En su discurso en 33° Congreso Internacionaldel de Marketing Financiero, organizado por la Asociación de Marketing Bancario Argentino (AMBA) el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger destacó la evolución del crédito hipotecario en los últimos meses. "Hoy podemos hablar de una verdadera revolución en el segmento hipotecario. Los créditos en UVAs están en pleno funcionamiento y de este modo los préstamos hipotecarios están creciendo en los últimos 4 meses a una tasa anualizada del 92%". También se refirió a la inflación al afirmar que "una parte de la agenda tiene que ver con la baja de la inflación. Esa es la parte que podía ser algo más delicada para los bancos, ya que su resultado inmediato es una reducción en la tasa activa que cobran y en el margen de intermediación".

El presidente del BCRA Federico Sturzenegger ratificó además que que mantendrá una política monetaria dura para frenar el proceso inflacionario y eso tiene que ver con la decisión de hoy del BCRA de dejar fija la tasa de política monetaria en 26,25%. "Creemos que es indispensable mantener una posición monetaria dura para acercar la desinflación a los valores que buscamos. El BCRA persistirá en esta posición para llegar a fin de año a niveles cercanos al 1% de inflación mensual, valor requerido para encaminar el proceso de manera consistente con la meta del año que viene, centrada en una inflación de 10% anual", sostuvo el presidente del BCRA.

Sturzenegger embistió contra los bancos al manifestar que "como ya saben, tenemos un sistema financiero minúsculo. Los depósitos alcanzaban un 15% del PIB al comienzo de nuestra gestión, y los créditos apenas un 12%. Miramos a lo lejos los números de países vecinos, como Bolivia, en donde el crédito representa un 57% del PIB, Perú, donde el ratio es del 40%, Brasil, con un 66%, y ni hablar de Chile, en donde el crédito es superior al 80% de su PIB. El control de tasas de interés, comisiones, y demás mecanismos de operación del sistema hacían que el mismo a fin de cuentas remunerara mal al depositante, y que entonces éste llevara sus ahorros a otros vehículos de ahorro, como los activos en el exterior o los inmuebles".

En su disertación, el presidente del BCRA manifestó que "la falta de crédito es a su vez una barrera enorme para la igualdad de oportunidades, porque en ese contexto sólo puede invertir y crecer el que ya tiene los recursos para hacerlo. Aquellas personas con buenas ideas y emprendimientos, pero sin el capital para llevarlos a la práctica, pierden la oportunidad de crecer por no existir el financiamiento que requiere su desarrollo. Ese es uno de los ejemplos más palpables del gran valor de poseer un sistema financiero profundo con crédito abundante, ya que constituye un muy potente mecanismo igualador de oportunidades en cualquier sociedad".

Sturzenegger destaccó que "en ese marco de reducción de la inflación e innovación normativa, el comportamiento del crédito ha resultado muy favorable durante el último año y nos ilusiona sobre las posibilidades de finalmente poder ser testigos de un proceso de crecimiento sostenido del acceso al financiamiento. El crédito al sector privado ha crecido un 46% desde la última vez que estuve aquí con ustedes, hace 12 meses. Este crecimiento marcha a un ritmo de un 61% anualizado si tomamos en cuenta el último cuatrimestre".

 

Al referirse a ese crecimiento hizo énfasis en dos particularidades. En primer lugar, señaló las ventajas de los créditos en unidades ajustables (UVA) que generaron un mayor acceso al crédito de la población al aumentar los plazos de pago, reducirse los niveles de ingreso para acceder a un crédito hipotecario y el monto de la cuota. "Hoy podemos hablar de una verdadera revolución en el segmento hipotecario. Los créditos en UVAs están en pleno funcionamiento y de este modo los préstamos hipotecarios están creciendo en los últimos 4 meses a una tasa anualizada del 92%. Todavía hay mucho por recorrer, porque partimos desde niveles muy bajos, pero claramente la transformación está en marcha" manifestó.

El segundo punto que destacó fue el de los créditos en moneda extranjera, que está muy relacionado con la innovación normativa de la que hablaba. "Anteriormente, los bancos sólo podían prestar en moneda extranjera a empresas exportadoras, porque se consideraba que eran las únicas que estaban preparadas para enfrentar eventuales alzas del tipo de cambio que aumentaran el valor en moneda doméstica de los créditos tomados. Nosotros permitimos también acceder a este financiamiento a los proveedores de los exportadores (por ejemplo un productor agropecuario) así como a sus clientes en el exterior, ya que, en realidad, estos actores contaban con la misma protección frente a las fluctuaciones cambiarias. El resultado fue un crecimiento del 93% del crédito en moneda extranjera en los últimos 12 meses y un 379% desde el cambio de gobierno".

Con respecto a la inflación, Sturzenegger destacó que "una parte de la agenda tiene que ver con la baja de la inflación. Esa es la parte que podía ser algo más delicada para los bancos, ya que su resultado inmediato es una reducción en la tasa activa que cobran y en el margen de intermediación. Es la parte de la agenda que los saca de su zona de confort y los obliga a buscar nuevos horizontes. La otra parte tenía que ver con la ayuda que podíamos aportar mejorando la calidad de la regulación, contribuyendo a reducir costos operativos, siempre con el norte en fomentar la competencia y la transparencia. Porque una mejor regulación era sin duda necesaria para que puedan adaptarse al nuevo escenario. La idea por lo tanto hoy es, en primer lugar, ver cómo nos ha ido este último año en el avance de esta agenda".

En segundo lugar, manifestó el presidente del BCRA, "hay que analizar las implicancias de la continuación de esta agenda hacia el futuro. En particular quiero hacerme una pregunta bien concreta: si el crédito sigue aumentando al ritmo que lo viene haciendo en los últimos meses, ¿cuándo se quedarán los bancos sin los excesos de liquidez actuales y se verán obligados a despertarse de su modorra y salir, finalmente, a seducir al depositante? En otras palabras, ¿cuándo veremos a los bancos crecer en serio? Haciendo un balance, hace un año, cuando estuvimos acá, la inflación marcaba un nivel de 41% interanual. Era el resultado de las tensiones que tuvimos que sortear al comienzo de una gestión que había heredado importantes desequilibrios. Hoy, para julio, con los datos que tenía al escribir esto, la inflación interanual había caído al entorno de un 21%. Si tomamos el ritmo promedio de los últimos tres meses, la misma se ubica en 19% anualizada".

Sturzenegger defendió la lucha contra la inflación del Gobierno: "Argentina tiene así la inflación más baja de los últimos siete años, y con perspectivas de que continuará descendiendo hacia adelante. Es un proceso que se ha logrado sin acumular desequilibrios bajo la alfombra, cuidando de manera permanente su sostenibilidad". Al final de su discurso se despachó con una frase esperanzadora: "Cuando estuve con ustedes el año pasado, el plazo promedio de los préstamos en pesos al sector privado era cercano a los 12 meses. Hoy es de casi 30 meses".

LEA MÁS