El dólar acumula un alza de 102% en 2018. (Adrián Escandar)
El dólar acumula un alza de 102% en 2018. (Adrián Escandar)

El dólar operó con escasas variantes este lunes, con la reaparición de las ventas del Banco Central y mayor oferta de divisas de privados, que ahora apuntan a los importantes retornos que ofrecen las altas tasas de interés en pesos, mientras se mantiene la expectativa por un esperado acuerdo con el FMI, que podría cristalizarse esta semana.

En el promedio de casas de cambio y bancos del microcentro se ofreció a la divisa de EEUU a 38,18 pesos, cuatro centavos más que el viernes último.

En el mercado mayorista cerró con ganancia de 15 centavos, a 37,30 pesos. La entidad monetaria volvió a ofrecer divisas en la plaza de contado a $37,36, para ponerle límites a una suba en el segmento interbancario.

Además de ventas directas, la entidad que preside Luis Caputo subastó USD 250 millones, de los que adjudicó USD 112 millones a un valor promedio de $37,3172, y un precio mínimo adjudicado de 37,30 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) ascendió a USD 570 millones, mientras que en futuros se negociaron USD 672,5 millones en el ROFEX, más otros USD 101 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Los contratos de dólar futuro para fin de mes terminaron a $37,475, y para diciembre de 2018, a  41,32 pesos.

"El negocio pasa en colocar en activos en pesos desarmando posiciones en dólares que estaban en coberturas", mencionó a Reuters Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. Añadió que "esta vuelta de campana es debido al cambio de expectativas y nueva estrategia del Banco Central con respecto al mercado de cambios con una amplia banda de flotación, controlada por el ente regulador".

La divisa norteamericana en el mercado mayorista finalizó la semana anterior con un retroceso cercano al 7%, lejos de los 42 pesos que rozó a fin de agosto. De todos modos, el tipo de cambio acumula en el transcurso de 2018 un aumento superior al 100 por ciento.

El Ministerio de Hacienda colocó el miércoles Letras del Tesoro con tasas que promediaron casi el 50% anual en pesos. Esta inversión atrae capital externo y le quita acción al Banco Central, el que acumula una pérdida algo superior a los USD 15.000 millones de sus reservas en 2018 para contener la fragilidad del peso.

La economía argentina está golpeada por una clara tendencia recesiva, junto a una fuerte devaluación del peso del 50% durante 2018, una alta inflación, mayor desempleo y un notoria crecimiento de la pobreza e indigencia.

En el exterior, la tendencia general del dólar seguiría levemente débil en los próximos días, ya que "conduce a los inversores a desarmar sus apuestas cortas contra otras monedas como el euro, y este movimiento podría tener más espacio para correr", dijo a Reuters Manuel Oliveri, estratega de cambios de Credit Agricole en Londres.

En ese aspecto, es importante para el peso argentino lo que ocurra con el real brasileño, que según los analistas continuará cerca de sus mínimos históricos esta semana a la espera de nuevos sondeos antes de las elecciones presidenciales de octubre, en momentos en que el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro se perfila de a poco como el posible vencedor.

El dólar en Brasil cedió desde su nivel más alto en los registros en torno a 4,20 reales, para cotizarse a alrededor de 4,05 reales. La última encuesta semanal de XP Corretora/Ipespe mostró a Bolsonaro con 41% de intención de voto en una potencial segunda vuelta, por encima de otros candidatos.