El economista Carlos Melconian señaló que la economía se encuentra frágil
El economista Carlos Melconian señaló que la economía se encuentra frágil

El economista Carlos Melconian calificó de "frágil" la situación económica argentina y aseguró que una sola persona no puede resolver los problemas del país. "No hay ninguna posibilidad de que la Argentina resuelva sus problemas un solo hombre, ni en lo económico ni en lo político", destacó el analista en declaraciones radiales, cuando se le preguntó acerca de lo que pensaba que debiera hacer el próximo gobierno a partir de diciembre.

Tras reiterar que mantiene una relación de confianza con el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, Melconian sostuvo, sin embargo, que no sabe cuál será la orientación del plan económico que impulsará, si es que se repite el resultado de las PASO y Fernández es el nuevo presidente. "Los presidentes tienen su propia intimidad y su equipo intimísimo de colaboradores con los que recorrieron la vida. Yo no estoy en ese núcleo", remarcó el economista.

Aún así, remarcó que hay ciertas definiciones que debería tener quien ocupe el poder, sea progresista o liberal, como por ejemplo, la convicción de que no puede haber déficit fiscal. "Yo no creo que la política económica tiene que ser sólo fiscal. Pero en todas las transiciones presidenciales desde la democracia ha habido un enorme problema de déficit fiscal, y casi siempre la solución mágica fue emitiendo o tomando deuda. Ambas cosas muestran que tienen límites", aseguró. Y añadió: "La sociedad argentina como un todo debería demandar, como ocurre en el resto del mundo, que no haya más déficit fiscal. Esto no puede ser patrimonio solamente de una visión ortodoxa".

“La relación con el FMI está cortada”, dijo Melconian
“La relación con el FMI está cortada”, dijo Melconian

Sobre la relación con el FMI, Melconian afirmó que "aunque no sea formalmente, está cortada". Según sostuvo, el motivo central es el desembolso de USD 5.400 millones, que todavía sigue puesto en duda, pero "en el acuerdo con el organismo no figuraba ni el control de cambios ni el reperfilamiento de la deuda".

"No voy a llamar a eso una pateada del tablero porque quien gane en octubre se tendrá que juntar en enero con el Fondo, pero no tiene mucho sentido la rigurosidad del plan picapiedras. Ya era incontinuable, y ahora ha perdido rigor, por los controles, pero también porque las metas fiscales del cuarto trimestre no se van a cumplir", aseguró.

El economista remarcó que quien reciba el país en diciembre encontrará una economía "frágil", por una combinación entre la debilidad macroeconómica que ya registraba antes de las PASO y lo que sucedió luego de la elección atado a la incertidumbre sobre el rumbo que tomará el próximo gobierno.

Seguí leyendo: