Para bajar expensas, los consorcios podrán tener una cuenta bancaria gratuita

Lo ofrece el gobierno porteño en conjunto con el Banco Ciudad. Permitirá ahorrar gastos operativos
El Banco Ciudad ofrece a los consorcios el acceso a una cuenta corriente gratuita

Para reducir el costo de las expensas, el gobierno porteño lanzó junto al Banco Ciudad un paquete para que los consorcios puedan acceder a una cuenta corriente de manera gratuita.

El producto, bautizado como "Cuenta Consorcio", permitirá a las administraciones de edificios ahorrar este tipo de gastos financieros.  Además, los vecinos podrán tener mayor control de sus fondos y ahorrar los costos del mantenimiento, calculados en $7.200 pesos por año.

Otro de los puntos anunciados por el Banco Ciudad es la posibilidad de pedir créditos para realizar obras de infraestructura y mantenimiento para el edificio.

Asimismo, al adherirse a este producto, los vecinos del consorcio podrán obtener una cuenta individual gratuita y acceder mediante la tarjeta de débito a todos los beneficios que brinda el banco. También podrán abonar las expensas de forma electrónica, lo que agilizará la gestión de la administración.

"Seguimos adelante con el plan de medidas para reducir los costos que engrosan nuestras expensas. Hemos realizado un trabajo en conjunto con el Banco Ciudad para que ofrezca una cuenta gratuita que cubra todas las necesidades de los consorcios como el pago a proveedores, la inclusión de las cuentas sueldo para el personal y distintas líneas de créditos que permitirán mejorar la situación de los edificios", afirmó Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana.

Cuenta corriente y bonificaciones

La "cuenta consorcio" incluye una cuenta corriente con chequera para efectuar pagos a proveedores. Le permite al administrador habilitar para el consorcio los servicios de recaudación como por ejemplo Link Pagos Express, débito automático, transferencias por Home Banking y depósitos por terminales de autoservicio TAS.

Adicionalmente, ofrece la inclusión de todas las cuentas sueldo que necesite el consorcio para el personal del edificio que estarán 100% bonificadas. Asimismo, se podrá acceder a los servicios de banca electrónica para empresas, para que el consorcio efectúe el pago de impuestos, servicios, obtenga el resumen de cuenta electrónica, entre otros.

La propuesta del Gobierno porteño ofrece créditos para mantenimiento de los edificios, y el otorgamiento de cuentas individuales a los vecinos de cada consorcio adherente

El presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, indicó que el objetivo es que la gestión de los consorcios "sea más eficiente, económica, transparente y participativa". "Con este producto, buscamos colaborar con más de un millón de vecinos de la Ciudad que viven en edificios de propiedad horizontal, contribuyendo a reducir los gastos fijos mensuales del consorcio", sostuvo.

Para realizar la apertura de la cuenta consorcio, el Banco Ciudad establece como requisito el número de matrícula del administrador del consorcio, una copia certificada de su última acta de designación (o renovación en el cargo); DNI original y copia, y constancia CUIT. Del consorcio requerirá el CUIT y una copia del Reglamento de Copropiedad. Presentada la documentación, el servicio estará disponible en 72 horas hábiles.

A través de un comunicado, el gobierno porteño resaltó que la "Cuenta Consorcio" representa un "avance fundamental para la transparencia en el manejo de los fondos que aportan los copropietarios", ya que "permitirá que todos los movimientos, ingresos y egresos, queden registrados y a disposición de los vecinos mediante la simple petición".

Plan para reducir costos operativos

Según el gobierno porteño, la Cuenta Consorcio se trata de la cuarta medida (de un total de 14) que se inscribe en un plan cuyo objetivo es reducir los costos operativos que conforman las expensas. Con este combo de anuncios, aseguran que los consorcios pueden ahorrar hasta $40.200 en el año.

Cuando se apliquen el conjunto de esta reducción de gastos, cada vecino que viva en un edificio tipo de 10 pisos con 20 unidades funcionales, por ejemplo, podrá ahorrar $4.900 por año de expensas, lo que equivale a una expensa menos al año. El ahorro global anual para el consorcio se calcula en 98.000 pesos.

La semana pasada, la Legislatura porteña avanzó con la aprobación en primera lectura de otras dos medidas importantes: ya no será obligatorio construir edificios con vivienda para encargados, lo que permitirá que todas las unidades aporten al pago de las expensas. Este cambio representa un incremento en la recaudación para los nuevos edificios de 57.800 pesos al año.

Las cuatro medidas aplicadas por el gobierno porteño

En igual medida, tampoco será necesario construir ni mantener las instalaciones fijas secas contra incendio. Esas mangueras que se encuentran enrolladas en los descansos de las escaleras en la actualidad no son utilizadas por los bomberos. Pese a ello, su mantenimiento es obligatorio y cuesta unos 21 mil pesos por año en promedio.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias