Pagar sin ir al cajero: cómo aprovechar las opciones para usar el dinero digital que creció con la cuarentena

Con el teléfono celular como protagonista principal, bancos y fintech aportan nuevas herramientas para hacer operaciones de compra y venta diarias sin efectivo en la billetera

La nueva normalidad deja atrás el uso del papel moneda en las transacciones cotidianas (REUTERS/Valentyn Ogirenko)
La nueva normalidad deja atrás el uso del papel moneda en las transacciones cotidianas (REUTERS/Valentyn Ogirenko)

La forma en que las personas hacen sus pagos en cada uno de sus consumos también se va acercando, a medida que se prolonga la cuarentena, hacia una “nueva normalidad”. A nivel mundial, se estima que 7 de cada 10 consumidores creen probable que la incorporación de pagos digitales en reemplazo del efectivo sea permanente y que la mitad de ellos planea usar menos billetes después de la pandemia, según un estudio de Mastercard.

En América Latina, desde el comienzo de la pandemia, dos tercios de los consultados afirman que están usando menos efectivo o que no lo utilizan en absoluto. En la Argentina, pese a tratarse del país del “solo efectivo”, los ejemplos de esta tendencia se acumulan y cada día los billetes encuentran vías para ser reemplazados.

Los hábitos de la cuarentena hicieron crecer el uso del dinero plástico. En julio, el consumo con tarjetas de crédito alcanzó un saldo de $682.000 millones, un 6,3% más que en junio y 64% en relación a igual mes del año anterior, claramente por encima de la inflación del período. “En los últimos tres meses el alza ha sido del 23,1%. A medida que se van incorporando nuevas actividades observamos un crecimiento, que reúne características de comodidad y flexibilidad más costos financieros relativamente más accesibles. Además, en julio se sumó el Hot Sale”, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

A nivel mundial, por primera vez hay datos firmes de que los pagos online comienzan a ser mayores a los pagos en comercios físicos

Los números de la campaña de ofertas online de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico explican gran parte del alza en el uso de tarjetas el mes pasado. En tres días, se vendieron de manera virtual 6,3 millones de productos de los rubros más diversos, con una facturación de $19.380 millones y un ticket promedio de 5.500 pesos.

En tres días, se vendieron de manera virtual 6,3 millones de productos de los rubros más diversos, con una facturación de $19.380 millones y un ticket promedio de 5.500 pesos

“Los pagos con tarjeta realizados durante la última semana de julio capturaron el efecto, fuerte y transitorio, de las promociones del Hot Sale, destacándose Hogar y Viajes”, observó BBVA Research en su informe de Seguimiento de Consumo en Tiempo Real.

Al mismo tiempo, la utilización de los pagos digitales sirve como indicador para predecir la evolución de la actividad económica. “Nuestro indicador de compras con tarjetas en tiempo real se halla correlacionado en casi 80% con el consumo de energía eléctrica en las industrias y grandes comercios, y con el indicador oficial de capacidad instalada de la industria”, resaltó el informe.

Según la visión del banco español, en julio el uso de las tarjetas indicó que se acható la recuperación económica que había aparecido en mayo y junio, en coincidencia con la vuelta a fase 1 de la cuarentena para el AMBA.

El crecimiento del comercio electrónico, incentivado casi por obligación durante la pandemia, es otro empujón para los medios digitales. Con ese fin, el 62% de los argentinos aumentó el uso de pagos digitales durante la pandemia y un 40% los utilizó por primera vez, según un estudio de Kantar. “Estos cambios eventualmente iban a suceder y estaba en nuestra agenda continuar la emisión en el mundo digital pero la cuarentena ha acelerado el proceso de la digitalización” dijo Agustín Beccar Varela, country manager de Mastercard para Argentina y Uruguay.

En esa empresa aseguran que, a nivel mundial, por primera vez hay datos firmes de que los pagos online comienzan a ser mayores a los pagos en comercios físicos. Y que junto con el auge del e-commerce, aparecen otros factores como el protagonismo excluyente del teléfono celular a la hora de pagar y la interacción con las fintech para aprovechar las nuevas demandas de pagos digitales.

En ese contexto, las tarjetas ven en las fintech un terreno propicio para explotar nuevas alianzas. Visa también transita ese camino, en el que tomaron protagonismo las tarjetas prepagas, una versión novedosa del mundo del dinero plástico.

Así, aparecen opciones como la recién lanzada tarjeta prepaga Visa emitida por Nubi, la fintech argentina aliada de PayPal. Según Sebastián Böttcher, CEO de Nubi, la tarjeta apunta a un mezcla de dos perfiles, al cliente bancarizado y al que se queda afuera de la banca tradicional, y “es la primera tarjeta Visa de un emisor no bancario en la Argentina. Somos una cuenta, no una billetera, unida a una tarjeta contactless, que incluso puede llevarse en los celulares con tecnología NFC”. Este detalle aborda otro factor impulsado por la cuarentena: los pagos sin contacto físico, simplemente acercando al POS la tarjeta o, incluso, el teléfono celular.

Junto con el auge del e-commerce, aparecen otros factores como el protagonismo excluyente del teléfono celular a la hora de pagar y la interacción con las fintech para aprovechar las nuevas demandas de pagos digitales

Gracias a su alianza con PayPal, Nubi ya tiene 200.000 cuentas operativas y planea, en dos años, colocar 500.000 tarjetas prepagas. “Hoy la mitad de los argentinos no están bancarizados y tenemos el gran desafío de generar una mayor inclusión financiera”, apuntó Böttcher. Trae como novedad un diseño vertical en ambas caras. La fintech cuentan que la tradición del diseño horizontal en los plásticos viene de las viejas máquinas con cupón de papel; el chip o el contactless se adecuan mejor a un diseño vertical.

Otra fintech que emite una tarjeta Visa prepaga es Naranja X, cuyo uso pone el foco en operaciones donde habitualmente manda el efectivo, tales como las transferencias entre personas (que crecieron un 90% durante la cuarentena), la recarga de saldo para el uso de los teléfonos celulares y la carga de las tarjetas del transporte público, como SUBE o Red Bus.

”Con nuestro producto NPos, ofrecemos soluciones de cobro a más de 80.000 comercios del país, registrando un crecimiento importante durante la pandemia. Rubros que normalmente suelen manejarse con efectivo, comenzaron a utilizar este medio de cobro para aceptar pagos con tarjetas en los locales o de manera remota, tales como carnicerías, verdulerías y kioscos, donde la facturación creció 300%”, explicaron en Naranja.

Rubros que normalmente suelen manejarse con efectivo, comenzaron a utilizar este medio de cobro para aceptar pagos con tarjetas en los locales o de manera remota, tales como carnicerías, verdulerías y kioscos

Según datos de Prisma Medios de Pago, la administradora de Visa, en el segundo trimestre de 2020 las tarjetas prepagas alcanzaron el 4,4% de las operaciones con tarjeta; un año antes, solo llegaban al 0,5%. Además, tuvieron un impulso fuerte en la emergencia de la mano de la tarjeta AlimentAR, una iniciativa oficial para asistir a los sectores más vulnerables de la población que, en muchos casos, sumará además hábitos de uso de dinero digital.

Facturas de servicios públicos

Una demanda clave para reducir el uso del efectivo en la cuarentena es la existencia de alternativas para pagar los servicios públicos. Sus facturas, presentes en los hogares de todos los niveles sociales, obligan en muchos casos a una doble salida a la calle: al cajero automático y a alguna red de cobranza. Las apps de bancos y fintech apuntaron a ese segmento.

Una demanda clave para reducir el uso del efectivo en la cuarentena es la existencia de alternativas para pagar los servicios públicos

Cuenta DNI, la billetera digital gratuita del Banco Provincia lanzada contrarreloj para facilitar el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) acaba de incorporar una función para pagar impuestos y servicios de todo tipo. La aplicación genera además una agenda de pagos adheridos con un listado de próximos vencimientos a modo de recordatorio.

La aplicación, según explicaron en el Provincia, ya cuenta con 2 millones de usuarios de los cuales un 70% no contaban con servicios bancarios. Ya fue utilizada en 2,3 millones de transferencias por más de $ 10.000 millones, en 670.000 recargas de celulares y tarjetas de transporte por $73 millones. Y se efectuaron 28.000 compras en comercios por 67 millones de pesos.

Al mismo tiempo, la cuarentena obligó a las empresas de servicios públicos a poner el ojo en los medios de pago para facilitarle las cosas a los usuarios y, por supuesto, reducir la morosidad. En el segundo trimestre del año, con las restricciones ya implementadas, la distribuidora de gas Naturgy recibió el 51,3% de sus pagos por vías electrónicas. En el mismo período de 2019, esa cifra había alcanzado a solo 36 por ciento.

El 70% de los 2 millones de usuarios de la Cuenta DNI son nuevos clientes para el Banco Provincia
El 70% de los 2 millones de usuarios de la Cuenta DNI son nuevos clientes para el Banco Provincia

Según explicaron en la empresa, la cuestión de las dificultades para cobrar las facturas es tan crítica que ese crecimiento de los canales electrónicos no llegó a compensar la caída de las cobranzas de los canales presenciales, provocada tanto por la crisis económica como por las dificultades del público no bancarizado para acceder a los canales digitales.

En ese sentido, las redes de cobranza extrabancaria debieron incorporar el pago con tarjetas a sus medios de pago para dar más posibilidades en sus 20.000 bocas de cobro en todo el país, luego de que fueran consideradas un servicio esencial y el gobierno les permitió volver a funcionar.

Las redes de cobranza extrabancaria debieron incorporar el pago con tarjetas a sus medios de pago para dar más posibilidades en sus 20.000 bocas de cobro en todo el país

“En el contexto de la pandemia y desde la reapertura como rubro esencial, notamos un aumento en las cobranzas con tarjeta de débito en la mayoría de nuestros locales. En paralelo, con el objetivo de que la gente tenga la misma experiencia de pago al alcance de su mano, actualizamos nuestra app para realizar el pago de facturas y recargas de celular entre otros servicios, todo con tarjeta de débito y sin necesidad de registrarse”, comentó Walter Barisone, director de Gire Rapipago.

En el ámbito de las empresas, la gran novedad que trajo la pandemia en materia de pagos digitales fue el despegue del cheque electrónico o Echeq. Si bien el instrumento existe hace un año, la limitada atención de las sucursales y el particular movimiento comercial de la cuarentena ayudó a su expansión. Mientras que en marzo se emitieron 27.000 Echeqs, en abril hubo más de 163.000, cifra que ya fue duplicada en julio. Los datos del Banco Central muestran que ya circularon más de 1 millón de cheques digitales, que son emitidos por 21 bancos.

En la pandemia, se disparó la cantidad de cheques electrónicos emitidos.
Fuente: BCRA.
En la pandemia, se disparó la cantidad de cheques electrónicos emitidos. Fuente: BCRA.

El Echeq simplifica la operatoria de los cheques a través de canales puramente digitales. “Entre sus beneficios se encuentra el endoso sin límite y la reducción de costos operativos que implica versus el cheque tradicional. Esto redunda en mayor seguridad y efectividad. Además, el Echeq minimiza los motivos de rechazo como defectos formales, errores escriturales, adulteraciones, extravíos o robos”, explicaron en el Banco Central.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online