El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el titular de la cartera económica, Martín Guzmán, anunciaron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que abarcará a todas las trabajadoras de casas particulares, tanto formales como informales, y será compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH). (Foto: Presidencia de la Nación)
El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el titular de la cartera económica, Martín Guzmán, anunciaron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que abarcará a todas las trabajadoras de casas particulares, tanto formales como informales, y será compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH). (Foto: Presidencia de la Nación)

El Gobierno anunció este lunes la entrega de $10.000 por única vez en abril a 3,6 millones de familias cuyos ingresos dependen de un trabajador informal, empleada doméstica o monotributista de las categorías A y B (con topes anuales de $208.739 y $313.108 respectivamente), en el marco de las medidas implementadas para proteger a los sectores más vulnerables de los efectos económicos del coronavirus. En ese contexto, economistas y tributaristas consultados por Infobae destacaron la medida oficial al tiempo que señalaron que aún faltan anuncios destinados a paliar la situación de las pymes que no pueden hacer frente al pago de salarios de sus empleados en medio de la caída de la producción y las ventas por la cuarentena obligatoria en medio de la pandemia de coronavirus.

Asimismo, coincidieron al señalar que la Argentina no tiene las condiciones económicas y financieras para llevar adelante este paquete de medidas de salvataje que se vienen anunciando en los últimos días. En ese sentido, los especialistas alertaron por una mayor emisión de dinero que devendrá en mayor “impuesto inflacionario” y un aumento en la brecha entre el tipo de cambio oficial y los dólares paralelos.

“La medida cubre una parte no contemplada hasta ahora, es correcta, el tema es que Argentina no tiene capacidad para financiar esos estímulos. En el corto plazo se va a emitir. Luego, veremos cómo se retiran los pesos, pero hay que pasar la cuarentena. Lo que sigue sin estar en el radar del gobierno es como las empresas pequeñas y los comerciantes van a pagar sueldos, alquileres o impuestos la semana que viene”, señaló Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios.

El beneficio del IFE alcanzará al empleo doméstico. (Shutterstock)
El beneficio del IFE alcanzará al empleo doméstico. (Shutterstock)

Sostuvo que los monotributistas, autónomos y pequeños empresarios “esperaban ansiosamente las medidas que iba a anunciar el Gobierno, ante la grave crisis que están sufriendo por la pandemia del coronavirus”. Y agregó que, sin embargo, se esperaba la eximición o prórroga del pago de las cuotas del monotributo como también la prórroga de vencimientos impositivos.

Para Domínguez, el anuncio realizado por el Ministro de Economía y el Ministro de Trabajo no contempla a la mayoría que están atravesando la crisis. “Los autónomos y pequeños empresarios deberán esperar nuevas medidas”, destacó.

En esa misma línea se expresó el tributarista César Litvin. En declaraciones a Infobae dijo que el anuncio para monotributistas “es bueno” pero que aún se están esperando otras medidas como “la prórroga de impuestos para pymes”.

La medida cubre una parte no contemplada hasta ahora, es correcta, el tema es que Argentina no tiene capacidad para financiar esos estímulos.

Asimismo, el ex secretario de Finanzas Daniel Marx señaló que la liquidez de varias empresas, pymes o grandes, que ven interrumpidos sus ingresos regulares, requieren solución inmediata. Consultado acerca de si resulta necesaria una prórroga de vencimientos para estas empresas afirmó que “podría ser una posibilidad”, aunque aclaró que “en determinados casos, no alcanza”.

Según Federico Moll, economista de la consultora Ecolatina, el anuncio oficial “es un paquete súper razonable pero en otra economía”. Consideró que el problema es que la situación financiera y fiscal de Argentina es muy compleja y que otros países que tienen superávit pueden llevarlo a cabo.

“La cuestión es cómo va a ser financiado. Si todo se va a financiar con impuesto inflacionario la situación en términos de brecha cambiaria va a ser compleja. También la actividad, las exportaciones y las importaciones se van a resentir”, analizó.

Y añadió que la presión sobre el Banco Central ya era fuerte antes del brote de coronavirus y que si se le suma un déficit de dos puntos del PBI -por todo el paquete económico anunciado- “la situación se puede tornar complicada”.

La liquidez de varias empresas, pymes o grandes, que ven interrumpidos sus ingresos regulares, requieren solución inmediata (Daniel Marx)

Miguel Zielonka economista de Econviews dijo que el estímulo para monotributistas es del 0,15% del PBI y remarcó que este gasto se suma al paquete ya anunciado por otro punto del PBI, al tiempo que el economista Iván Carrino afirmó que el anuncio del Ingreso Familiar de Emergencia implica un gasto adicional equivalente al monto del déficit primario de enero y febrero de este año, sumados.

Cabe destacar que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que anunció hoy el Gobierno nacional abarcará a todas las trabajadoras de casas particulares, tanto formales como informales, y será compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH), se informó oficialmente.

Desde el Gobierno se aclaró que el beneficio no hará distinción entre aquellos que tienen un empleo formalizado o en negro, ya que la actividad no figura entre las exceptuadas a someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio vigente desde el viernes en todo el país.

La aclaración responde a que además de las trabajadoras domésticas cuyos empleadores realizan el aporte de sus cargas sociales mensualmente, existe -según cifras de la Organización Internacional del Trabajo en base a cifras gubernamentales- un millón de trabajadoras domésticas en la informalidad y la desprotección social.

Seguí leyendo: