Prat Gay: “La oferta a los bonistas no es tan fuerte como la que propuso el Fondo, el Gobierno tiene la intención de acordar”

El ex ministro de Hacienda de Mauricio Macri dijo que la propuesta de su sucesor, Martín Guzmán, a los acreedores implica un ahorro de unos USD 60.000 millones en los próximos 10 años. Aún así lamentó que se tardó mucho, aunque celebró que se empiece a negociar

"Es un Gobierno que lleva ya cuatro meses amagando con una estrategia bastante errática, pagando algunos bonos no pagando algunos otros bonos. Diría que fueron 4 meses de default en cámara lenta y, con esta propuesta, sabemos que se abre una ventana de cinco semanas para negociar", dijo el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay
"Es un Gobierno que lleva ya cuatro meses amagando con una estrategia bastante errática, pagando algunos bonos no pagando algunos otros bonos. Diría que fueron 4 meses de default en cámara lenta y, con esta propuesta, sabemos que se abre una ventana de cinco semanas para negociar", dijo el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay

El ex ministro de Hacienda y ex presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay, dijo que la oferta del Gobierno para la reestructuración de la deuda no es tan agresiva como se esperaba luego de la recomendación del fondo de un recorte de hasta USD 85.000 millones para los próximos 10 años. Estimó que el recorte llegaría a USD 60.000 millones y que eso muestra la predisposición de negociar del ministro Martín Guzmán. También lamentó lo que consideró una demora en hacer conocer la propuesta, aunque celebró que sea razonable y que empiece un período de negociación.

“Creo que es una buena noticia que se abra la negociación. Es un Gobierno que lleva ya cuatro meses amagando con una estrategia bastante errática, pagando algunos bonos no pagando algunos otros bonos. Diría que fueron 4 meses de default en cámara lenta y, con esta propuesta, sabemos que se abre una ventana de cinco semanas para negociar. En ese sentido me parece que es un punto de partida tardío pero que hay que celebrar que se abran las negociaciones”, dijo el ex ministro en declaraciones a Radio Mitre.

“Respecto de la propuesta en sí, faltan detalles. Es muy difícil tener una conclusión definitiva. En principio, parece razonable concentrarse en el plazo de gracia y en la quita de intereses, dada la incertidumbre lo más importante en estos momentos es limpiar el panorama de vencimientos para Argentina para que pueda concentrarse en utilizar esos recursos en demandas más urgentes”, agrego.

“Más allá del relato del Gobierno de la pesada carga y de la deuda inmensa y demás, es muy baja la quita de capital, lo que revela que ellos coinciden con esta idea de que la carga viene mucho más por el lado de los intereses que por el del monto de la deuda en sí”, analizó además, antes de estimar cuál es el ahorro financiero que generaría la operación en caso de ser aceptada por los acreedores.

“La referencia que hay que tomar, porque es la única que tenemos más o menos seria y acordada con el Gobierno, es el primer documento del Fondo Monetario que presentó hace algo menos de un mes y que trabajaba con distintos escenarios de deuda. Y el Fondo decía que quizás era necesario que Argentina propusiera ahorros de hasta USD 85.000 millones. Lo que vimos ayer son USD 41.000 millones en la parte de la Ley Extranjera. Si el Gobierno le diera el mismo tratamiento a la parte de Ley local estaríamos hablando de un ahorro a lo largo de 10 años sobre todo de intereses de USD 60.000 millones. Por supuesto que es una propuesta fuerte, pero es mucho menos fuerte de lo que llegó a proponer el Fondo y yo creo que eso revela que el Gobierno tiene la intención de acordar”, dijo.

El ex funcionario de Mauricio Macri, que supo ocupar el Ministerio de Hacienda y Finanzas durante el primer año de Gobierno de Cambiemos, comparó el acuerdo propuesto por Guzmán con la negociación que le tocó encabezar durante su período en Economía.

“A mi me tocó con mi equipo resolver el tema de los holdouts, y hay algunos puntos de unión porque la propuesta se parece mucho a la que terminamos haciendo nosotros. Nosotros hicimos una quita fuerte en los intereses, de casi un 60%, terminamos pagando un interés a los bonistas que tenían sentencia firme en los Estados Unidos muy por debajo de lo que nos pedía la sentencia, del orden del 2,9%. En esta propuesta Guzmán ofrece 2,33% pero no olvidemos que hoy las tasas de interés en el mundo son cero”, dijo.

“La gran diferencia es que nosotros negociamos antes de hacer pública la propuesta, no después. Y creo que esta es la preocupación que tenemos todos en estos momentos. No alcanza con una propuesta razonable, el problema se resuelve con la propuesta y la negociación. Hay que convencer a los acreedores, hay que tener la muñeca de negociar con ellos y eso no se ha visto todavía, esperemos que aparezca en estos días”, concluyó.


Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online