En Wall Street los bonos argentinos cotizan a valores de default
En Wall Street los bonos argentinos cotizan a valores de default

El Riesgo País de Argentina volvió a subir este jueves, después de dos ruedas con importantes bajas, para posicionarse otra vez sobre los 2.100 puntos básicos.

Eduardo Fernández, analista de Rava Sociedad de Bolsa, precisó que "fue, sin lugar a dudas, la noticia mas destacada de la jornada que la Fed haya tocado los tipos de interés. Por segunda vez consecutiva en lo que va de este 2019, el principal organismo financiero de los EEUU redujo la tasa de interés, quedando ahora en el rango de entre 1,75 y 2 por ciento".

Conocida la noticia, también se observó una caída en la rentabilidad de los títulos de referencia del Tesoro de los EEUU, cuyas emisiones a diez años rinden este jueves 1,786 por ciento.

En la plaza financiera local también se asimila el anuncio del Banco Central argentino, que decidió aumentar en 2,5% la meta de Base Monetaria para septiembre y octubre debido a la mayor necesidad de dinero del mercado, para evitar mayores restricciones, al tiempo que mantendrá altas las tasas para bajar la inflación en octubre.

“Los plazos de la deuda se acortaron cada vez más y se hizo más difícil de refinanciar”, dijo un analista de Fitch

"A fin de evitar una contracción monetaria excesiva, en un contexto que ya presentaba una liquidez ajustada, se requiere actualizar las metas de Base Monetaria originalmente establecidas", destacó la entidad que dirige Guido Sandleris.

Esta decisión vuelve a marcar diferencias con los estipulado en el acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional, el prestamista de última instancia de la Argentina, que está postergando un vital desembolso por USD 5.400 millones, ante la incertidumbre política, luego de la contundente derrota de Mauricio Macri en las elecciones primarias.

FITCH PREVÉ UNA QUITA

La calificadora de riesgos Fitch espera que los tenedores de bonos en dólares de Argentina tengan que aceptar una quita de sus inversiones bajo el plan de reestructuración de la deuda soberana del país.

El mes pasado, el Gobierno argentino anunció planes para extender los vencimientos de una deuda de alrededor de USD 100.000 millones, mientras se esfuerza por detener el colapso financiero producto de la derrota en las elecciones primarias del presidente Macri el mes pasado.

Fitch cree que la medida implicará un recorte tanto de la deuda local como en dólares, ya que el endeudamiento del Gobierno, que representa alrededor del 90% del Producto Bruto Interno Bruto (PBI), no es sostenible, dijo Charles Seville, director senior de Fitch.

"Uno de los problemas que ha tenido Argentina es que sus necesidades de refinanciamiento han sido muy altas en el lado interno, por lo que la deuda se acortó cada vez más y se hizo más difícil de refinanciar con vencimientos largos", explicó. "Eso seguirá siendo una vulnerabilidad para Argentina", sostuvo.

SEGUÍ LEYENDO: