Wall Street le bajó el pulgar al plan del Gobierno para atraer dólares: cree que fracasará y espera una corrección fiscal profunda para que el país se estabilice

Ejecutivos de bancos de inversión creen que los anuncios del ministro Martín Guzmán y del Banco Central son un parche que apenas pueden servir para ganar unas semanas mientras se elaborar un plan más drástico junto con el FMI

Mala respuesta de Wall Street a los anuncios del Gobierno
Mala respuesta de Wall Street a los anuncios del Gobierno

El mercado cree que las medidas anunciadas ayer para atraer dólares fracasarán y que el Gobierno deberá adoptar correcciones fiscales más profundas para evitar mayor inestabilidad financiera e inflacionaria.

Ejecutivos de Wall Street indicaron a Infobae desde Nueva York que el paquete anunciado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, es solo un “parche” que no soluciona los desequilibrios que arrastra la economía argentina y que hay que reducir la presión monetaria.

Guillermo Mondino, socio de Mogador Capital, dijo que “las medidas son largamente insuficientes; parece un paquete armado para que los tesoreros de 4 o 5 exportadoras puedan justificar acelerar la venta de un poquito más de dólares que, de cualquier manera, iban a vender en los próximos meses. No cambia nada en lo fundamental”.

“No creo que esto compre más que unas pocas semanas. Espero que el Gobierno tome ese tiempo para pensar cómo llevar adelante un programa más eficaz y que sí atienda los problemas fundamentales: el exceso de pesos, el bruto déficit fiscal que se monetiza y las expectativas desancladas, entre otras cuestiones”, expresó.

No creo que esto compre más que unas pocas semanas y espero que el Gobierno tome ese tiempo para pensar cómo llevar adelante un programa más eficaz que atienda los problemas fundamentales del país (Mondino)

Tal vez, opinó, con “la presencia de un par de funcionarios del FMI en Buenos Aires, el gobierno aproveche y trace los principales lineamientos de cómo podría lucir un programa que se podría anunciar en el verano. Sin eso, no veo cómo podrá lograr enderezar la situación”.

En cuanto a un cambio más drástico de la situación cambiaria, dijo que “lo que hagan en términos cambiarios no es de fondo, es anecdótico, lamentablemente. El desequilibrio argentino está en otro lugar”.

“Hagan lo que hagan con el tipo de cambio, si no corrigen lo monetario y fiscal, y si no ponen un horizonte de política razonable, para no llamarlo plan, nada de lo que hagan en lo cambiario resolverá el problema. Eso sí, tampoco será posible modificar lo fiscal y monetario sin darle una solución sostenible al régimen cambiario”, aclaró.

Gabriel Torres, de Moody's dijo que, finalmente, el Gobierno deberá devaluar
Gabriel Torres, de Moody's dijo que, finalmente, el Gobierno deberá devaluar

“Pero eso es una pata más y probablemente la menos relevante de las cuestiones de un profundo cambio en la política económica que necesita el país”, concluyó.

Por su parte, Alberto Bernal de XP Securities dijo que “sin plan económico creíble va a ser muy difícil manejar las expectativas. Acelerar la depreciación es una medida lógica y necesaria, pero no suficiente”.

En tanto, Diego Ferro, del fondo M2M Capital, sostuvo que “no hay liderazgo ni plan y haber hecho un canje sin esos elementos es una perdida de tiempo. Y además creo que se ofreció más de lo que se podía pagar. Además, sin tener un plan la baja de precios es bastante lógica”.

Las medidas son parches, porque sin confianza es imposible pensar que el Gobierno pueda conseguir dólares (Diego Ferro de M2M)

Además, consideró que los anuncios de ayer son “parches, porque sin confianza es imposible pensar que el gobierno pueda conseguir dólares. Se perdió una chance enorme; la reestructuración debería haber sido parte de un plan económico. No hay señales claras, ni hay liderazgo respecto del tema de la pandemia o de la economía. Por lo tanto, esto no creo que funcione”.

“Lo que debe haber es un plan económico con señales claras. No colocar parches del lado monetario y cambiario, porque en el caso de la Argentina uno sabe cómo va a terminar las cosas: son medidas que han fracasado cada vez que se implementaron”, sentenció.

“No se entiende sobre todo de parte de una persona como Alberto Fernández, que alguna vez estuvo cerca de Cavallo, así que algo debería haber aprendido de cómo se deberían hacer las cosas bien; o no aprendió o la situación política es tan complicada que no lo puede hacer y eso todavía es más preocupante”, afirmó.

EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT/Archivo
EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT/Archivo

Gabriel Torres, vicepresidente de la calificadora Moody’s expresó que la firma “ratificó la calificación después de la reestructuración y no la subimos por los desequilibrios macroeconómicos que hay y porque el Gobierno no parece dispuesto a lidiar con estos problemas”.

“Estas medidas anunciadas ahora parecen ‘too little, too late’ (demasiado poco, demasiado tarde). Me sorprendería que esto cambie la poca confianza que hay sobre el peso. Acá, como se suele decir, habrá una devaluación, pero no se sabe cuándo será. En el caso de la Argentina, cuanto más esperás, más fuerte es”, advirtió.

“El que puede tratará de no traer dólares. Y, además, si fuera solo la cuestión monetaria, sería un tema, pero la gente empieza a tener temor y por eso se retiran los depósitos en dólares, ya que la raíz de todo es la falta de confianza. Pese a que es bajo el nivel de depósitos en dólares en relación con el PBI, es importante en términos de señal por una mayor baja de las reservas del Banco Central”, explicó.

De inmediato, aclaró que “en la Argentina tener un plan muy elaborado nunca termina de funcionar, pero el mercado está esperando a ver qué piensa el gobierno y, en ese sentido, lo único que se puede ver por delante es el acuerdo con el FMI”.

Por su parte, un experimentado trader dijo que “a menos que arreglen medidas de fondo con el campo para que empiecen a entrar dólares, creo que los bonos argentinos seguirán bajando”.

“Hubo malas decisiones respecto del Covid, del tipo de cambio y de temas legales e institucionales. Así que lo mejor es salir cuanto antes de posiciones argentinas”, dijo en off the récord, mientras vigilaba en su pantalla el impacto de la noticia sobre el contagio del presidente Donald Trump sobre el mercado de acciones en Wall Street.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía Martín Guzmán (REUTERS/Remo Casilli)
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía Martín Guzmán (REUTERS/Remo Casilli)

“El gobierno argentino paró una economía que venía mal y siguen tratando de sacarle recursos al campo con el tipo de cambio, lo que lleva a que no vendan”, indicó.

“El pecado original fue restructurar la deuda; la jugada era seguir pagando; emitir bonos nuevos para pagar los viejos y patear para adelante para ganar tiempo. Pero ya paso; ¿quién va a invertir ahora?”, se preguntó.

En tanto, el analista jefe de otro importante banco internacional que también pidió hablar en off the record dijo que “las medidas básicamente apuntan a alentar la liquidación de exportaciones, pero, aunque el Banco Central recomponga reservas ahora, no es claro que la brecha se reduzca mucho en forma permanente y que esto termine acá”.

“¿Por qué no caería mucho la brecha en forma permanente? Porque el problema fundamental de un gran déficit financiado con emisión de pesos continua. Mientras eso siga, se esperará un nivel de precios más alto en el futuro y presionará en el tipo de cambio paralelo y jugará en contra de recomponer reservas”, explicó.

“Creo que a la larga tenderán a un mayor ajuste fiscal. Espero sea por las buenas y no por un golpe inflacionario descontrolado”, aclaró.

De todos modos, sostuvo que “parece difícil evitar una devaluación; si van a hacer el ajuste fiscal, es posible un desdoblamiento, pero no quita que suban el tipo de cambio oficial. Pero creo que no se sienten muy cómodos con un mercado libre para el dólar, aunque limitado a transacciones financieras”.

Si lo hicieran, “sería un mercado donde también intervengan. Por eso, difícilmente no terminen tocando el oficial. Tienen que aumentar las reservas y para eso deberían pedir dinero al FMI, pero tampoco les gusta la idea”.

Seguí leyendo:

“La gente que apuesta al peso siempre perdió”, reconoció el vicepresidente del Banco Central

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS