En términos reales, el peso argentino se aprecia fuerte en comparación con las monedas de la región. (Reuters)
En términos reales, el peso argentino se aprecia fuerte en comparación con las monedas de la región. (Reuters)

A nivel cambiario, se replicó otra rueda en la que el Banco Central continuó apegado a la estrategia de validar un gradual deslizamiento del dólar mayorista, que este jueves se ofreció al cierre a $64,72, con ascenso de 15 centavos.

En el transcurso de 2020, el dólar interbancario marca un alza de 8,1 por ciento.

La autoridad monetaria, ayudada por las estrictas restricciones que pesan sobre el mercado de cambios local desde el 28 de octubre pasado, escinde la evolución del tipo de cambio formal de lo que ocurre en otros países emergentes, cuyas divisas acusan profundas depreciaciones que siguen reduciendo el “colchón” de la competitividad local.

En Brasil, el dólar comercial se afirma en los 5,28 reales, con un ascenso de 31,3% en poco más de tres meses transcurridos en 2020.

“El mercado de cambios mayorista continúa operando con una leve tendencia alcista, dentro del marco regulatorio del Central y ante las devaluaciones que se van dando en las monedas de la región por el temor ocasionado frente a la pandemia de coronavirus”, indicó Portfolio Personal Inversiones.

En tanto, la liquidación de divisas realizada por las empresas agroexportadoras cayó un 6,9% interanual en marzo y un 16,6% interanual en el primer trimestre del año, en parte debido a la cuarentena obligatoria en la Argentina, dispuesta a partir del 20 de marzo, para combatir el coronavirus.

En 2020 el dólar mayorista sube un 8%, pero el “contado con liqui” trepa un 19%

De acuerdo a CIARA-CEC (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y Centro Exportador de Cereales), que nuclea a las compañías exportadoras y procesadoras de granos más grandes de Argentina, en marzo sus asociados liquidaron USD 1.064 millones, mientras que entre enero y marzo esa cifra ascendió a 3.493 millones de dólares.

Según el economista Amílcar Collante, de CeSur, la liquidación de exportadores del agro de marzo fue USD 439 millones inferior al promedio registrado en el quinquenio 2015-2019.

En el promedio de bancos del microcentro porteño, el billete verde es ofrecido en las transacciones electrónicas a $86,63 al público, con la aplicación del impuesto “solidario” del 30 por ciento.

“A pesar de la mayor demanda transaccional de pesos reciente por parte de los agentes económicos, las brechas respondieron al clima de mayor aversión al riesgo y así es que se reacomodaron al alza, toda vez que su dinámica actúa como ‘termómetro’ de dolarización más libre que el dólar oficial regulado”, precisó el economista Gustavo Ber.

Las paridades bursátiles, ajenas al “cepo” cambiario, se mantuvieron por encima de los 88 pesos para el “contado con liquidación” y el dólar MEP.

La mayoría de monedas de América Latina retrocedieron respecto del dólar, en una rueda de negocios volátil –aunque con ganancias en Wall Street–, mientras persisten los crecientes temores sobre la economía global en medio del contagio del coronavirus.

La percepción de una recesión en las economías centrales, con claro impacto para la actividad de las economía emergentes, se profundizó tras conocerse por la mañana que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo se disparó a un récord de 6,65 millones de personas en la última semana, muy por encima de la estimación de 4 millones trazada por los bancos de inversión internacionales.

Los inversores se desprendieron de las monedas de la región a cambio del dólar, considerado más seguro, por temor a que los cierres de empresas y las medidas de aislamiento en todo el mundo hundieran a la economía.


SEGUÍ LEYENDO: