Los bonos y la Bolsa siguieron la tendencia de los mercados internacionales e hicieron una pausa. Si bien los inversores no dudan de que las negociaciones sacarán a la Argentina del default, el mercado se ha hecho adicto a las novedades de ofertas y contraofertas. Cuando hay silencio, detienen las compras porque comienzan las dudas sobre si las paridades que están pagando son las correctas.

Por eso el riesgo país aumentó 3,9%, a 2.573 puntos básicos. Los más afectados fueron los bonos largos con legislación extranjera. El Discount cedió 1,23% y el Par, 2,24%. Pero los bonos cortos con ley argentina que no inciden en la medición del riesgo, tampoco aportaron. El Bonar 2020 perdió 0,26% y el Bonar 2024, 0,59%.

En la plaza cambiaria, nada varió. El dólar oficial que cotiza en bancos y casas de cambio, donde el público bancarizado puede comprar hasta USD 200 por mes pagando un impuesto de 30%, cotizó a $71,15 con lo que sumado el impuesto que forma el llamado dólar solidario, lo pagó a $92. El dólar mayorista continuó con su letargo de devaluación de 0,10% diario. La divisa subió 9 centavos a $68,90 con negocios por USD 290 millones que le permitieron al Banco Central comprar 50 millones y subir sus reservas USD 78 millones a 42.749 millones.

Los dólares alternativos, que son la clave para la inflación esperadas porque los empresarios ante el nuevo cepo del Banco Central acudirán a él para importar, tuvieron un comportamiento alcista en el caso del dólar Bolsa que cerró a $108,27, unos 36 centavos por encima del día anterior. El contado con liquidación quedó sin cambios en $ 114,40 al igual que el dólar libre que finalizó en $ 123.

Por caso, la Fundación Libertad y Progreso estimó la inflación de mayo en 1,4% pero notó que en junio los primeros movimientos indican que va a haber un alza mayor de precios. Según Iván Cachanovsky, economista de la entidad, “todavía la inflación es baja y se explica principalmente por la existencia de Precios Cuidados, las naftas congeladas más las complicaciones de evaluación por la pandemia que impide medir mercados de barrio y hay que acudir a los grandes supermercados que suelten tener precios más bajos. Entonces se mide una realidad que está distorsionada. No es que el Indec mida mal, sino que está condicionado por la realidad. A futuro esperamos que la inflación sea más alta y hacía fin de año calculamos que puede tocar niveles más elevados aún, producto de la emisión monetaria que se está haciendo, salvo que apliquen una política monetaria contractiva”.

Una de las incógnitas es como incidirán los dólares alternativos en los precios, aunque ayer hubo una aproximación entre la UIA y el Banco Central para atenuar el efecto de tener que importar con dólar alternativo.

Según Cachanovsky los dólares alternativos van a incidir en precios y probablemente siga creciendo la brecha con el tipo de cambio. De hecho, en la primera semana de junio vimos indicios de que esa alza de precios va a concretarse”.

El día negativo se completó con la caída de la Bolsa que, después de subir 16% en tres días, terminó la rueda del jueves con una toma de ganancias que hizo que el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdiera 0,40%, un porcentaje mínimo comparado con las ganancias recientes. El monto de negocios de $1.491 millones, representa la mitad del alcanzado el martes pasado y un 30% menos que el del miércoles, lo que significa que los tenedores de acciones no estaban dispuestos a desprenderse de sus tenencias.

Las bajas no fueron notables. Comercial del Plata (-3,45%), Central Puerto (-3,20% y CableVisión Holding (-2,96%), fueron los más afectados. Los bancos, los que más subieron en las ruedas previas, fueron los menos afectados- Padecieron pérdidas inferiores a 1,50%, con alguna ganancia menor como la de Grupo Galicia de 0,06%. El papel que más subió en la rueda fue Telecom con 5,02% porque los inversores consideraron que es buena la relación entre los ingresos de la empresa y la rentabilidad.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares en Wall Street- tuvieron una rueda mixta. Entre los de mejor comportamiento estuvieron los ADR’s de Corporación América (+5,50%), Ternium (4,43%) y Edenor (+4,42%). La contracara fueron los papeles de Loma Negra (-4,44%) y Banco Supervielle (-2,76%).

La toma de ganancias fue saludable y el mercado quedó en buenas condiciones para seguir mejorando. Que la bolsa haya cedido tan poco de sus rentas, fue una sorpresa agradable y está en el buen camino. El dólar, parece no inmutarse y continúa avanzando a pesar de cepos y promesas de facilitar el acceso al dólar oficial. Mientras siga el atraso cambiario, la cobertura en dólares alternativos se mantendrá firme.

Seguí leyendo: