AP
AP

La ilusión duró un día. El mercado overnight, que comienza a operar a las 21.00 hora local, en sus primeras cinco horas de operaciones adelantaba la caída del miércoles de la Bolsa de Nueva York y confirmo que el alza del martes fue apenas un efecto rebote.

Las medidas audaces de la Reserva Federal (FED) -el Banco Central de los Estados Unidos- que replicaron las que había tomado en la gran crisis de 2008 cuando se pinchó la burbuja inmobiliaria, fueron flor de un día. El Banco Central norteamericano anunció que reabrió la ventanilla para prestar directamente a empresas pequeñas y medianas y a familias. Esto es ponerle dinero en el bolsillo a la gente y darles a empresas tasas privilegiadas sin intermediación de los bancos.

Pero la euforia duró una rueda. Los que ganaron ahora son vendedores y el Dow Jones estaba casi 3% abajo. Puede repetir la historia. En ocho de las últimas diez ruedas tuvo que interrumpir la sesión por quince minutos porque los papeles sobrepasaron las caídas límite de 7%. El S&P 500, el índice más amplio, estaba casi 3,20% abajo y el Nasdaq de las acciones tecnológicas, caía 3,51%.

En Europa, los números también estaban en rojo. El DAX de Alemania perdía 2,03% y el FTSE de Londres, 2,89%. Sobre París y Madrid, no había operaciones overnight. El Euro Stoxx que mide las 50 acciones más importantes de la Unión Europea, estaba con una caída de 2%. La tendencia estaba en aumento por lo que la rueda del miércoles puede marcar retrocesos importantes. Las medidas que tomaron los países europeos para aliviar la economía, fueron tan generosas como la de los Estados Unidos, pero tampoco alcanzan porque 24 horas después los inversores recuerdan que el coronavirus continúa siendo un problema.

En Asia, las bolsas que operan durante la noche de Occidente, estaban en territorio positivo porque tenían el viento a favor de lo que había pasado en la rueda del martes de Occidente, pero daba la sensación de que no se podían sostener esas alzas. Por eso el Nikkei de Tokio que había tocado 2,50% en la cuarta hora de operaciones, una hora después recortaba el alza a 1,29% y tal vez termine la rueda en rojo. El Hang Seng de Hong Kong estaba con un alza de 0,85% y el China A50, aumentaba 1,67% y aparentaba ser el indicador más sólido.

Foto de archivo de un hombre con una máscara protectora para el coronavirus caminando delante de una pantalla que mueestra los movimientos del índice Nikkei en Tokio. Mar 6, 2020. REUTERS/Issei Kato
Foto de archivo de un hombre con una máscara protectora para el coronavirus caminando delante de una pantalla que mueestra los movimientos del índice Nikkei en Tokio. Mar 6, 2020. REUTERS/Issei Kato

El petróleo mostraba una reacción que no podía reflejar lo que sucedería cuando abran los mercados el miércoles, porque sus mejoras no eran sustentables. El WTI, el crudo de referencia en Estados Unidos, aumentaba 0,90% y el Brent de Europa y que es el que rige para los precios de la Argentina, mejoraba 1,60%, pero a la apertura había superado 2% de suba.

La soja era una buena noticia para los argentinos porque estaba 1,20% arriba. El oro, el otro refugio en tiempos de crisis, pronosticaba leves alzas de 0,30%.

El panorama no ayuda a la Argentina que verá castigado de nuevo sus bonos que perdieron hasta 6% el martes. El riesgo país que está en 3.611 puntos, 1,70% por encima del lunes, puede encaminarse hacia los 4 mil puntos. En junio de 2005, el antecedente que marcó el récord, estaba en 6 mil puntos. La Argentina estaba en default. Encaminarse a los 4 mil puntos complica más la negociación porque refleja que tiene en su poder bonos que caen de valor rápidamente y los acreedores van a ponerse más firmes porque no querrán perder con los nuevos bonos que tendrían quita de capital e intereses y prolongación de plazos.

Que los dólares alternativos hayan tenido fuertes bajas es un buen augurio para la licitación de bonos del Tesoro del jueves por poco de más de $ 500 mil millones. El Gobierno busca canjear títulos que vencen a corto plazo por otros que venzan a partir de 2021, 2022, 2023 y 2024, todos indexados por la inflación.

El dólar Bolsa o MEP perdió $ 1,32 (-1,4%) y cerró a $ 86,90, mientras el contado con liquidación bajó $ 1,77 (-2%) a $ 88,17.

En el mercado libre, el dólar marginal cotizó a $ 85 y superó al dólar solidario que está en $ 83,85. La diferencia entre ambos tipos de cambio ahora es irrelevante porque no hay viajeros al exterior.

También se aceleró la devaluación del peso en el mercado mayorista oficial donde el dólar cerró con un aumento de 12 centavos a $ 63,14. De esta manera, el gobierno recupera lo que no podrá devaluar durante el próximo feriado de lunes y martes.

Traders are seen at the Stock Exchange in Buenos Aires on August 12, 2019. - The Buenos Aires stock exchange plunged 10 percent at the start of operations on Monday following liberal President Mauricio Macri's crushing defeat in party primaries over the weekend. Markets reacted with jitters to Macri's massive re-election blow as the peso also went into free fall against the dollar, dropping from 46.55 on Friday to 60. (Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)
Traders are seen at the Stock Exchange in Buenos Aires on August 12, 2019. - The Buenos Aires stock exchange plunged 10 percent at the start of operations on Monday following liberal President Mauricio Macri's crushing defeat in party primaries over the weekend. Markets reacted with jitters to Macri's massive re-election blow as the peso also went into free fall against the dollar, dropping from 46.55 on Friday to 60. (Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)

El dólar en bancos y casas de cambio, perdió 13 centavos y cerró a $ 64,96.

La Bolsa pudo haber tenido una rueda mejor, pero fue opacada por la caída de más de 9% de YPF, un papel que no encuentra el piso porque acompaña la baja del petróleo. Además de su mal balance de 2019, tiene que soportar la carga de los precios de los combustibles controlados y la caída de la actividad en Vaca Muerta.

Por eso, el S&P Merval subió apenas 0,49% con negocios por $ 830 millones, ($ 100 millones menos que la rueda anterior). YPF es una de las acciones que más incide en la confección del índice de las empresas líderes. Telecom (-12,86%) fue el otro papel castigado junto a Edenor (-7,93%). Los ganadores fueron las entidades financieras. Banco Supervielle aumentó 8,08%; BBVA 6,33% y Macro, 5,47%. Pampa Energía (+6,48%), también tuvo una buena rueda.

Entre los ADR’s argentinos -certificado de acciones que cotizan en Wall Street- sobresalió Corporación América (+18,54%) aunque pierde 50,59% en lo que va del año porque la cancelación de vuelos incide en su balance. La misma empresa ha recomprado sus papeles y no faltan los que apuestan a un fuerte rebote cuando se supere la pandemia.

Las acciones de YPF cotizaron a USD 3,29 (-8,12%). Hace una semana alcanzaban a 5,50 dólares. La valuación de la empresa está en sus mínimos históricos. En el mes perdió 56% de su precio en dólares.

Lo que sucederá hoy tiene pronóstico reservado. Los bonos y las acciones pagarán el costo de este martes que apunta a ser otro día fatídico para el mundo.

Seguí Leyendo: