La industria y el consumo son los principales lastres para la reactivación.
La industria y el consumo son los principales lastres para la reactivación.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) correspondiente al segundo mes del año dio una señal frustrante para las expectativas de crecimiento de este año. De hecho el proceso de salida de la recesión transcurre a un ritmo mucho más lento que el esperado por los analistas locales y extranjeros.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que la actividad económica en febrero cayó 2,2% en comparación al mismo mes de 2016 y quebró dos meses en expansión interanual.

En tanto, con relación a enero se produjo una caída de 1,9 por ciento. De esta forma, en el primer bimestre se verificó una caída de 0,4 por ciento.

Los datos de febrero muestran una clara disminución de la actividad, luego de las subas interanuales de 0,2% en diciembre y 1,4% en enero.

"La actividad durante febrero todavía estaba mostrando signos de debilidad. La industria, con la producción automotriz muy contraída y un consumo contenido, explican esta evolución", indicó un reporte de la consultora Invenómica.

El INDEC indicó que las mayores bajas se produjeron en la industria manufacturera (-7,1%), el comercio mayorista y minorista (-4,9%), y la explotación de minas y canteras (-6,7%). También se mostraron en retroceso electricidad, gas y agua (-2,8%) y construcción (-0,2%).

En el nítido retroceso en el rubro fabril debe recordarse que en febrero pasado, la producción de automóviles se derrumbó un 29,7% interanual, según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). Contra enero la caída había sido de 10,2 por ciento.

En ese sentido, el Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC había retrocedido 6% en febrero último en comparación con igual mes de 2016 y acumuló una contracción interanual del 3,5% en el primer bimestre.

En cambio, el INDEC observó un fuerte aumento de 96,9% en pesca, acompañado por mejoras en servicios sociales y de salud (+2,4%), agricultura y ganadería (+1,8%), actividades inmobiliarias (+1,2%), transporte y comunicaciones (+1,2%) intermediación financiera (+1%), hoteles y restaurantes (+1,1%), enseñanza (+1,2%), entre los más relevantes.

LEA MÁS:

El Gobierno había estimado para 2017 un crecimiento de 3,5% en el Presupuesto Nacional, que ahora las consultoras privadas empiezan a recalcular entre el 2 y el 3 por ciento para el ejercicio anual.

"Las ventas minoristas sufrieron un declive considerable, con caídas destacadas en electrodomésticos y menos significativas en indumentaria y alimentos y bebidas", añadió Invenómica.

"Aunque la inflación no da respiro como para comenzar a bajar las tasas de interés, la recuperación de la economía está ocurriendo a un ritmo crucero de 2% anual (desestacionalizado), que es el verificado por el INDEC para el cuarto trimestre de 2016 y el que surge de los datos preliminares del período enero-marzo de 2017", describió Jorge Vasconcelos, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea.

La actividad económica cedió 0,4% en el primer bimestre en comparación al mismo lapso de 2016

"El empleo acompaña esta tendencia: en enero se cumplieron siete meses de saldo positivo en la creación de puestos de trabajo, y febrero sería el octavo. En esta dimensión, la recaudación de aportes y contribuciones patronales de marzo, que subió nada menos que 10 puntos porcentuales por encima de la inflación anual, anticipa la mejora del poder adquisitivo de los salarios de cara al segundo trimestre", confió Vasconcelos.

ESTIMADOR MENSUAL DE ACTIVIDAD ECONÓMICA-Variación anual por sector e incidencias-Febrero 2017

Fuente: INDEC.
Fuente: INDEC.

La consultora Ferreres & Asociados detectó que en el primer trimestre de 2017 la economía retrocedió 1,1% respecto del mismo lapso del año pasado, pero en marzo experimentó un crecimiento del 1,2% en comparación con igual período de 2016.

Para el período enero-marzo, el Índice General de Actividad (IGA) de Ferreres & Asociados exhibió un incremento del 0,8% en relación al período octubre-diciembre del 2016, "lo que marca el fin de la recesión", según la entidad.