además sigue sumando reservas. Aún así, la atención sigue en el riesgo país”, sostuvo Gustavo Ber, titular de la consultora Estudio Ber.

Este índice del banco JP Morgan trepó a un nuevo récord post canje de 1.593 puntos básicos por desarmes de carteras de bonos soberanos ante la creciente desconfianza de los inversores sobre la marcha de la economía local, golpeada por la pandemia, una firme inflación, creciente pobreza y lentas negociaciones con el FMI, coincidieron operadores consultados por Reuters.

El Gobierno argentino tiene prevista una devaluación lenta del peso para el 2021, con un incremento del tipo de cambio oficial del orden del 25% hasta la zona de $102,4 por cada dólar a diciembre, frente a una inflación del 50% prevista por analistas, lo que calma las preocupaciones de los inversores pese a un eventual atraso cambiario.

El dólar interbancario subió ocho centavos, $90,37, con permisos para poder pagar las obligaciones de las empresas importadoras y la participación del BCRA desde la apertura de los negocios.

Roberto Garetto, economista y portfolio manager de los fondos comunes de inversión Fundcorp, afirmó que “si bien es difícil estimar, el consenso del mercado parece indicar que hasta abril o mayo se podría llegar con un dólar oficial y una brecha con relativa calma. En dichos meses, entraran en juego la liquidación de la cosecha gruesa y volverá a ganar relevancia la monetización del déficit”.

Los analistas prevén que el BCRA puede llegar hasta abril o mayo con un dólar oficial y una brecha con relativa calma

“El pago del ‘Impuesto a las Grandes Fortunas’ es un elemento adicional de contrapeso: todavía quedan casi cuatro semanas para pagar dicho impuesto, así que es de esperar que siga habiendo venta de dólares en las próximas ruedas”, reportó el agente de liquidación y compensación Neix.

Este impuesto con vencimiento a fin de mes podría generar ingresos de entre un 0,8% y el 1,1% del PIB, lo que le permitiría al Gobierno cerrar el primer trimestre sin déficit fiscal. Dichos ingreso de entre unos 2.000 a 3.000 millones de dólares podría generar un flujo de venta de divisas en las próximas semanas, según prevén analistas consultados por Reuters.

El pago del Impuesto a la Riqueza y una ampliación de los Derechos Especiales de Giro del FMI inyectarán fondos extra al Gobierno

Estas fuentes nos descartaron que el FMI giraría entre abril y mayo la asignación especial de Derechos Especiales de Giro (DEGs) a los países en desarrollo afectados por la pandemia. Así, Argentina recibiría cerca de USD 3.350 millones, dando algo más de aire a la posición externa.

En los segmentos alternativos, el dólar se cotizó al alza, a $147,93 para el bursátil contado con liquidación, y a $145,86 en el MEP, mientras que permaneció estable en $144 en el circuito marginal.

Los bonos negociados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) bajaron un 1,1% promedio en pesos, luego de perder un 2,3% en las seis ruedas previas, con el desarme de posiciones en deuda pesificada, cubriéndose con otros dolarizados en niveles de cesación de pagos (default).

Los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- retrocedieron 2,5% en promedio, mientras que el riesgo país subía 41 puntos básicos a las 17 horas, a 1.593 unidades. Cabe recordar que el pasado 10 de septiembre, tras una millonaria reestructuración de deuda del Gobierno con acreedores privados, el índice del JP Morgan introdujo los nuevos títulos del canje con un piso intradiario de 1.083 puntos básicos.

El índice S&P Merval de la Bolsa Buenos Aires cambió de rumbo y quedó con una baja del 1,2%, a un cierre de 47.242 unidades.

La plaza bursátil estuvo afectada por el giro en la cotización en los papeles de la petrolera estatal YPF, que perdieron el 1,2% tras una apertura en alza con la presentación de un balance mejor al previsto y luego de haber subido el jueves ayudados por la firmeza en los precios internacionales del petróleo.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online