Una familia tipo porteña necesita ingresos de casi $70.000 para formar parte de la clase media

Así se desprende de un estudio del instituto estadístico porteño con datos al mes de julio. La linea de indigencia quedó en $ 22.857 y la clase acomodada tiene ingresos de por lo menos diez veces esa cifra

Una familia necesita ingresos entre 70.000 y 220.000 pesos para ser de la clase media porteña. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Una familia necesita ingresos entre 70.000 y 220.000 pesos para ser de la clase media porteña. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Una familia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de cuatro integrantes en donde los dos adultos trabajan necesitó en julio contar con ingresos de casi $70.000 para poder estar dentro de ese universo que se denomina clase media porteña.

Así se desprende del último informe de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad denominado Líneas de pobreza y Canastas de consumo para la Ciudad de Buenos Aires en donde se estableció que en julio pasado una familia tipo necesitó $22.857,76 para no ser indigente, $44.817,87 para no ser pobre, y sin contar con gastos de alquiler de vivienda.

El instituto de estadísticas porteño además de relevar el valor de la canasta, segmente en base a los ingresos en seis estratos a la sociedad. Así, y tomando como parámetro un hogar compuesto por una pareja mujer y varón de 35 años de edad, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años, establece que están en situación de indigencia aquellos que tienen ingresos entre $ 0 y $ 22.857,75. El siguiente estrato, denominado “en situación de pobreza no indigente”, es hasta $ 44.871,86 y un tercer estadio denominado “no pobres vulnerables”, tiene como techo 55.700,79 pesos.

Los sectores medios se dividen en “frágil” y “Clase media”. En el primero de los casos el piso es $55.700,79 y el techo es de $69.625,99. Y para poder ser clase media porteña, una familia con dos hijos tienen que obtener ingresos entre el techo del estrato anterior y los $222.803,19. A partir de esta última cifra aparecen lo que se denomina “sectores acomodados”.

Para poder observar este corte, el Indec porteño explica que se toma: hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos 1,25 veces la Canasta Total (CT), que el mes pasado fue de $55.701 y no alcanza 4 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

De estos números surge que una familia para formar parte de los sectores acomodados porteños necesitó alcanzar ingresos diez veces superiores a los que marcó la línea de indigencia.

Según explica el informe del Instituto del Gobierno de la Ciudad, este modelo de estratificar por ingresos brinda “la posibilidad de identificar a los sectores más desprotegidos de la sociedad en términos de situaciones de indigencia y de pobreza”. Pero, también señala que es de utilidad para dar cuenta “de la heterogeneidad de los sectores no pobres de manera de facilitar un análisis más integral de la situación social de la Ciudad de Buenos Aires, la de cada uno de los estratos definidos y su evolución en el tiempo”.

En el ámbito nacional, en julio, una familia tipo necesitó contar con ingresos de $ 44.521 para no caer en la pobreza, con un aumento del 39,4% respecto del mismo mes del año pasado, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La inflación en la Ciudad de Buenos Aires se ubicó en 1,6% en julio, por debajo del índice nacional que fue de 1,9%, y acumuló en un año un alza del 36,6%, según el informe mensual del Gobierno porteño.

Durante julio, la variación mensual respondió fundamentalmente a las subas en las divisiones: Recreación y Cultura, Alimentos y bebidas no alcohólicas, Equipamiento y mantenimiento del hogar, Transporte y Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, que en conjunto explicaron el 68,9% del alza.

Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 1,5%, contribuyendo con 0,26 puntos a la evolución mensual de los precios al consumidor. Los principales impulsos provinieron de Carnes y derivados (2,9%), Leche, productos lácteos y huevos (1,5%) y Pan y cereales (1,6%).

En términos interanuales, la división Alimentos y bebidas no alcohólicas continuó siendo la principal responsable del incremento de los precios minoristas, explicando el 19,6% de la variación del nivel general.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

El Gobierno promulgó la ley que establece el nuevo régimen para los biocombustibles

El marco regulatorio que establece un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2030. Luego, el Poder Ejecutivo Nacional podrá extenderlo “por única vez”, por otros cinco años más

El mercado le dijo otra vez al Gobierno que cree que habrá devaluación del peso y más inflación

En la licitación de deuda del Tesoro hubo pocos inversores voluntarios. Tampoco los bancos acudieron en masa para no “ensuciar” sus carteras. Solamente aparecieron aquellos inversores obligados por la falta de opciones para colocar los pesos

El BCRA perdió USD 2.000 millones de reservas en diez meses para que no se disparen el dólar MEP y el “contado con liqui”

Un informe de Rubinstein & Asociados indicó que a pesar de los mayores controles sobre los dólares financieros la entidad sacrificó sus reservas para contener la brecha cambiaria. En julio, la merma por esta vía llegó a USD 23 millones diarios

Reclamo empresario por la posible extensión de la doble indemnización y la prohibición de despidos: “Desincentiva a tomar empleados”

El Gobierno analizará con los datos sanitarios de los próximos meses si prolonga durante 2022 esas dos medidas, que son las más criticadas por el sector privado

Alerta por la sobreoferta de departamentos: hay más de 120.000 unidades publicadas y se concretan sólo 2.000 ventas por mes

Si bien los precios bajaron entre un 7 y 15% en promedio hay preocupación en el sector inmobiliario
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online