Río Negro entró en default mientras espera las negociaciones de deuda de la Nación

Se venció el plazo de 30 días y no pagó USD 10,5 millones de intereses de un bono. La decisión se tomó en conjunto con la Casa Rosada ya que la provincia decidió esperar las negociaciones de la Nación para acordar con sus acreedores

La gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, habló con Alberto Fernández y tomó la decisión de esperar a que la Nación acuerde
La gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, habló con Alberto Fernández y tomó la decisión de esperar a que la Nación acuerde

Un llamado a la Casa Rosada, una conversación de unos minutos entre la gobernadora de Río Negro, Aravella Carreras, y el presidente Alberto Fernández y la administración provincial tomó la decisión.

La provincia de Río Negro se sumó al pelotón que comanda el país pero en el que están provincias como Chubut, Buenos Aires y Mendoza y ayer entró en default al no pagar un vencimiento por USD 10.5 millones luego de que se cumpliera el plazo de 30 días.

La decisión que tomó Carreras se encuadra en el camino que muchas provincias están tomando. El de incumplir pagos teniendo en cuenta que comparten acreedores con la Nación y, a partir de esto, apoyarse en la capacidad de negociación del ministro de Economía de la Nación Martín Guzmán que entienden que es mayor a la propia.

Los poco más de USD 10 millones que la provincia no pagó corresponden a la sexta cuota de intereses semestrales perteneciente a un bono por USD 300 millones con vencimiento en 2025 (el “Bono 2025”) que había sido suscrito en 2017 por el ahora senador nacional por Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, como parte del programa de obras públicas “Plan Castello”.

La deuda es un bono emitido por la gestión de Alberto Weretilneck, en la foto junto a la actual gobernadora Carreras
La deuda es un bono emitido por la gestión de Alberto Weretilneck, en la foto junto a la actual gobernadora Carreras

En su momento la explicación que esgrimió la provincia es que se vio afectada por la caída en la recaudación -regalías petroleras, turismo, más desaceleración general de la economía- y que, por consiguiente, necesita readecuar sus deudas. “Estamos hablando una baja de casi el 50% en el mes de mayo para la recaudación de los ingresos, sumando los provenientes de coparticipación nacional, recaudación provincial y regalías”, le dijo a Telam el ministro de Economía provincial, Luis Vaisberg.

Ahora, mediante un documento la provincia comunicó que “se encuentra en tratativas para llegar a un acuerdo con los bonistas tenedores de los títulos del Plan Castello por 300 millones de dólares, bajo el complejo escenario local e internacional producto de la pandemia”.

Aunque el pago es menor en el monto, poco más de 10 millones de dólares, el comunicado no hace referencia al vencimiento y señala que “se ha logrado mantener un diálogo fluido con los inversores”, ratificando que se mantiene la " voluntad de pago intacta” aunque, “hasta el momento no se ha conseguido alcanzar un acuerdo”.

Las provincia lentamente se encolumnan en la estrategia de Guzmán y esperan a que la Nación termine de acordar con sus acreedores
Las provincia lentamente se encolumnan en la estrategia de Guzmán y esperan a que la Nación termine de acordar con sus acreedores

Por si no había quedado claro que Río Negro se sumó a la estrategia de esperar a Guzmán, el comunicado publicado en la web del Ministerio de Economía provincial dice que ”la postura adoptada por la Provincia se encuentra en línea con los criterios y la estrategia correspondiente a las tratativas que viene llevando a cabo la Nación con los tenedores de sus bonos”.

“Era algo esperable, más en la situación en la que nos encontramos en donde parece que esta vez sí puede ser que sea la última oferta de la Nación. En este contexto, si no tenes acordado 100% el canje, lo más probable es que se tome este camino a la espera de lo que suceda con la Nación”, explicó a Infobae un hombre que suele asesorar a las provincias en sus procesos de reestructuración.

Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Neuquén, Salta, Jujuy, Santa Fe, Mendoza, Río Negro, Chaco, Entre Ríos, Tierra del Fuego y La Rioja, observan el calendario ya que en los últimos seis meses del año acumulan vencimientos de deuda por 1380 millones de dólares.

Si sólo se toma el mes de julio, los vencimientos programados para las provincias alcanza los 74 millones de dólares. En los próximos 30 días y mientras transcurre el plazo de renegociación que acordó el Estado nacional con sus acreedores, Buenos Aires tiene que enfrentar un vencimiento por USD 27 millones, Chubut uno de USD 15 millones, Neuquén otro de USD 8 millones, Salta tiene un vencimiento de USD 14 millones y Tierra del Fuego otro por 9 millones de dólares.

Seguí leyendo:

Nueva moratoria: Marcó del Pont dio detalles sobre el compromiso que el Gobierno les exige a las grandes empresas

Georgieva: “Los acreedores de la Argentina tienen que ver este como un momento de acción”



MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS