Los inversores volvieron al dólar que, en todas sus variantes, abrió y terminó en alza

Los que tomaron ganancias siguieron comprando dólares y los más arriesgados, acciones. El mercado comienza a estudiar la fase que sigue: la negociación con el FMI

infobae-image

Y cada cual volvió a su juego. Los que tomaron ganancias siguieron comprando dólares y los más arriesgados, acciones. Por eso subió la divisa y las acciones que venían en caída, revirtieron la tendencia a media hora del final por la aparición de compradores de oportunidad que entran y salen con rapidez del mercado.

Ahora, todos esperan la siguiente fase de esta historia: la negociación con el FMI que va a volver a despertar del letargo a los inversores que apostarán a si hay acuerdo o no. La Argentina es una montaña rusa sin partes amesetadas.

Por eso, el dólar en todas sus variantes abrió y terminó en alza. El “blue” o dólar libre no solo aumentó $ 2 a $ 132, sino que quedó comprador para el viernes. “Hay que ver cuánto dura esto porque los compradores tienen plata porque es principio de mes”, señaló un operador hablando específicamente de ese mercado donde predominan pequeños y medianos jugadores. Los dólares alternativos, que concentran la atención de las manos más grandes, se recuperaron de sus traspiés del lunes y martes y subieron por segunda rueda consecutiva. El dólar Bolsa o MEP aumentó $ 4,51 (+3,8%) a $ 121,68. El martes. Cotizó a $ 116,28. En dos días recorrió un largo camino igual que el contado con liquidación que avanzó $ 4,07 (+3,4%) a $ 123,53 que contrastan con los $ 119,18 que valía hace tres ruedas.

En el mercado oficial, el dólar en bancos y casas de cambio subió a $ 76,89 y dejó al dólar “solidario” en $ 100. En la plaza mayorista, el Banco Central recuperó la menor devaluación de los días anteriores y el dólar aumentó 8 centavos a $ 72,70. Con estas modificaciones, la devaluación del mes será igual, pero el Central cambió su ritmo para no ser tan previsible. Hace tiempo devaluaba 8 centavos por día. Después comenzó a devaluar 12 centavos los lunes y 6 los días restantes. Ahora lo hace de otra manera. El lunes devaluó 24 centavos y el martes y miércoles 5 centavos. Una muestra de como cambió el humor de los participantes de esta plaza es que hasta hace poco se negociaban más de USD 500 millones y ahora se operaron nada más que USD 178 millones que obligaron a la entidad a vender 40 millones para satisfacer la demanda de los que están autorizados a comprar en ese mercado (importadores y empresarios con deuda en el exterior, principalmente).

infobae-image

En estas circunstancias, las reservas perdieron USD 30 millones porque la suba del oro (+0,74%) al récord de USD 2.084,70, fue afectada por un alza del dólar contra las principales monedas del mundo. Esto hizo que bajaran el precio del euro, la libra esterlina y el yen, entre otras divisas que atesora el Banco Central. Por eso, al final de la rueda quedaron en USD 43.345 millones.

La buena noticia, que hizo que las reservas mantuvieron este nivel, fue que el Banco Central renovó el swap en renminbi (Moneda del Pueblo) como se denomina a la moneda china (el yuan es la unidad) equivalentes a USD 18.200 millones a una tasa Shibor (Shanghai Interbank Offered Rate) más 400 puntos básicos, o sea más 4%. Si los yuanes no se utilizan, el país no paga intereses, porque la moneda es un asiento contable. Físicamente, sigue en China. Si en una emergencia el país decidiera utilizarlos, se activará la tasa de interés que a valores de hoy esta en alrededor de 6% anual.

Los bonos en dólares también soportaron el reacomodamiento de precios. Los que se destacaron fueron los de legislación local. El Bonar 2020 subió 0,87% y el Bonar 2024, 0,59%. Entre los de ley Nueva York, que son los que más importan porque están en los portfolios de los fondos del exterior, el Discount bajó 0,85% y el Par, 0,54%. La caída de estos títulos que son de largo plazo y tienen una gran incidencia en el riesgo país, hizo que subiera 29 unidades (+1,4%) a 2.056 puntos básicos.

infobae-image

La Bolsa, por su parte, padeció el humor que reina entre los inversores. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, comenzó con una suba de 0,23% a las 11.15 y a partir de allí descendió hasta 1,72% a las 12.20. Luego comenzó una tímida recuperación que se frustró a las 14.00 cuando estaba 0,31% abajo. A partir de allí hubo compras y ventas que mantuvieron el índice en terreno negativo hasta que a las 16.30 a media hora del cierre aparecieron decididos los cazadores de oportunidades y el S&P Merval no paró de subir hasta que al final de la rueda las pantallas marcaron un aumento de 0,18%. El monto de negocios volvió a los niveles habituales de la semana pasada con $ 2.679 millones. Lejos están los más de $ 5.000 millones del martes, el volumen más elevado del año. En otras palabras, mucha gente se fue del mercado.

Edenor fue el papel que más subió con 4,35%. Lo siguieron Banco Supervielle (+2,55%) y Ternium (+2,36%). Las caídas más significativas fueron las de BYMA (-3,92%) y las de YPF (-2,30%), afectada por la caída del petróleo en el mundo.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares en Wall Street- tuvieron una rueda mixta donde alzas y bajas se repartieron el protagonismo. Los ganadores fueron Loma Negra (+6,03%), Ternium (+4,76%) y Edenor (+4,58%). La contracara estuvo en Tenaris (-4,25%), YPF (-3,35%), Transportadora Gas del Sur (-3,19%) y Telecom Argentina (-2,66%).

El panorama para la última rueda indica que la demanda de dólares puede seguir porque la divisa terminó el día con tendencia compradora. Los bonos seguirán operando en calma. La Bolsa está en manos de los más arriesgados por lo que es imprevisible su comportamiento.

Seguí leyendo:

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS