Hernán Lacunza en tn

Recién llegado de Washington, Hernán Lacunza manifestó que el desembolso de USD 5.400 millones que el Fondo Monetario Internacional dilató para después de las elecciones del 27 de octubre “si gana Macri será inmediato”.

Lacunza y su equipo viajó a la capital norteamericana la semana pasada para continuar con los contactos con los funcionarios del organismo: Alejandro Werner, el representante para el Hemisferio Occidental, y Roberto Cardarelli, jefe de la misión argentina, con el objetivo de seguir discutiendo acerca de las políticas aplicadas y el seguimiento del acuerdo.

El ministro de Hacienda de la Nación sostuvo que “hay una situación de estrés en lo financiero que se precipitó después de las Primarias”, pero agregó que si el Gobierno es reelecto parte de la situación económica volvería a estar como antes del 11 de agosto. “Si gana Macri vamos a volver al período anterior a las PASO: va a bajar el riesgo país, va a estabilizarse el mercado de cambios y veremos el perfil de vencimientos”, afirmó en diálogo con TN. En contrapartida, agregó que si el Frente de Todos llega al poder “con menos crédito en el mundo habrá que encarar una renegociación de deuda, pero la prioridad es que sea rápida y sobre todo voluntaria, para poder al menos renovar los vencimientos de deuda”.

Si bien consideró que “la relación con el Fondo es institucional", la “incertidumbre electoral” dilata las negociaciones. “Gane quien gane, no habrá tiempo ni excusas para conciliar los números”, expresó con respecto al desembolso previsto. “La Argentina cumplió con todos los compromisos que asumió, el programa está vigente”, enfatizó pero marcó las diferencias con respecto a los posibles escenarios pos elecciones: “Si gana Macri el desembolso será inmediato; si ganara la oposición deberá mostrar su programa de modo que el fondo pueda analizarlo y continuar la relación", comparó.

Ante las críticas de Alberto Fernández sobre la deuda que generó el gobierno de Macri, Lacunza respondió que si bien “es el 70% del producto, no es impagable”.

En otro fragmento de la entrevista, Lacunza resaltó que en el Gobierno de Cambiemos “hubo una creación neta de empleo de más de 1 millón de puestos de trabajo, más que en el 2015”, pero que “no fueron suficientes para atender a toda la gente que se incorporó al mercado de trabajo, por eso subió el desempleo”, justificó.

Además destacó que “en esta campaña estamos aprendiendo que no se puede gastar más de lo que ingresa, sino se genera inflación o deuda; que no es negociable no atender a los más vulnerables”. Ante la consulta de impulsar una reforma laboral, analizó que “nueve de cada diez puestos creados no fueron bajo la ley de contrato convencional, la realidad está desconociendo esa regulación, tenemos que tener la chance de discutir que está pasando ahí”.

Si bien sostuvo que “en la Argentina la desigualdad es un problema de muchas décadas que creció desde la década del ’90, lo prioritario es poder recuperar el crecimiento”. En ese sentido destacó que actualmente “el tipo de cambio es competitivo, es el más alto de los últimos 12 años” y que “los impuestos son altos pero más bajos que hace cuatro años”, enfatizó

Seguí leyendo: