Ronda legislativa, espiritualidad y menú modesto: la agenda paralela del Coloquio de IDEA virtual

En el marco del 56° Coloquio, los empresarios mantuvieron dos encuentros cerrados que no se transmitieron online. Qué se dijo en cada uno de ellos

ndonato@infobae.com
Roberto Alexander, de IBM y presidente del 56° Coloquio, durante el acto de apertura
Roberto Alexander, de IBM y presidente del 56° Coloquio, durante el acto de apertura

Que este año el tradicional coloquio de IDEA que suele realizarse en Mar del Plata se haya mudado al modo virtual por la pandemia implicó que se perdieran algunas experiencias propias del contacto presencial, pero no todas: los empresarios tuvieron sus encuentros a puertas cerradas como lo solían tener en la ciudad costera y hasta compartieron un almuerzo a través de las pantallas.

El primer encuentro a solas, realizado a través de la plataforma Zoom, se realizó ayer miércoles al mediodía, y contó con la presencia de la diputada nacional por Consenso Federal, Graciela Camaño, y los senadores Martín Lousteau, de Juntos por el Cambio, y Mariano Recalde, del Frente de Todos. El segundo hoy, al término de los paneles, y tuvo el propósito de exponer diferentes visiones y experiencias de vida vinculadas con la espiritualidad, casi idéntico -aunque en versión online- al desayuno que solían compartir bien temprano a la mañana en el hotel Sheraton de Mar del Plata.

El almuerzo entre los CEOs –estuvieron presentes unos 100, de las empresas patrocinantes del evento– lejos estuvo de parecerse al menú ofrecido en los coloquios presenciales. Los empresarios recibieron en su casa una “modesta picada” que compartieron con sus colegas mientras debatían con los legisladores acerca del rumbo económico y político de la Argentina. “Tenía sabor a poco”, se quejaron algunos directivos, pero al mismo tiempo valoraron el gesto en el actual contexto.

Esta es la picada que recibieron los CEOs de IDEA para compartir el almuerzo virtual realizado ayer con tres legisladores
Esta es la picada que recibieron los CEOs de IDEA para compartir el almuerzo virtual realizado ayer con tres legisladores

“Es clave conocer la visión de los legisladores de cada partido sobre el país que queremos ser. Y creo que hay una coincidencia en el mundo empresario de que hay un gap entre lo que piensan los políticos y lo que demanda de la sociedad”, dijo a Infobae el CEO de una firma de electrónica.

No faltó en la discusión con los legisladores el debate acerca del proyecto del impuesto a la riqueza, que tiene dictamen de comisión de Diputados y que el Gobierno tiene la firme convicción de defender. Ante los cuestionamientos de los empresarios, que exponían mediante el chat sus posiciones contrarias al nuevo tributo, Recalde lo defendió como un aporte extraordinario por única y para un grupo muy reducido. Camaño coincidió con que no es un impuesto y habló del próximo tratamiento en el recinto. Y Lousteau, por último, pidió analizar el tema en el contexto de la pandemia, pero destacando que no ve ninguna reflexión sobre como gasta el Estado.

Desde el sector privado les contestaron con incisivas preguntas del tipo: “¿Por qué siempre las soluciones llegan por el lado de aumentar los impuestos?".

Del encuentro virtual sobre espiritualidad participaron unos 200 empresarios
Del encuentro virtual sobre espiritualidad participaron unos 200 empresarios

Según la información recopilada, el concepto que repitieron la diputada y los dos senadores fue que en un país con una pobreza del 40%, la redistribución debe hacerse. Pero la gran duda es qué sucederá luego con ese tributo, ya que la mayoría de los impuestos que se aplicaron en la Argentina como extraordinarios terminaron quedando como permanentes. Lo que remarcó Lousteau es que está en contra de que se le siga aumentando la presión tributaria a las empresas, si todo ese dinero que se piensa recaudar con este nuevo gravamen irá a financiar la reforma judicial.

“Si bien ellos dicen que no es un impuesto, sino una contribución, todos los impuestos quedaron de por vida. Ahí falta una aclaración. Tiene asimetrías que son difíciles. Todos lo justifican porque la Argentina no tiene caja. Pero ¿no es mejor ver cómo mejoramos la caja?”, se preguntó otro CEO que participó del almuerzo. También hablaron de la Ley de Teletrabajo y los legisladores admitieron que hay temas para corregir en la reglamentación.

Javier Goñi, CEO de Ledesma (Adrián Escandar)
Javier Goñi, CEO de Ledesma (Adrián Escandar)

El encuentro sobre espiritualidad contó con la presencia de unos 200 empresarios, pero los que expusieron sus experiencias de vida fueron el CEO de Ledesma y director de IDEA, Javier Goñi, y Laura Ge, directora externa del Santander Río y de Sancor Seguros. También participó Sam Mizrahi, creador de la Fundación Forge, un proyecto que emprendió hace 14 años para brindarle a jóvenes de familias de escasos recursos la oportunidad de transformar sus vidas a partir del trabajo de calidad. La charla estuvo moderada por María Gabriela Oliván.

“El objetivo fue compartir vivencias sobre la espiritualidad de cada uno. Y este año particular hay que tener muy en cuenta que la pandemia nos afecta a todos por igual y nos pone muy en claro que la salida de los problemas es todos juntos", señaló Goñi a este medio. Coincidieron en que la fé ayuda a afrontar situaciones que no pueden controlarse, más allá de los éxitos que cada uno pueda tener en su carrera profesional.

Seguí leyendo:

Coloquio de IDEA: casi el 70% de los empresarios proyecta que el próximo semestre será peor que el anterior

Dura crítica del Wall Street Journal al Gobierno por la crisis económica, que encuentra otra vez al país casi sin dólares y con nuevas turbulencias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS