El comercio minorista fue uno de los rubros más golpeados en 2018
El comercio minorista fue uno de los rubros más golpeados en 2018

Dentro de la caída en actividad económica a lo largo del país, el impacto en los centros urbanos fue de los más grandes. Eso es lo que indica un estudio de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), que reflejó un recorte en la actividad económica porteña de cerca de 1% frente a la baja a nivel nacional del 2,5% del PBI.

El centro de investigaciones de FECOBA registró que en período enero-septiembre de 2018 el producto bruto geográfico (PBG, equivalente al PBI de la Ciudad) había crecido un 0,4% respecto del año anterior pero que a partir del tercer trimestre se entró en un sendero negativo tanto a nivel local como nacional.

Las caídas más fuertes se vieron en los rubros dependientes del consumo y los que tienen un componente fuerte de insumos importados. En particular, desde FECOBA apuntaron al comercio minorista, el crédito al consumo, el rubro indumentario y las ventas de autos nuevos. Por otro lado, los segmentos de la construcción y gastronomía se mantuvieron estables.

"Las cifras expuestas dan cuenta de la difícil coyuntura que debió afrontar el sector Pyme en 2018, consecuencia de la fuerte presión tributaria, la ruptura de la cadena de pagos, las altas tasas de financiamiento y la caída del consumo, entre otros factores", indicó el presidente de FECOBA, Fabián Castillo.

El golpe principal sobre el rubro de consumo y comercio se explica por el salto inflacionario en Capital Federal: 45,5% a lo largo del año. Los aumentos de precios porteños se debieron al fuerte impacto de los ajustes en materia de regulados como servicios públicos y tarifas de transporte, que desde FECOBA estiman saltaron más del 70% promedio en el año.

En los pocos sectores en los que no se evidenció un retroceso fuerte, se distingue el caso de la construcción, con un aumento en la demanda de cemento en la territorio porteño por 16,9% en todo el año respecto de 2017. A nivel nacional, mientras tanto, el consumo de cemento cayó un 1,1% interanual.

El dato de caída de PBI registrado por FECOBA es una estimación anual que completa la cifra oficial comunicada por el Indec para los primeros tres trimestres de 2018. El organismo estadístico había registrado una caída del producto nacional de 1,4% para el período enero-septiembre, y FECOBA completa ese dato con estimaciones propias para proyectar un 2018 con caída de 2,5% en la economía.

Comparativamente, la expectativa para 2019 no es positiva: tanto el Presupuesto 2019 como las proyecciones de las consultoras privadas calculan un PBI en retroceso que en el mejor de los casos cerrará en el mismo nivel que el de 2018.

Seguí leyendo: