La industria automotriz utilizó apenas 45% de su capacidad instalada el año pasado. (NA)

La Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) se ubicó en el 63,6% en el mes de diciembre de 2016, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

En el año 2016 la Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria alcanzó el 64,5 por ciento, la tasa más baja desde la crisis de 2002. En aquel año se situó en el 55,7% y luego en 2003 se recuperó hasta usar el 64,9% de su capacidad instalada.

Este incremento de la capacidad ociosa de las fábricas argentinas, que mantienen inactiva más de una tercera parte de sus instalaciones, coincidió con la profunda recesión fabril que atravesó la Argentina el año pasado. El Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC cerró con una caída de 4,6% en 2016.

El ente estadístico especificó que en en el año 2016, los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron el de refinación del petróleo (83,5%), papel y cartón (82,4%), productos del tabaco (76%), productos minerales no metálicos (71,2%), industrias metálicas básicas (68,2%), productos textiles (68%), sustancias y productos químicos (66,2%) y productos alimenticios y bebidas (65,9%).

Por otra parte, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria fueron los productos de caucho y plástico (58,3%), edición e impresión (56,9%), metalmecánica excepto automotores (53,5%) e industria automotriz (47,1%).

El desplome de 8,3% que según el INDEC registró la producción automotriz argentina, fundamentalmente por la menor demanda del mercado brasileño, explicó por qué las terminales locales trabajaron por debajo de la mitad de su potencial el año pasado. Como este bloque es el de mayor peso entre los rubros fabriles, su descenso inclinó la balanza en el promedio general.

A su vez, la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) había informado que en 2016 el sector registró una contracción de 10,2% anual, en su menor nivel de producción en una década.

El INDEC apuntó que en el mes de diciembre de 2016, los bloques sectoriales que operaron por encima del promedio fueron refinación del petróleo (84,4%), papel y cartón (76,7%), productos del tabaco (75,5%), productos minerales no metálicos (69,6%), productos alimenticios y bebidas (66,9%), y sustancias y productos químicos (65,1%).

Por debajo se situaron las fábricas productoras de caucho y plástico (62,9%), industrias metálicas básicas (62,8%), edición e impresión (58,6%), metalmecánica excepto automotores (54,7%), productos textiles (48,9%), e industria automotriz (45%).

El organismo estadístico informó además que el 46,9% de los industriales consultados anticipó un ritmo estable de su demanda durante el primer trimestre de 2017, 28,5% anticipó una suba y 24,6% de las empresas prevé una baja.

Entre las exportadoras, 51,7% estima un ritmo estable durante el primer trimestre de 2017; 27,5% prevé una suba en sus ventas al exterior y 20,8% opina que disminuirán.