El escenario político no ayuda al desempeño de un mercado con bajos volúmenes de operación

Los nuevos bonos surgidos del canje de la deuda todavía no operaron a pleno y en las pantallas no ven las manos grandes en busca de títulos o acciones

Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof.
Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof.

Los nuevos bonos en circulación nominados en dólares casi no operaron. Hubo algunos negocios en pesos pero que no fueron representativos. Hoy deberían comenzar los negocios a 48 horas y el lunes se develará la incógnita de qué paridad les asigna el mercado.

La situación política no ayudará a una buena performance de los bonos. Siempre la confianza va acompañada de tranquilidad y comenzaron a surgir conflictos que la pandemia tenía tapados. A los reclamos de las fuerzas policiales, se les unió el del personal sanitario y otros gremios. El conflicto se está nacionalizando y cada uno de esos reclamos significan un gasto adicional mayúsculo que no entraba en los planes del Gobierno Nacional y, menos de los provinciales.

De hecho, se acaba de crear un fondo de asistencia para que la provincia pueda pagar los aumentos salariales a las fuerzas de seguridad, algo que no contemplaba el plan de seguridad que se anunció hace una semana. Ese plan tuvo corta vida. Ahora saldrá otro absolutamente distinto y más oneroso porque no son solo sueldos los que entran en la reforma, sino la modernización de la flota de vehículos y equipamiento de los agentes.

Por supuesto, complica a las provincias a las que obliga a endeudarse y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que le quitarán un punto de su coparticipación. Por eso, Horacio Rodríguez Larreta está pensando en acelerar la reapertura de actividades para incrementar la recaudación. De hecho, José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico y de la Producción de la ciudad de Buenos Aires, visitó un shopping para ratificar la reapertura de estos centros comerciales.

“Se les cayó el cielo encima”, describió un operador. Es que con menos capacidad de emisión y esta explosión del gasto, la economía comienza a tener conflictos que esperaba en el futuro a la salida de la pandemia.

En la plaza del dólar sucede algo similar. Los aumentos de los dólares alternativos no repercuten porque suceden con escasas operaciones por la falta de bonos. Pero cuando los nuevos bonos estén funcionando a pleno, ese mercado comenzará a recalentarse porque faltan estímulos para quedarse en pesos. Y si suben los dólares alternativos, el precio se puede trasladar a los costos de las empresas e influir en la inflación.

En la plaza mayorista, donde el dólar subió 7 centavos a $ 74,77 con negocios por USD 230 millones, el Banco Central tuvo que vender nuevamente USD 80 millones para satisfacer a los importadores.

Las compras de dólar ahorro que cotizó a $ 102,38 continuaron y significaron más pérdidas de reservas netas. Las reservas brutas están reflejando su vulnerabilidad. Cayeron USD 75 millones a 42.569 millones. En lo que va del mes perdieron USD 274 millones. La caída esta atenuada porque en los primeros cuatro días del mes los depósitos en dólares crecieron 252 millones, por el dólar ahorro que permanece en la cuenta de los compradores, a USD 17.411 millones, lo que se tradujo en aumentos de encajes y de reservas. Además, el oro aumentó 0,82% y contribuyó a que permanezcan más o menos estables.

Los dólares alternativos, tuvieron fuertes subas, pero con escasos instrumentos para negociar. El dólar Bolsa o MEP, aumentó $ 3,26 (+2,8%) a $ 119,67 y el contado con liquidación, 90 centavos (+0,8%) a $ 120,22.

En la plaza marginal, el dólar libre o “blue” ante la oferta de los que compraron dólar ahorro y hacen “puré”, bajó $1 a $131, el valor que tenía el lunes. Pero cuando los vendedores apresurados desaparezcan habrá problemas por la falta de vendedores que querrán conservar el billete de Estados Unidos en su poder todo el tiempo que puedan.

Las acciones, tuvieron una rueda de recuperación después del traspié del día anterior, pero con negocios por $ 849 millones. El monto de operaciones sigue marcando la ausencia de entusiasmo y de las grandes manos. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, logró un alza destacada. El despegue comenzó poco después del mediodía cuando este indicador estaba 0,65% arriba. A partir de allí comenzó una suba con pocos altibajos que la llevó a cerrar con un alza de 2,28%.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

Los papeles sobresalientes fueron CableVisión, que sumó una recuperación de 10,04% y Telecom, con 6,15% ¿Habrá alguna modificación en la ley que tiene media sanción y califica a esta actividad de servicio público o los últimos acontecimientos ponen en duda que el DNU pueda pasar el trámite de diputados? Los ADR’s argentinos –certificados de tenencia de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- no tuvieron una buena rueda. Las caídas superaron a las ganancias. IRSA (-5,9%), Cresud (-4,2%) y Corporación América (-2,7%), fueron los más afectados.

Los ADR’s de mejor comportamiento fueron los de Mercado Libre (+3,4%) que se repuso de una baja de casi 15 puntos en dos días. Telecom (+6,96%) y Ternium (+3,1%) fueron los otros destacados.

Para hoy se espera una rueda fluida con los nuevos bonos y el primer dato lo dará el indicador del riesgo país de la Argentina. De todas maneras, los títulos de la deuda no tienen un escenario tan favorable como para quitarle clientes al dólar billete.

Seguí leyendo:

El presupuesto porteño perderá el 31% de lo que recibe por coparticipación federal a manos de la provincia de Buenos Aires

Presión tributaria extrema: Argentina continúa liderando el ranking de los países que más impuestos cobran

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS