El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, analizaron recientemente un posible recorte a la coparticipación destinada a la Ciudad de Buenos Aires
El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, analizaron recientemente un posible recorte a la coparticipación destinada a la Ciudad de Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires fue la más beneficiada en la distribución geográfica del Presupuesto ejecutado en 2019 y junto a la provincia homónima fueron receptoras del 60,66% de los recursos repartidos entre los 24 distritos, en un año en el que la administración de Horacio Rodríguez Larreta inauguró varias obras públicas con financiamiento nacional, como el Paseo del bajo y los viaductos sobreelevados de los ferrocarriles Mitre y San Martín.

De acuerdo con los datos informados por el Ministerio de Economía en el Presupuesto Abierto, la ciudad autónoma fue el destino del 23,36% del gasto ejecutado hasta el 26 de diciembre, en una clasificación que incluye, además de las 23 provincias y CABA, las erogaciones que “no son distribuibles geográficamente ya que se realizan a nivel interprovincial, nacional o binacional”, razón por la que si el cálculo se realiza solamente entre los 24 distritos la proporción correspondiente a la ciudad se eleva al 32,54%.

La Ciudad de Buenos Aires es el único distrito del país al que se le asignó más de un billón de pesos en la ejecución del Presupuesto según su distribución geográfica y también el único con un nivel de ejecución de más del 100% en relación con lo presupuestado

En la clasificación, la Ciudad de Buenos Aires es el único distrito al que se le asignó más de un billón de pesos (exactamente $ 1.059.460 millones) y también el único con un nivel de ejecución superior al 100%, con el 109,05% del gasto ejecutado en relación con el presupuestado.

De la misma manera, la provincia de Buenos Aires –segundo distrito más favorecido a pesar de ser el primero en superficie, población e importancia económica– contó con el 20,19% del gasto nacional ejecutado el año pasado, pero con el 28,12% si se excluyen las erogaciones interprovinciales, binacionales y sin clasificar.

En consecuencia, las administraciones gobernadas por Rodríguez Larreta y –en la mayor parte del año– María Eugenia Vidal fueron receptoras del 43,55% del Presupuesto efectivamente ejecutado y del 60,66% si se toma en cuenta sólo al gasto comprobable distribuido entre los 24 distritos del país.

Las administraciones de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta recibieron el 60,66% del gasto ejecutado en 2019, si se considera la distribución geográfica entre los 24 distritos. Foto: (Maximiliano Luna)
Las administraciones de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta recibieron el 60,66% del gasto ejecutado en 2019, si se considera la distribución geográfica entre los 24 distritos. Foto: (Maximiliano Luna)

La información se da a conocer en medio de la disputa entre la Nación, la ciudad y el resto de las provincias en torno de los porcentajes de reparto de los recursos de la Coparticipación Federal de Impuestos, por el que el Gobierno nacional pretende recortar los giros al distrito porteño correspondiente a ese régimen en unos $35.000 millones anuales, equivalentes a aproximadamente un punto porcentual del 3,50% que recibe en la actualidad.

Asimismo, tiene lugar cuando se da a conocer que en los cuatro años de la Presidencia de Mauricio Macri las cuatro provincias gobernadas por el entonces oficialismo nacional se ubicaron entre las ocho primeras que recibieron la mayor cantidad de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

La Nación, la Ciudad y las provincias están en medio de una disputa en torno de los porcentajes de los recursos de la Coparticipación

La ley 23.548 de Coparticipación Federal de Impuestos establece que el 1% de la masa de recursos se destinará al “Fondo de Aportes del Tesoro Nacional a las provincias”, aunque también se dispusieron giros a municipios.

Al respecto, especialistas en técnica presupuestaria indicaron a Infobae que, para cumplir con las formalidades legales, esos recursos se asignan a una provincia determinada con el compromiso que de inmediato sean distribuidos a los municipios, que no tienen entidad dentro del régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

El debate no está exento de un trasfondo político, luego del cambio de Gobierno el 10 de diciembre de 2019, cuando se puso fin a un período de cuatro años de identidad partidaria entre las administraciones de la Nación, CABA y Buenos Aires, respectivamente en manos de Macri, Rodríguez Larreta y Vidal.

En 2019, la Ciudad de Buenos Aires inauguró varias obras financiadas por la Nación, entre ellas el Paseo del Bajo
En 2019, la Ciudad de Buenos Aires inauguró varias obras financiadas por la Nación, entre ellas el Paseo del Bajo

La asignación del porcentaje a CABA fue elevada en 2016 a raíz de la necesidad que tuvo el distrito de financiar el traspaso de las fuerzas del seguridad, una situación que dio lugar a varios conflictos desde que asumiera su autonomía en 1996 y que doce años después tuviera como protagonistas a Macri y al actual presidente, Alberto Fernández, en tiempos en que se desempeñaban como jefe de Gobierno porteño y jefe de Gabinete nacional, respectivamente.

De todos modos, la discusión está lejos de ser saldada ya que cada parte cuenta con argumentos de peso a su favor: si bien CABA y la provincia de Buenos Aires fueron el año pasado los distritos más beneficiados en la distribución geográfica del Presupuesto nacional, al mismo tiempo fueron los más perjudicados en el reparto de los recursos de Coparticipación en función del aporte que realiza al PBI nacional.

Al respecto, luego del Consenso Fiscal de noviembre de 2017 el porcentaje de distribución secundaria que se le asignó por decreto a CABA fue de 3,75%, pero después se le recortaron 25 centésimas para dejarlo en 3,50%.

La distribución geográfica del Presupuesto ejecutado en 2019, según datos del Ministerio de Economía. Los porcentajes asignados a cada provincia aumentan si se excluyen las asignaciones sin clasificar, nacionales, interprovinciales y binacionales
La distribución geográfica del Presupuesto ejecutado en 2019, según datos del Ministerio de Economía. Los porcentajes asignados a cada provincia aumentan si se excluyen las asignaciones sin clasificar, nacionales, interprovinciales y binacionales

Al ser la sede del Gobierno federal y contar en su territorio con el grueso de reparticiones de la Administración Pública Nacional, la Ciudad de Buenos Aires es permanentemente receptora de una considerable porción del Presupuesto, a lo que el año pasado se agregó una serie de obras públicas con financiamiento nacional de gran envergadura, como el Paseo del Bajo y los viaductos sobre nivel de los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano Sur.

La clasificación de la ejecución del gasto informada por el Ministerio de Economía indica que un 28,21% del total no está discriminado por provincias sino que corresponde a créditos sin una asignación geográfica determinada.

Así, en la ejecución del Presupuesto 2019 el 13,41% del total corresponde al destino “nacional”, el 12,67% no tiene clasificación, el 1,74% es “interprovincial” y el 0,07% es “binacional”.

Después de CABA y Buenos Aires, las provincias que recibieron mayor porcentaje de la ejecución presupuestaria del año pasado fueron Córdoba (3,94% del total), Santa Fe (3,51%) y Mendoza (2,21%).

En el otro extremo, las receptoras de los menores porcentajes fueron La Rioja (0,61%), San Luis (0,59%), La Pampa (0,58%), Catamarca (0,56%), Formosa (0,55%) y Tierra del Fuego (0,29%).

Seguí leyendo: