Traders work on the floor of the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., March 12, 2020. REUTERS/Brendan McDermid
Traders work on the floor of the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., March 12, 2020. REUTERS/Brendan McDermid

El martes se perfila para ser un día de rebotes en los principales mercados de mundo. En este contexto se espera que los cazadores de oportunidades aparezcan y compren las acciones a precios de liquidación.

Sin embargo, hay un grupo que se queda con las acciones en su poder porque sabe que apenas se pueda detener la pandemia las empresas y las materias primas recuperarán rápidamente el terreno perdido y las ganancias en dólares pueden tener hasta 3 dígitos.

Los primeros números del mercado overnight que opera apostando a los precios de apertura de los mercados de Occidente, indican que Wall Street, que el lunes perdió todas las ganancias logradas desde que asumió Donald Trump, puede subir en promedio más de 5%.

El comienzo del mercado fue decididamente al alza y se mantuvo algunas horas después.

También reacciona el DAX, el índice de acciones de la bolsa alemana, con 3%. El IBEX de Madrid no tenía suerte y vive el drama del coronavirus sin días de consuelo, por eso estaba 8,44% abajo igual que París y Milán. El Eurostoxx que mide las 50 principales acciones europeas mostraba avances de 3,40%.

El VIX que tocó un récord de 84 puntos y que es conocido como el índice del pánico, retrocedía casi 10%. Este indicador se calcula tomando los precios de fin de mes de las 500 acciones del índice S&P.

En Asia, las recuperaciones eran más tímidas. El Nikkei de Tokio estaba después de tres horas de rueda, 0,63% arriba. Una situación similar vivía el Hang Seng de Hong Kong.

El petróleo tenía recuperaciones dispares. El WTI, que es el que toma como referencia Estados Unidos, recuperaba casi 4% de su valor, mientras el Brent que rige en Europa y la Argentina, estaba subiendo 2%.

La soja apenas crecía 0,56% y está cerca de perforar el piso de los USD 300 por tonelada lo que colocaría al agro argentino en una situación crítica.

Traders work on the floor of the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., March 12, 2020. REUTERS/Brendan McDermid
Traders work on the floor of the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., March 12, 2020. REUTERS/Brendan McDermid

En la Argentina, el rebote del martes puede ayudar a aliviar el riesgo país que se encamina decididamente a los 4.000 puntos. El lunes creció 14,2% y se ubicó en 3.544 puntos lo que muestra que los precios de los bonos en dólares, que cayeron hasta 10%, son de default y tienen demanda de los holdout conocidos popularmente como fondos buitre.

El dólar por fortuna mantuvo la calma. En la plaza oficial el que se vende en bancos y casas de cambio, subió apenas 4 centavos a $ 65,09, mientras el mayorista tuvo un día de alzas que duplicaron las que venía teniendo. La divisa cerró en este mercado con un aumento de 14 centavos a $ 63,04. Se cree que el Banco Central busca recuperar el precio por los dos días feriados de la semana que viene, donde la divisa no tendrá operaciones.

El dólar libre, continuó en $ 84 y sigue por encima del dólar solidario que cotizó a $ 83,85. En esta diferencia de precios se ve el fuerte recorte de viajeros al exterior. Las fronteras y las cuarentenas, disuaden de cualquier intento. Es más, la deuda argentina se conversa por Skype para evitar los viajes de los representantes de los acreedores.

Los dólares alternativos, tomaron rumbos diferentes. El dólar Bolsa o MEP bajó 5 centavos a $ 88,17, mientras el contado con liquidación subió 47 centavos a $ 89,94.

Las reservas siguieron en baja por la caída de las principales monedas y del oro ante el dólar. Se perdieron USD 53 millones y quedaron en 44.306 millones.

Hoy puede ser un buen día para la Bolsa y los bonos pueden detener su caída y hacer retroceder mínimamente el riesgo país que inevitablemente se encamina hacia los 4.000 puntos básicos porque a la salida de los inversores de los bonos hay que sumarle el aumento de los títulos del Tesoro norteamericano, que ahora rinden 0,78%, que es la referencia para hacer el cálculo.

Las acciones líderes que se agrupan el S&P Merval que perdieron 0,97% con negocios por $ 968 millones, pueden recuperar una parte de las pérdidas.

Foto de archivo de un hombre con una máscara protectora para el coronavirus caminando delante de una pantalla que mueestra los movimientos del índice Nikkei en Tokio. Mar 6, 2020. REUTERS/Issei Kato
Foto de archivo de un hombre con una máscara protectora para el coronavirus caminando delante de una pantalla que mueestra los movimientos del índice Nikkei en Tokio. Mar 6, 2020. REUTERS/Issei Kato

Hay empresas que saldrán a ayudar la recuperación recomprando sus acciones a estos valores y otras que tienen un atractivo natural como YPF que en el año perdió casi 60% de su valor y medida en dólares cotiza a 3,82. Las petroleras serán las primeras en recuperarse apenas pase la crisis de la pandemia. También están en la lista de las que tienen precios de oferta, Aluar que lleva acumuladas pérdidas por 45% en el año. Los bancos que lideraron las bajas, van a tardar un poco más en rebotar en el futuro, porque el temor del mercado es que se incremente la mora de pago de créditos de las empresas y porque la baja de los bonos y acciones, hacen disminuir sus ingresos ya que los bancos tienen una parte de su cartera colocada en estos activos.

Banco Macro, por caso, está recomprando sus papeles, una estrategia que siempre le da buenos resultados porque los adquiere cuando tocan el piso. El lunes, la acción de la entidad perdió 12,06%. Pero el banco más afectado fue Galicia con una caída de más de 17%.

La Bolsa es hoy una vitrina de empresas que tienen valor de oferta porque valen la décima parte de su valor real. Es otra oportunidad de negocios.

De la misma manera que antes la gente compraba un terreno para ganar dinero con el tiempo, ahora el tema pasa por comprar acciones en precios irrisorios y guardarlas un largo rato porque en algún momento darán ganancias importantes de tres dígitos en dólares.

Seguí Leyendo: