Más empresas salen a recomprar deuda y le marcan la cancha al Gobierno

Hoy lo anunció YPF, pero ya lo habían hecho Banco Macro y New San. El Central propuso hacerlo con las reservas
YPF (NA)

YPF anunció este lunes que saldrá a recomprar la emisión de una Obligación Negociable que vence en diciembre, por un monto de casi USD 500 millones. La decisión no es aislada: se suma en realidad a varias empresas que decidieron hacer lo mismo en los últimos 45 días, como los casos de Banco Macro y New San.

El último viernes había sido el propio presidente del Banco Central, Luis Caputo, quien salió públicamente a mencionar esta posibilidad. "Voy a proponer en la próxima reunión del Banco de Basilea que podamos utilizar un 2% de las reservas para salir a recomprar deuda".

Se trata de una iniciativa que en realidad ya ha utilizado en forma muy activa el Banco Central Europeo durante la crisis financiera de 2008 y 2009. Con la recompra de bonos emitidos por distintos países de la eurozona se buscaba mejorar los precios y bajar los rendimientos. Esas operaciones permitían, por lo tanto, a los distintos países afectados por la crisis a salir a buscar financiamiento al mercado a tasas más razonables, enfrentando así la fuerte crisis de liquidez.

Recomprar deuda es una alternativa que tienen las empresas para bajar pasivos y conseguir importantes ahorros, ante la caída de los precios. Para el Gobierno sería clave para forzar una baja del riesgo país y mejorar la confianza del mercado

Para la Argentina podría tratarse de una buena salida. El problema es que los dólares que recibirá del FMI ya tienen destino: repagar la deuda que vence hasta el 2020 o bien intervenir en el mercado para evitar bruscas oscilaciones del dólar. No está previsto, sin embargo, esa recompra de bonos que permitiría una mejora de la cotización y por ende una reducción del riesgo país, que otra vez volvió a saltar hasta rozar los 750 puntos básicos.

En el caso de las empresas y bancos, las motivaciones son dispares. New San –uno de los principales fabricantes de electrodomésticos y productos  línea blanca de la Argentina– comunicó en su momento que había recomprado USD 12 millones de sus ON en dólares emitidas en el mercado local, aprovechando el ahorro derivado de la caída de las paridades. Pero luego de aquel comunicado inicial continuó con las operaciones y ya lleva acumulados USD 38 millones de recompra sobre un total de USD 82 millones emitidos.

Al rescatar anticipadamente deuda más barata, la empresa aprovecha su liquidez para reducir la carga de pasivos. Buena parte de la operación se concretó antes de la suba del dólar desde $28 hasta $38, lo que significa un alivio adicional desde el punto de vista de los recursos en pesos que hacen falta para enfrentar una deuda en moneda dura.

No está tan claro el motivo por el que YPF adelantó tres meses la recompra de bonos. Algunos señalan que podrían deberse a planes para colocar nueva deuda, por lo que se envía una señal de solvencia a los inversores

En el caso de Banco Macro, eligió bonos en pesos que ajustan a la cotización del dólar para las operaciones de recompra. La motivación también estuvo por el lado del ahorro, debido a la fuerte caída en las precios que habían tenido estos títulos "dollar linked". Además, la entidad también tiene en marcha un programa de recompra de acciones para apuntar los precios, tal como vienen haciendo (por ahora con escaso impacto) compañías como Pampa Energía, Edenor, TGS, Cresud y Banco Galicia, entre otras.

En el caso de YPF, no está aún del todo clara cuál es la motivación de la petrolera. Esto se debe a que el ahorro sería marginal, considerando que el título ya está muy próximo a vencer.

Según Sebastián Maril, analista de Research for Traders, la recompra anticipada anunciada por YPF (tres meses antes del vencimiento, en diciembre) puede obedecer a la necesidad de salir a buscar más deuda en el futuro cercano. "El antecedente de la recompra puede servir para mejorar la cotización de la deuda y bajar las tasas para un nuevo título. Es mucho más lógico que ofrecer un canje voluntario por un bono más largo que podría poner nerviosos a los inversores", asegura.

Otra de las especulaciones es que ante la necesidad de hacer frente a un pago de USD 500 millones, la demanda de las divisas generará un impacto sobre las reservas del Banco Central. Por lo tanto, es mejor hacerlo lo antes posible y no esperar a fin de año, considerando la acumulación de vencimientos en moneda extranjera por parte de empresas, provincias y el propio Gobierno hacia fin de año.

Seguí leyendo:

Últimas noticias

Mas Noticias