Además de la votación del Presupuesto este martes en el Senado, se envió una modificación de Bienes Personales a la Cámara de Diputados (Patricio Murphy)
Además de la votación del Presupuesto este martes en el Senado, se envió una modificación de Bienes Personales a la Cámara de Diputados (Patricio Murphy)

Con la aprobación del Presupuesto 2019 este miércoles por la madrugada, el Gobierno ya tiene un mapa para el año que viene. Para cumplir con la promesa al Fondo Monetario Internacional de "déficit cero", el ala económica de Cambiemos planteó un recorte importante en asientos de gastos, pero el grueso del esfuerzo también estará compartido con un aumento en ingresos.

En la primera presentación frente a la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, las bases se sentaron con proyecciones que desde el sector privado calificaban por lo menos como ambiciosas. Entre ellos, los supuestos más importantes fueron un dólar promedio de $40,10; una inflación del 23%; y una caída del PBI por o,5%.

Pero las implicaciones de esos supuestos dentro de lo votado el miércoles se expanden a partir de ahí. Esos parámetros centrales incluyen:

1 – Déficit ceroPasar de un déficit fiscal primario de 2,7% del PBI este año (meta que el Gobierno está en camino a sobrecumplir) a uno de 0% implicaría un ajuste de 3,24%. Esa cifra parte de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), en el que se explica que 2,60 puntos de eso partirían del ajuste original, mientras que 0,64 puntos son producto de los arreglos del Consenso Fiscal, efectos de la reforma tributaria iniciada en 2018; un mayor gasto en jubilaciones, pensiones contributivas y asignaciones familiares ajustadas por la fórmula de movilidad.

El ministro Dujovne frente a la comisión presupuestaria del Senado
El ministro Dujovne frente a la comisión presupuestaria del Senado

2 – Consumo: El proyecto de ley estima una caída del 1,6% en el consumo privado para el próximo año, mientras que para la inversión la baja sería de un 9,7 por ciento.

3 – Gastos: En el contexto del objetivo de "déficit cero", el gasto nacional llegaría a $4,1 billones. Eso implica una suba nominal de 27,4% respecto a este año. Dentro de esa cifra, desde la Universidad Austral apuntan que, de cumplirse la estimación de deuda sobre PBI de 87% (unos $315.698 millones), las erogaciones por intereses escalarían a $596.000 millones.

4 – Recaudación: Los ingresos recibidos por el Gobierno a través de los impuestos nacionales y contribuciones de seguridad social crecerían un 38,9% en relación a lo obtenido en 2018. Con esto, de acuerdo a los cálculos del Iaraf, la presión impositiva durante 2019 pasaría a 33,2% del PBI, siendo una cifra récord "en un escenario hipotético sin modificaciones en la reforma tributaria y el Consenso Fiscal".

5 – Déficit comercial: Para 2019 el Presupuesto calcula una corrección en el déficit de cuenta corriente, alcanzando los USD 9.900 millones, equivalente al 2,2% del PBI. Y en materia comercial, el péndulo iría a un superávit, por 4.400 millones de dólares.

6 – Retenciones: Se mantiene el tope de derechos de exportación a la soja en un 30%; se mantiene el 12% para el resto de los productos. Ese plazo se mantiene hasta el 31 de diciembre del 2020.

Seguí leyendo: