El plan del Gobierno para echar a la "patota" de Guillermo Moreno del Indec

Busca que se reduzca la cantidad de delegados a 1 cada 100 empleados

La denuncia penal que el director del Indec, Jorge Todesca, presentó el pasado 18 de marzo contra los trabajadores de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), por haber desactivado los servidores informáticos del organismo por un reclamo gremial, es el primero de los pasos para lograr reducir la representación sindical en el organismo. "Esto implica reducir a por lo menos la mitad la cantidad de delegados sindicales, que en la actualidad llega a unos 120 representantes en el Indec", manifestó a Infobae una fuente cercana al Gobierno.

En esa dirección trabajan hoy Todesca, el ministro de Trabajo Jorge Triaca y el ministro de Modernización Andrés Ibarra, de acuerdo con lo que pudo investigar Infobae. También se trabaja en otras dependencias del Estado que tienen ese problema, pero según el Gobierno el caso más paradigmático con respecto a la representación sindical es el Indec. La nueva conducción del organismo que asumió a principios de diciembre de 2015 se encontró con una dotación de unos 120 delegados sindicales de los cuales 100 corresponden al gremio de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y 22 a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Por ley sólo deberían corresponder unos 15. La cifra no es casual sino que se debe a que la ley indica que frente a los 1.550 trabajadores que tiene el Indec corresponderían tener un delegado cada 100 trabajadores, en lugar de los 17 que acredita actualmente.

El organismo registra 17 delegados sindicales, pero por ley corresponderían 15

"Es triste que un grupo pretenda interrumpir el funcionamiento de un organismo que da un servicio público y la actitud extorsiva del gremio UPCN, que realizó un paro de actividades por el pago de horas censales que, según la conducción del organismo, corresponden a tareas realizadas hace más de diez años", expresó Todesca luego del intento de sabotaje del sistema informático y confirmó que presentó una denuncia penal este viernes en la Justicia y pedirá al Ministerio de Trabajo que también reciba el reclamo. "Es una situación realmente muy grave. Hay conductas reiteradas de un conjunto de trabajadores que no presta servicios adecuadamente y se dedica a estar agitando", indicó el titular del Indec.

Guillermo Moreno, en un acto (Nicolás Stulberg)
Guillermo Moreno, en un acto (Nicolás Stulberg)

En ese entonces manifestó que "hay trabajadores que no tienen la capacidad para prestar tareas y consiguieron el puesto por razones políticas, mientras que hay otros que no quieren integrarse a un proceso de trabajo". Todesca no lo dice pero se refiere al grupo llamado la "Patota" de Guillermo Moreno, al que hace responsable de haber saboteado los servicios informáticos. Muchos todavía trabajan en el Indec o por lo menos entran y salen del organismo sin que nadie los pueda controlar. En la actualidad algunos de ellos tienen acceso a la oficina del Departamento de Sistemas Informáticos que funciona en el 6° piso del edificio de Diagonal Roca.

"La especie de inmunidad gremial que han gozado desde el 2007 los delegados sindicales pertenecientes a la llamada 'Patota de Guillermo Moreno' o lo que denominamos acá adentro 'Los Doce Apóstoles de Moreno' fue lo que les permitió a ellos manejar no solo el Indec sino los fondos que se debían repartir entre los trabajadores y se lo repartían entre ellos", dijo a Infobae hace un tiempo una fuente cercana a ATE. Según las denuncias de ATE desde 2008, al Indec lo manejaron desde el comienzo de la intervención Hernán Brahim, José Luis Blanco y Rubén Zampino, Fernando Scigliano, Rafael Figueredo, Ricardo Alvariño, David Comas y Matías Enríquez, en conjunto con agremiados de UPCN y la entonces directora Ana María Edwin. Algunos resisten la partida como Comas, Scigliano, Figueredo, Alvariño y Enríquez y no se los puede echar porque figuran como delegados sindicales.

La explicación la dio el propio Todesca en su cuenta de Twitter hace dos semanas: "Me preguntan por qué sigue la 'Patota en el Indec'. Siguen porque son delegados", aseguró en un mensaje el día que los servicios de informática fueron paralizados. En el Gobierno buscan que se reduzca la cantidad de delegados que tiene el Indec, que consideran abusiva. UPCN cuenta con unos 98 delegados, y habrá elecciones en junio. En tanto ATE tiene 22, y tiene que elegir nuevos representantes en octubre.

No es la primera vez que Todesca denuncia a la "Patota de Moreno". En junio del año pasado, un grupo de UPCN agredió a la ex directora de la Encuesta Permanente de Hogares, Cynthia Pok, una técnica que había sido desplazada por la intervención de Moreno en 2007 pero que luego fue reincorporada por Todesca.

Jorge Todesca, titular del Indec (Télam)
Jorge Todesca, titular del Indec (Télam)

"Esa cantidad de delegados está muy por encima de lo que establece la ley de asociaciones sindicales del año 1988, y la intención es comenzar a reducirla", manifestó a Infobae otra fuente cercana al Gobierno que trabaja en la normalización laboral del organismo.

El artículo 45 de la Ley de Asociaciones Sindicales, que establece que debe haber un representante cada 100 trabajadores, no se cumple no sólo en el Indec sino también en otros organismos del Estado que están siendo monitoreados por el Ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra y el de Trabajo. De acuerdo con lo que pudo investigar Infobae, hay funcionarios del ministerio de Ibarra que están dentro del instituto desde hace un mes.

"En el 2003, el Indec tenía unos 1.170 empleados frente a los 1.550 que tiene hoy. El aumento de la planta administrativa llega a casi el 40%, una suba similar a la de la mayoría de las reparticiones del Estado", manifestó a Infobae un fuente cercana al Indec. "Este no es el principal problema, lo más grave es el aumento de los delegados sindicales que están dentro y fuera del organismo ya que algunos vienen a trabajar y otros no", añadió.

Desde el Indec apuntan que se ha logrado finalizar con el desorden administrativo para tener estadísticas creíbles, que pudieron normalizar el cálculo de indicadores clave como la inflación y la pobreza, que en algunos casos como el primero se habían adulterado los números desde la intervención del ex secretario de Comercio Guillermo Moreno a partir de febrero de 2007; y otros como la pobreza se habían dejado de publicar desde fines de 2013.

LEA MÁS:

La patota de Guillermo Moreno se repartía dos millones de pesos mensuales en el Indec

El gobierno de Mauricio Macri enfrentará la primera protesta de los trabajadores del INDEC

Tras los incidentes, Todesca presentó una denuncia penal contra los delegados del Indec

El aumento de los representantes sindicales comenzó a fines del 2006 cuando los trabajadores estatales firmaron el "Convenio Colectivo de Trabajo General del Sector Público Nacional". Este, en su artículo 106°, modifica la palabra empresa o establecimiento por la palabra jurisdicción o entidad descentralizada. "Por ese motivo se considera la cantidad de trabajadores que hay en el Ministerio de Economía, hoy de Hacienda, del que depende el Indec para nombrar a los delegados del instituto. Por lo tanto no se toma el total de los trabajadores del organismo sino que se considera el total de los trabajadores del ministerio del que depende el Indec", manifestaron a Infobae fuentes cercanas al Gobierno.

Desde el Gobierno apuntan que "la representación gremial en el Indec y en otros organismos del Estado es irregular y hay que modificarla". En algunas dependencias del Estado, los representantes sindicales con las garantías reforzadas y su prestación de trabajo condicionada, llegan a casi el 10% de los trabajadores. Hay que recordar que la proporción por ley para el trabajador del sector público es del 1% del personal de cada establecimiento. La ley general define una proporción de delegados "por establecimiento", para lograr que todos los trabajadores, de cualquier establecimiento, estén efectivamente representados. Pasan a considerarse en este caso como parte de la misma única unidad, el Ministerio de Economía. Esto se considera desde el punto de vista jurídico como un abuso de derecho propiamente dicho, porque significa aplicar una norma para un objetivo distinto que el que justifica que la norma exista.

Protesta UPCN Indec 1920Lo concreto es que desde hace 10 años el Estado avaló que haya esa cantidad de representantes. Pero la situación es distinta en los gremios. En ATE, antes de la llegada de Moreno al Indec había 28 delegados y pasaron a 22, pero manifiestan que "no deberían ser 22 delegados sino más porque hay tres edificios diferentes y bandas horarias diferentes". También apuntan que "el tema de los contratos es una forma de precarización laboral y señalan que hay un grupo sin contrato que son unas 30 personas, otro grupo con contratos vencidos y un tercero con contratos no aprobados. "La situación de los contratados contempla casos muy diversos ya que hay quienes tienen tareas asignadas y, al figurar como contratados, están en una situación irregular; y hay muchos que llegaron a través de algún tipo de favoritismo y no cumplen funciones, pero a eso hay que sumarle que desde 1994 no hay concursos", manifiestan desde ATE. La intención del Gobierno es reducir la cantidad de delegados gremiales lo más pronto posible.

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online