El Indec publicará hoy el dato de inflación del mes pasado
El Indec publicará hoy el dato de inflación del mes pasado

La inflación de mayo en torno a 3% que hoy divulgará el INDEC tendrá un sabor agridulce. Por un lado marcará el segundo mes consecutivo de tendencia bajista, luego del 3,4% de abril. Pero por otra parte arrojará el acumulado de los últimos doce meses de 57%, el más alto en más de 25 años.

Recién a partir del mes próximo comenzará a vislumbrarse una tendencia ya mucho más favorable en materia de inflación, ya que habrá una nueva caída (la tercera consecutiva) en el dato mensual pero también empezará a retroceder la estimación anual.

La mayoría de las consultoras estimó una inflación del mes que se ubicó entre 3% y 3,4% aunque algunas también situaron el índice levemente en la zona del "2 y pico". Pero más allá de los distintos cálculos, parece estar claro que el proceso de "desinflación" llegó para quedarse y se mantendría hasta fin de año. Según la expectativa de economistas y consultoras, para el cierre del 2019 podrían verse niveles más parecidos al 2% mensual.

El mes pasado hubo algunos aumentos que tienen un impacto en el índice, como la suba en combustibles, una nueva cuota del incremento del gas y también en agua. Sin embargo, el peso no será tan significativo. En cambio, jugó a favor que el dólar prácticamente no se movió, ya que e incremento fue de 1,6% a lo largo de mayo.

La estabilidad del tipo de cambio resulta un elemento central para empezar a calmar los ajustes de precios, especialmente en alimentos. Un dato que arrojó abril y que podría repetirse en mayo es que la inflación núcleo volvería a ubicarse por debajo del promedio. Allí se incluyen precios de alimentos y de otros bienes no regulados.

El proceso de desinflación que comenzó a vislumbrarse en abril, continuará en mayo y se profundizaría en junio. A partir de este mes se esperan índices de inflación del 2,5% para abajo. La estabilidad del dólar es clave

Otro factor que ayudó el mes pasado fue el "Hot Sale", con fuertes ofertas en pasajes, electrodomésticos e incluso supermercados. En muchos casos los precios quedaron más abajo incluso luego de las ofertas especiales para continuar con las ventas. Esto también tendría influencia en la medición de mayo.

Para este mes se vislumbra el mismo efecto que el mes anterior pero incluso más marcado. Aunque todavía no se llegó a mitad de junio, la caída del tipo de cambio, con la cotización minorista abajo de $ 45, debería tener un importante efecto para suavizar los ajustes de precios.

El Hot Sale, ayudó a los número del mes pasado (Shutterstock)
El Hot Sale, ayudó a los número del mes pasado (Shutterstock)

En distintos sectores, por ejemplo alimentos o combustibles, sostienen que aún queda un remanente para traspasar luego de la megadevaluación del año pasado. Claro que la revaluación del peso provoca que este traslado sea menor. Además, la caída de ventas también limita la posibilidad de remarcaciones.

Aunque por ahora es prematuro, todo indica que la inflación de junio podría ubicarse en niveles más cercanos al 2,5% y luego continuaría el descenso gradual.

Esta baja de la inflación junto con los aumentos salariales tras el cierre de paritarias deberían tener un impacto favorable en la recuperación gradual de poder adquisitivo.

De mantenerse este escenario, es ideal para los planes del Gobierno pensando en las elecciones: dólar bajo control, inflación con tendencia a la baja y recuperación  gradual del poder adquisitivo.

Seguí leyendo: