El mercado local carece de fundamentos alcistas en el corto plazo (Reuters)
El mercado local carece de fundamentos alcistas en el corto plazo (Reuters)

Una trayectoria económica decepcionante, la tensión política del año electoral y las presiones devaluatorias sobre el peso argentino sesgan el recorrido de los precios de acciones y bonos de la Argentina en 2019.

Después de haber perdido un 50% promedio en dólares en 2019, las acciones argentinas siguen dejándose buena parte de su valor en el camino este año, ahora casi un 8% extra, según su cotización en las bolsas de Nueva York.

La noticia sobre un pedido oficial de waiver (perdón) al Fondo Monetario Internacional (FMI) –desmentido por las autoridades locales y definido como un "tecnisismo"– contribuyó, sin embargo, a un tibio repunte de los títulos públicos. Es que el organismo garantiza el pago de la deuda pública y con rendimientos en dólares que rondan el 14%, la renta fija asoma como una inversión de retorno incomparable.

Mientras que la recesión recorta la proyección de ganancias con acciones, los bonos ofrecen elevadas rentabilidades

Pero al mismo tiempo, el duro acuerdo stand by con el FMI exige un una restricción fiscal que se complementa con elevadas tasas en pesos (68% anual para las Letras de Liquidez del Banco Central) para profundizar la recesión en el primer tramo del año.

Altas tasas y contracción económica son grandes enemigas de la renta variable, pues el horizonte de expansión de los negocios de las compañías cotizantes se complica severamente en este contexto.

La plaza accionaria argentina operó con acusada baja este miércoles por el reacomodamientos de precios tras el feriado del martes, mientras que el dólar se revaluó levemente, como respuesta a las recientes medidas del BCRA que buscan apaciguar el golpeado circuito cambiario.

El índice accionario S&P Merval operó con baja del 3,7%, a 31.771 puntos, encabezado por la merma anotada en papeles de los segmentos financiero y energético.

El fantasma de un eventual salto cambiario antes de las elecciones lastra la demanda por activos financieros

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, consideró que el ambiente financiero "está caldeado ante la alta incertidumbre político económica, súper molesto con el dólar volando. Todo lo nuevo que se conoce es malo, peor a los esperado. Esta crisis enciende 'alertas' y el argentino ya aprendió de otras tantas que padeció que todo hay que dolarizar para resguardar valor a cotizaciones que sin cesar caen".

En la víspera, los ADR argentinos cotizados en Nueva York registraron caídas del 0,9% para el caso de la petrolera YPF y de la energética Pampa Energía, aunque en el rubro financiero las bajas alcanzaron el 5% en dólares.

En la presente rueda la dinámica del equity argentino no fue esperanzadora, con pérdidas entre 3 y 4 por ciento en dólares para los bancos Macro, Francés y Supervielle.

Fuente: Rava (18:00 hs)
Fuente: Rava (18:00 hs)

Mientras que el índice líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados de Argentina retrocede a los 741 puntos medido en dólares, en el transcurso del año las acciones argentinas acumulan una baja promedio de 7,8 por ciento.

El dólar en la plaza mayorista restó 0,4%, $42,87, luego de marcar la semana pasada un valor máximo histórico intradiario de 43,97 pesos.

"La suba de tasas de interés y el encarecimiento del dólar son la manifestación de la caída de la demanda de dinero. Argentina está experimentando una fuerte caída de la demanda de dinero que necesariamente implicará en el futuro un dólar más caro y mayor inflación", indicó un reporte de Economía & Regiones.

"Recordemos que el lunes el mercado amaneció con una noticia relevante. El Banco Central anunció que, ante una elevada inflación esperada para marzo y abril, absorberá la liquidez necesaria para sostener una tasa mínima de 62,5 por ciento. De esta manera, la tasa de interés de referencia se moverá endógenamente por encima de dicho nivel durante este mes", indicó Portfolio Personal Inversiones.

Mejor que las acciones se operaron los títulos públicos, con una recuperación de precios, debido a las altas rentabilidades que ofrecen en el mercado secundario.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) arrojaban un alza promedio del 0,2%, con un Riesgo País argentino medido por el banco JP Morgan que bajaba nueve unidades, a 755 puntos básicos.

Este miércoles trascendió que la Argentina pidió un "waiver" (dispensa) al FMI, con el fin de tener más tiempo para entregar algunos datos fiscales de la revisión del programa acordado el año pasado para brindar su auxilio financiero, indicó a Reuters un portavoz del Ministerio de Hacienda.

Seguí leyendo: