Guido Sandleris, presidente del Banco Central. (Manuel Cortina)
Guido Sandleris, presidente del Banco Central. (Manuel Cortina)

Aunque se trata de ajustes marginales, el Banco Central concretó la decimotercera baja consecutiva para la tasa de política monetaria, en un marco en el que el tipo de cambio se encuentra llamativamente estabilizado.

La entidad licitó en dos tramos sus Letras de Liquidez (LELIQ) a siete días, exclusivas para bancos, con una tasa promedio de corte de 71,218% anual. La tasa de referencia acumula un retroceso de unos 2,9 puntos porcentuales desde el pasado 2 de mayo.

El BCRA aspiró de la plaza financiera más de $20.000 millones en el día, al adjudicar deuda por $220.915 millones, frente a vencimientos para la fecha por $197.163 millones, descontado el pago de intereses.

El stock de LELIQ creció a asciende a $1.079.791 millones ($1,08 billón), mientras que medido en dólares alcanza USD 24.118,6 millones, un 36% de las reservas internacionales, que contabilizaban el lunes unos USD 67.029 millones, según datos sujetos a ajuste.

Seguí leyendo: