Guido Sandleris, presidente del Banco Central.
Guido Sandleris, presidente del Banco Central.

El Banco Central realizó este martes y en dos tramos su habitual licitación de Letras de Liquidez (LELIQ), esta vez a ocho días de plazo.

La autoridad monetaria colocó un total de $210.066 millones, por cuanto liberó unos $24.000 millones, frente a vencimientos en el día por 230.693,2 millones y el pago de intereses por poco menos de 3.500 millones de pesos.

Un dato saliente es que el BCRA redujo la tasa de política monetaria por decimosegunda jornada consecutiva, esta vez en medio punto porcentual, a 66,105% anual. Se trata de la tasa de referencia más baja desde el pasado 21 de marzo.

Por otra parte, el stock de las LELIQ, un título de deuda que solo puede ser suscripto por bancos, asciende a 1.119.474 millones de pesos ($1,12 billón), equivalentes a unos USD 25.740 millones, un 40,4% de las reservas internacionales, que contabilizaban el viernes USD 63.781 millones, según cifras provisorias.

Con altas tasas en pesos y un dólar estabilizado, desde el IERAL de la Fundación Mediterránea estimaron que "se consolida el proceso de desinflación, con una variación de 3,1% mensual del IPC, luego del 3,4% de abril".

"La definición de las candidaturas y alianzas causó una fase de alivio en los mercados financieros, que evaluaron una disminución en la posibilidad del predominio de alternativas extremas", comentó a Reuters Roberto Drimer, analista de la consultora VaTnet.

Seguí leyendo: