El ritmo de contratación de empleados temporarios anticipa la evolución de la economía.
El ritmo de contratación de empleados temporarios anticipa la evolución de la economía.

Según información del INDEC relativa al tercer trimestre de 2016, la tasa de desocupación se ubicó en el 8,5%, con un descenso de ocho décimas con respecto al 9,3% del segundo trimestre del año.

En ese marco, el informe trimestral del mencionado organismo sobre la evolución del trabajo temporario mostró un comportamiento inverso. El número de personal temporal ocupado registró en septiembre una caída de 26,5% respecto del mismo mes del año pasado, aunque mostró una leve mejora de 0,8% en comparación a agosto de 2016.

En el acumulado de los primeros nueve meses del año la baja fue de 20,2% en comparación al mismo período de 2015.

Un informe de la Federación Argentina de Empresas de Trabajo Temporario (FAETT) indicó que "mientras ha habido una caída del orden del 20,2%, tomando como base el acumulado desde enero hasta septiembre respecto a igual período del año 2015; si tomamos esa misma variable durante el 2° trimestre -cuando la caída fue de 17,2%-, implica que la caída comparada entre 2° y 3° trimestre fue del orden de 2,8% -o lo que es lo mismo 50.664 contra 46.109 trabajadores al finalizar el 3° trimestre-".

Con estos datos, el sector del personal temporario representa el 0,74% del global de empleos privados formales durante el trimestre en cuestión, cuyo total asciende a 6.170.000 trabajadores, según datos del Ministerio de Trabajo.

Del total relevado, los operarios son quienes llevan la delantera en materia de trabajos temporarios con el 57,3%, seguidos por los administrativos con 16% y los vendedores con el 3,8 por ciento.

Unos 4.500 trabajadores temporarios perdieron su puesto durante el tercer trimestre del año

Respecto de la composición socioeconómica del trabajador temporario, el reporte indica que el 57,4% de ellos tienen el secundario completo; el 11,7% el nivel universitario o terciario incompleto y el 6% lo ha completado; en tanto que el 14% tiene el secundario incompleto.

Uno de los principales hallazgos de la investigación tiene que ver con que el 65% del total corresponde a jóvenes menores de 30 años, lo cual muestra la incidencia que la actividad de las empresas de trabajo temporario tienen en este grupo, más aún considerando que 6 de cada 10 jóvenes con trabajo tiene un empleo informal o precario, y cuya tasa de desocupación triplica la del empleo adulto.

El 35% restante está compuesto de la siguiente forma: el 31,4% son trabajadores de entre 31 y 45 años, en tanto que el 5,4% son mayores de 45 años. Un punto que destacó FAETT es que las empresas de trabajo temporario "crean trabajo formal para los jóvenes, permitiéndoles adquirir experiencia y formación, y son un medio muy efectivo para la incorporación por tiempo indefinido en las empresas cliente".

La entidad destaca la importancia del indicador debido a que la evolución en la contratación de trabajadores temporarios se anticipa a la evolución de la economía. "Es que la tasa de actividad de las empresas de trabajo temporario (ESE) se reactiva varios meses antes en las fases de recuperación económica", refirió el informe de FAETT.