El ministro de Economía, Martin Guzman.
El ministro de Economía, Martin Guzman.

El mercado dio su veredicto sobre la renovación de la deuda en pesos que venció el viernes y el reperfilamiento hasta fin de agosto de las Letras del Tesoro en dólares que vayan venciendo en ese lapso.

Con la suba notable de la Bolsa, apoyada en un fuerte volumen de negocios, más el alza de los bonos en pesos y en dólares con la consecuente caída del riesgo país de casi 2%, el mercado dio su aprobación a los movimientos que está ejecutando el ministro de Economía, Martín Guzmán, para solucionar el problema de la deuda argentina. Como si faltaran buenas noticias, la agencia Fitch sacó a la Argentina de la categoría de “default restringido”.

La del lunes no fue una rueda normal, porque los inversores más grandes estuvieron ausentes del mercado. De hecho, en la plaza mayorista se redujo la oferta de los exportadores y se operaron USD 189,3 millones, de los cuales 80 millones compró el Banco Central y una parte se la dio a exportadores para que paguen sus cuentas en el exterior. De esta manera, el dólar mayorista pudo subir 17 centavos a $ 59,99. El Banco Central no quiere por ahora, un dólar a $ 60. Hay que ver si mantiene la moneda en ese nivel como una concesión a exportadores o solo fue un hecho casual por lo reducido del mercado en el día previo a la Nochebuena.

Estas compras le permitieron al Banco Central elevar las reservas en USD 54 millones a 44.839 millones. Cada compra aumenta el poder de fuego de Guzmán para negociar la deuda.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En bancos y casas de cambio, donde opera el público, la divisa quedó sin cambios y cerró en $ 60. Pero el dólar libre no se quedó quieto y pegó un salto de $ 3,75 (+4,8%) ante la inminente vigencia del impuesto solidario de 30%. El público desde ahora solo podrá acceder a un dólar que cotizará entre $ 78 y $ 80. Es un movimiento riesgoso, porque la economía ajusta su precio por el dólar que se consigue y ese dólar es el libre, que se ubicará seguramente en los valores que acaba de alcanzar porque siempre va a estar por debajo del dólar “solidario”. Si así no sucediera, a la gente le convendrá pagar con tarjeta en el exterior.

“Este dólar será un problema para la compra y venta de inmuebles usados”, adelanto el bróker inmobiliario Adrián Mercado. “No toda la gente tiene los dólares que se necesitan para comprar un departamento y, por otra parte, si ven subir al dólar libre va a haber distorsiones fuertes en los precios que lo pueden empujar hacia abajo en el valor en divisas”, agregó.

Son demasiadas las cosas que van a cambiar en la vida de los argentinos con el dólar “solidario”, porque va a ser el de referencia para el valor del dólar libre, cuyo precio será el que mandará en la economía. Siempre fue así en la Argentina. El dólar que manda es el que más fácil se consigue.

Los dólares alternativos, se vieron empujados al alza por la fuerte suba de los bonos. El contado con liquidación avanzó 0,9% a $ 73,44, mientras el dólar Bolsa o MEP, aumentó 2,1% a $ 72,61.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

El riesgo país cedió 1,9% a 1.873 puntos básicos por el fuerte aumento de los bonos que integran el índice que confecciona J.P. Morgan. El Discount en dólares con Ley de Nueva York aumentó 5,62% porque tiene el valor agregado de que el 31 de diciembre paga cupón en dólares contantes y sonantes o sea que es un dólar que no tiene la carga de ser “solidario”. Entre los bonos cortos, el Bonar 2020 subió 5,28% y el Bonar 2024, 7,38%.

Pero la estrella del día fueron los bonos emitidos en pesos que no entran en el indicador del riesgo país. Hubo títulos como el Bonar 2020 que vence el 1 de marzo y está emitido en pesos que paga la tasa Badlar más 3 puntos, que subió 28,85%. El Bono de la Provincia de Buenos Aires 2025 a tasa variable, creció 25,49%.

La Tasa Badlar es la que pagan los bancos privados por depósitos fijos a 30 días de más de $1 millón. Esta tasa en este momento está en 40,50% anual.

La Bolsa tuvo una reacción notable, desde el punto de vista de los negocios, ya que operó $ 1.120 millones. El S&P Merval, el índice de las líderes, creció 3,32%. Los papeles más destacados fueron los de los bancos que tienen en su poder títulos públicos que están subiendo aceleradamente y mejorarán, obviamente, sus balances.

Banco Supervielle (+9,79%), BBVA (+6,96%), Galicia (+6,96%) y Macro (+5,54%), fueron lo más destacado de la rueda. Entre las energéticas, lo mejor pasó por Edenor que aumentó 5,77%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En Wall Street los ADR’s argentinos -certificado de tenencia de acciones que cotizan en dólares- también hubo euforia y los bancos fueron los principales actores. Supervielle anotó un alza de 12,12%, seguido por BBVA con 10,20% y Grupo Galicia con 8,93%. Edenor fue lo mejor fuera del sector financiero con un avance de 13,82%.

En la plaza se ven más pesos y esto está haciendo subir al dólar libre. De hecho, el jueves pasado el Banco Central a través de la cuenta Adelantos Transitorios (una cuenta de emisión) le dio al Tesoro $ 100 mil millones para gastos corrientes. Diciembre es un mes comprometido para las finanzas del Estado y, al igual que Mauricio Macri, el actual Gobierno para no intranquilizar al mercado no revela lo que tienen por delante en cuanto a pagos inminentes.

Seguí leyendo: