El proyecto se comenzó a conversar por primera vez en 1998. En aquel entonces, se mencionó por primera vez la posibilidad de construir un túnel que conecte la provincia de San Juan con Conquimbo, en Chile, para facilitar el comercio de bienes y servicios entre los dos países.

Casi dos décadas más tarde, el túnel Agua Negra empieza a concretar sus primeros pasos firmes. La obra ya tiene un financiamiento aprobado por USD 1.600 millones por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y finalmente, esta semana comienza el proceso de licitación.

Michelle Bachelet con Guillermo Dietrich
Michelle Bachelet con Guillermo Dietrich

El ministro de Finanzas y Hacienda, Alfonso Prat-Gay, viajó al país vecino junto a su par en la cartera de Transporte, Guillermo Dietrich, para seguir de cerca el "proceso de precalificación para el diseño y la construcción" de un camino de 14 kilómetros por la Cordillera de los Andes que reemplazará el actual paso fronterizo, una conexión que está habilitada sólo cuatro a cinco meses del año.

El subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales del Ministerio de Hacienda, Félix Martín Soto, también se encuentra en la comitiva oficial de la Argentina. tunel agua negra chile 1920

El túnel se ubicará a una altura promedio de 4000 metros sobre el nivel del mar, y se estima que las empresas con oportunidades de construirlo se conocerán a fin de año, cuando se abran los sobres. La licitación recién se conocería en abril del año que viene.

Con todo, la obra se terminaría en un término de ocho a 10 años. Son dos túneles -con dos carriles de ida y dos de vuelta–- principalmente para el paso de camiones, y se construye en el marco del corredor bioceánico central, que en el largo plazo permitirá conectar los puertos chilenos con la ciudad de Porto Alegre, en Brasil.

Según fuentes del sector, la evolución del tránsito será de unos 1.300 camiones por día, un nivel similar al paso de Cristo Redentor en Mendoza – que actualmente está saturado-, y permanecerá abierto todo el año.