El ascenso de la inflación también se refleja en los costos de alquiler.
El ascenso de la inflación también se refleja en los costos de alquiler.

El proceso de desaceleración de la inflación en la economía doméstica todavía no encuentra una respuesta concreta en la evolución de los valores de los alquileres. Un informe de la Dirección de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad determinó que los valores publicados de los alquileres aumentaron en el primer trimestre entre 28,4 y 36,8 por ciento, frente a una inflación interanual de 36,2% en promedio entre enero y marzo de 2017, en el ámbito porteño.

"En lo que respecta al precio de oferta, los monoambientes fueron los que incrementaron su valor en mayor proporción (36,8% interanual), alcanzando, en promedio, $5.631 para una unidad base de 30 metros cuadrados. Las unidades de 2 y 3 ambientes tuvieron una evolución positiva más baja (30,3% y 28,4%, respectivamente): así, los departamentos de 2 ambientes se valuaron –para 43 metros cuadrados– en $7.655 y los departamentos de 3 ambientes en $12.101 –para una unidad base de 70 metros", indicó el informe oficial.

AUMENTO DE LOS ALQUILERES EN LA CIUDAD-1° TRIMESTRE 2017

Fuente: DGEyC GCBA.
Fuente: DGEyC GCBA.

Aunque es cierto que los alquileres en la Ciudad actualizaron a la par de la inflación en el distrito, debe señalarse que los contratos de renta tenían como referencia una base alta de precios, la del primer trimestre de 2016, debido a que "los alquileres crecieron por encima del aumento de precios", entre junio de 2015 y marzo de 2016, según el estudio.

Otro punto relevante es que los alquileres de unidades de un ambiente, demandadas particularmente por los más jóvenes y quienes tienen ingresos más bajos, crecieron por encima del promedio: un 36,8% interanual en el primer trimestre de 2017.

PRECIO ALQUILERES – 1 AMBIENTE – 1° TRIMESTRE 2017

Gervasio Muñoz, representante de Inquilinos Agrupados, dijo a Infobae que este salto en los valores de los alquileres "no es algo que haya sucedido este año, si no hace tiempo y va seguir sucediendo el año que viene, porque los contratos se pactan con vigencia de dos años".

El informe confirmó que cinco barrios porteños concentraron la oferta de viviendas en alquiler: "En particular, en el primer trimestre de 2017 las publicaciones correspondieron en mayor medida a unidades ubicadas en los barrios tradicionales de Palermo (14,9%), Recoleta (9,0%), Belgrano (7,8%) y Caballito (7,7%). Junto a las localizadas en Villa Urquiza y Almagro (ambos con porciones del 5,3%), alcanzaron la mitad de las publicaciones del período".

En estos cinco barrios el alza de los alquileres para departamentos usados de un ambiente promedió 39,1%: en Palermo subieron 38,1% interanual ($6.311), un 40,0% en Recoleta ($6.030); 35,2% en Belgrano ($6.119), un 32,1% en Villa Urquiza ($5.218) y un 39,2% en Almagro ($5.620).

En cuanto a las propiedades más demandadas para renta en la Ciudad, es decir departamentos usados de dos ambientes, los aumentos promediaron 30,3%, por debajo del registro de inflación, aunque en los cinco barrios que concentraron la oferta el aumento fue mayor y promedió 33,5 por ciento.

PRECIO ALQUILERES – 2 AMBIENTES – 1° TRIMESTRE 2017

En Palermo los alquileres para departamentos usados de dos ambientes subieron 33,1% interanual ($8.933), un 32,2% en Recoleta ($8.388); 35,6% en Belgrano ($8.084), un 39,3% en Villa Urquiza ($7.679) y un 27,1% en Almagro ($6.844).

Los incrementos en los alquileres en unidades chicas, de uno y dos ambientes, son relevantes pues significan en conjunto el 69% de la oferta.

Un informe del portal inmobiliario Properati, que comparó la proporción de propietarios e inquilinos en las principales urbes de América del Sur, detectó que sobre 1.150.134 hogares relevados en la ciudad de Buenos Aires en agosto de 2016, el 62% estaba habitado por sus dueños, mientras que un 30% lo estaba por inquilinos.

El ente estadístico porteño informó además que durante el primer trimestre de 2017 el ingreso medio de la población alcanzó $19.018, que significó un aumento de 36,7% o $5.102 con respecto a igual trimestre del año anterior.

Esta mejora, que le "empardó" a la inflación del período y al alza de los alquileres, no permitió escapar a la problemática de la vivienda en la ciudad de Buenos Aires: la suma del alquiler y expensas prácticamente consume la mitad de los ingresos de los habitantes porteños.

Gervasio Muñoz, de Inquilinos Agrupados, insistió que "estos incrementos, que se están dando en un clima de baja en las tasas de inflación y de aumento de los salarios" impiden reducir la alta incidencia del alquiler sobre el porcentaje de los ingresos, dinámica que deja a muchos inquilinos al filo de no poder garantizarse una vivienda cuando los sueldos no acompañan la indexación de los contratos.

Muñoz recordó que incluso el alquiler puede consumir la mitad del salario "sin contar expensas", por eso planteó "la urgencia de tratar la Ley de Alquileres, que está completamente 'cajoneada' en Diputados a pesar de contar con media sanción del Senado, y en la que se propone establecer un índice entre aumento de los salarios y la inflación que resolvería este conflicto en la indexación de los contratos".

En su informe sobre Líneas de pobreza y Canastas de consumo para la Ciudad de Buenos Aires, actualizado a junio de 2017, la Dirección General de Estadística porteña señaló que un hogar tipo de una pareja compuesta por una mujer y un varón de 25 años de edad, ambos económicamente activos y no propietarios de la vivienda, requiere de una base de ingresos de $15.300,57 por mes para cubrir la canasta total de consumos básicos.

MÁS DEMANDA PARA LA COMPRA

Otro dato llamativo es que aún con un notorio incremento en las ventas inmobiliarias, impulsadas por la reactivación del crédito hipotecario, no se produjo en simultáneo un freno para los valores de los alquileres. En los últimos meses la expansión de la oferta de préstamos para la vivienda estuvo acompañada por líneas cuyas cuotas mensuales no son hoy mucho más altas que los costos de alquiler.

Un estudio realizado por Mercado Libre Inmuebles reveló que los porteños en la actualidad buscan más departamentos para comprar que para alquilar, en base a la composición de la demanda por viviendas en Buenos Aires advertido entre 2016 y 2017.

LEA MÁS:

"Este cambio está relacionado al aumento del interés por las propiedades en venta, cuya demanda pasó de representar el 51% en marzo de 2016 a casi el 65% del total en marzo de 2017. Misma situación sucede en los departamentos de Capital Federal, donde las viviendas para la venta pasaron del 36% el año pasado a un 49%, mientras que los departamentos para alquiler bajaron del 64% hasta el 51%", refirió el análisis de Mercado Libre Inmuebles.

El portal de consumo también comparó la situación de alquiler y venta en Caballito, Palermo, Belgrano y Villa Urquiza, "ya que estos cuatro barrios porteños fueron los que concentraron la mayor demanda por comprar un inmueble dentro del sitio en marzo de 2017".

Entre 2016 y 2017, la cantidad de departamentos para la venta pasó del 40% al 51% en Caballito, del 38% al 50% en Palermo, del 34% al 48% en Belgrano y del 45% al 51% en Villa Urquiza. Incrementos similares se vieron, según la investigación, en Almagro, Flores, Recoleta, Balvanera, Villa Crespo y Barrio Norte.