Con el fin de la temporada de verano, el Gobierno relanzó un plan de auxilio para el sector del turismo

A través de la Resolución 59/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial, se anunció la puesta en marcha de un nuevo programa que tendrá algunas diferencias con respecto a su predecesor

(@turismonacionar)
(@turismonacionar)

Con el fin de la temporada de verano ya acercándose y la pandemia del coronavirus que sigue afectando a la Argentina y a buena parte del mundo, el Gobierno decidió lanzar la cuarta edición del Programa de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTUR IV), que prevé una ayuda económica de 30 mil pesos para algunas empresas del sector.

Puntualmente, la medida está destinada a trabajadores que llevan adelante pequeños emprendimientos vinculados a las actividades turísticas complementarias, como guías, instructores, quienes ofrecen servicios de excursiones y dueños de agencias unipersonales.

Mediante la Resolución 59/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial y firmada por el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, se estableció que ahora las personas interesadas en recibir esta asistencia por parte del Estado tendrán “un plazo de 5 días corridos” contados a partir del martes, para presentar las solicitudes correspondientes.

Una vez que se cumpla ese periodo, la Secretaría de Desarrollo Estratégico, que depende de la cartera dirigida por Lammens, evaluará todas las presentaciones y seleccionará a los beneficiarios finales del plan.

No obstante, el organismo también podrá prorrogar la convocatoria, abrir nuevas inscripciones y dictar las normas complementarias que resulten necesarias para la implementación del plan.

Todo esto lo hará siguiendo una serie de pautas que fueron fijadas por un reglamento que fue elaborado para la ocasión, difiere en algunos aspectos con los que se redactaron las veces pasadas y también fue publicado este lunes.

Entre otros aspectos, se especificó que la ayuda en esta oportunidad será un aporte no reembolsable de 30 mil pesos para cada prestador, una suma un poco inferior a la que se otorgó en las ediciones anteriores de este programa.

Además, se aclaró que quedarán excluidas de este beneficio las personas que se encuentren en relación de dependencia bajo cualquier modalidad, tanto en el sector público como en el privado; tengan uno o más empleados/as en relación de dependencia a su cargo; adeuden contraprestaciones por cualquier tipo de asistencia que hayan recibido de parte de este Ministerio, o que posean cuentas pendientes de rendición.

En cuanto a los requisitos, se informó que el interesado deberá completar un formulario con sus datos en la página argentina.gob.ar/turismoydeportes/aptur, aprobar cursos de capacitación que se dictan de forma virtual y ser monotributistas o trabajadores autónomos.

El sector del turismo fue uno de los más golpeados por la pandemia del coronavirus (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
El sector del turismo fue uno de los más golpeados por la pandemia del coronavirus (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

En los considerandos, el Gobierno señaló que la pandemia del coronavirus “afectó de manera inmediata y aguda a todo el sector turístico, pero particularmente y con mayor crudeza a las personas que llevan adelante pequeños emprendimientos vinculados al sector”.

Por eso, recordó que el 16 de junio pasado se lanzó por primera vez el APTUR, a partir del cual se efectúo una convocatoria que pudo llegar a más de 3.500 personas solicitantes. Luego, el Ministerio de Turismo sacó otras dos ediciones del mismo programa que alcanzaron a cerca de dos mil beneficiarios.

En un primer momento, el Poder Ejecutivo iba a destinar 100 millones de pesos a trabajadores de actividades turísticas complementarias. En efecto, a cada prestador se le otorgó un aporte no reembolsable de 50 mil pesos a pagarse en dos cuotas.

En julio, el Ministerio de Turismo anunció que duplicó el número de beneficiaros que pasó de los dos mil primeros inscriptos a casi cuatro mil, por lo que se dispuso que el fondo de auxilio sea finalmente de 200 millones de pesos.

Con el APTUR III, monto de asistencia para cada solicitante pasó a ser de 40 mil pesos. Esta suma la recibieron varios trabajadores del sector, como guías, instructores, pequeñas excursiones y agencias unipersonales.

Ahora, las autoridades nacionales remarcaron que, teniendo en cuenta “la gran demanda” que tuvo este plan desde su creación, es necesario “continuar con el auxilio a personas prestadoras de servicios turísticos cuyas fuentes de ingresos se hayan visto afectadas con motivo de la emergencia pública en materia sanitaria”.

De esta manera, se decidió avanzar “con un nuevo programa denominado APTUR IV que incorpora algunas modificaciones recogidas de la experiencia obtenida” en la implementación de sus predecesores.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online