(NA)
(NA)

Desde este jueves, en el Banco Central de la República Argentina (BCRA), por decisión del directorio y en el marco de la política de austeridad que desde principio de año lleva adelante la entidad, los cargos jerárquicos dejarán de tener un chofer disponible y de uso exclusivo las 24 horas.

Hasta ayer, un conductor del Banco Central cobraba, en promedio, según datos públicos, $114.000 pesos por mes. El número, puertas adentro, superaba el sueldo de un Jefe de Área o de un Analista Principal y estaba solo $6 mil por debajo del de un Subgerente.

Los sueldos hasta ayer miércoles y la referencia al “adicional por dedicación extraordinaria”
Los sueldos hasta ayer miércoles y la referencia al “adicional por dedicación extraordinaria”

Ahora solo dos choferes de los 20 que hay en planta continuarán bajo el régimen de "dedicación exclusiva": el del titular de la entidad, Federico Sturzenegger, y el del superintendente de Entidades Financieras, Fabián Zampone.

El resto de los conductores estarán de guardia en turnos rotativos de 7:30 horas y cobrarán acorde a lo trabajado. Llama la atención que ni siquiera el vicepresidente de la entidad, Lucas Llach, tendrá el beneficio, que según explicaron a Infobae voceros del BCRA, "venía desde hace varias décadas".

El Banco Central -al igual que la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP)- tiene un régimen diferente al del resto de la administración pública. Es por eso que se daba en parte el desfasaje.

En enero pasado, Sturzenegger diseñó un plan de ajuste que hoy suma un nuevo capítulo. Entre otras medidas, estuvieron la suspensión de viajes en clase ejecutiva para los directivos y funcionarios, así como la emisión de billetes de una denominación superior a los $100.

"Emitir un billete de $500 cuesta cinco veces menos que emitir cinco de $100", habían explicado en aquel momento desde el banco, que además y bajo la misma política de austeridad redujo en los últimos meses un 8% la totalidad su planta.

SEGUÍ LEYENDO