El BCRA avanzó con una nueva baja de la tasa de referencia, que pasó del 50% al 48%

La baja fue de dos puntos y ya acumula 15 desde que asumió Miguel Pesce al frente del Central. La decisión fue tomada en base a las condiciones recesivas de la economía

Foto de archivo. Vista panorámica de la fachada del Banco Central de la República Argentina, en Buenos Aires. 2 de septiembre de 2019. REUTERS/Agustín Marcarián.
Foto de archivo. Vista panorámica de la fachada del Banco Central de la República Argentina, en Buenos Aires. 2 de septiembre de 2019. REUTERS/Agustín Marcarián.

El directorio del Banco Central (BCRA) dispuso hoy una nueva baja del límite inferior de la tasa de interés de LELIQ de 2 puntos, pasando de 50% a 48%.

Esta baja del piso de la tasa es la quinta que lleva a cabo la entidad dirigida por Miguel Pesce. La primera baja había sido el 19 de diciembre, de 63% a 58%, la segunda, el 26 de diciembre, de 58% a 55%, la tercera el 9 de enero del 55% al 52% y la cuarta el 16 de enero del 52% al 50%.

“La decisión fue adoptada considerando las condiciones recesivas en las que se ha venido desempeñando la economía, y con vistas a definir un sendero de tasas de interés compatible con la recuperación económica”, afirmó el Central a través de un comunicado.

<b>“La tasa de interés de política se considera en valores adecuados tomando como referencia la desaceleración inflacionaria que comienza a evidenciarse”, destacó la autoridad monetaria</b>

Según la entidad, las recientes modificaciones a las subastas de Leliq, que implicaron una extensión del plazo de los pasivos remunerados del Banco Central, “redundan en una baja de la tasa de interés de referencia en términos efectivos, mejorando también las expectativas con respecto al desempeño de la tasa de política monetaria y favoreciendo un control más eficiente de las condiciones de liquidez.

“La tasa de interés de política se considera en valores adecuados tomando como referencia la desaceleración inflacionaria que comienza a evidenciarse”, destacó la autoridad monetaria.

Y agregó que su directorio apunta a un manejo de tasas de interés que permita gravitar hacia el equilibrio del mercado monetario que potencie el ahorro y el financiamiento en pesos.

La medida se adoptó días después de que la entidad afirmara que mantendría las tasas en un terreno positivo en términos reales, para no alentar un aumento desmedido del dólar y un incremento de los precios.

El lunes pasado afirmó que, dado que existen componentes inerciales en el proceso inflacionario y el carácter acotado del mercado de crédito local, “el intento de reducir la inflación apelando exclusivamente a la vigencia de tasas de interés reales excesivamente elevadas demostró su ineficacia y su carácter eventualmente contraproducente”.

En ese sentido, destacó que el nivel de tasa de interés real debe preservar la estabilidad financiera y externa de la economía, y debe ser compatible con el financiamiento de la producción y la construcción de una curva de rendimientos a mayor plazo, favoreciendo el ahorro en pesos. Esto último supone un manejo de tasas de interés donde se evitará que caiga en niveles reales negativos”, aclaró el BCRA en sus lineamientos de política monetaria.

Las Leliq comenzaron a implementarse en 2018, primero como una opción a las Lebac y luego como su reemplazo. A diferencia del instrumento desactivado a fines de ese año, al que también tenían acceso los pequeños inversores y contaba con varios plazos de vencimiento a partir de los 28 ó 35 días, las Leliq se operan sólo entre entidades financieras y su plazo habitual es de 7 días.

Para Federico Furiase, director de la consultora Eco Go, “es arriesgada la jugada del Banco Central de continuar con la baja de tasa en un contexto de presión en la brecha, incertidumbre en torno a la negociación de la deuda en dólares y con tasas reales (Badlar) que empiezan a ser negativas en el margen contra la inflación esperada”. “Sobre todo cuando se pretende renovar los fuertes vencimientos en pesos que se vienen con las Letras del Tesoro”, remarcó.

“Bajar la tasa y empezar a mover el tipo de cambio oficial bajo la incertidumbre en torno a la negociación de la deuda en dólares, los altos vencimientos de bonos en pesos y la demanda real de dinero golpeada, podría complicar la coordinación de expectativas”, sostuvo en declaraciones a Infobae.

Baja de tasas en los bancos

En este contexto, se informó que los bancos privados nacionales nucleados en Adeba están bajando la tasa de interés del 60% al 45% para sus líneas de préstamos personales, luego de reuniones mantenidas con Pesce.

Según el relevamiento de Adeba, el monto total de los préstamos que ofrecerán sus bancos se acercaría a los $4.000 millones.

Al respecto, Javier Bolzico, presidente de Adeba, señaló: “Se espera que continúe la reducción de las tasas de interés de los préstamos bancarios. Hace unas semanas los bancos salieron a ofrecer líneas de créditos especiales para pymes y comercios con tasas del 40%. Estos días los bancos están ofreciendo líneas de préstamos personales con tasas en torno al 45% anual”.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online