(AP)
(AP)

Habló el Fondo Monetario Internacional. El organismo mantuvo sin cambios sus previsiones sobre un débil crecimiento de la economía global y advirtió sobre un mayor estancamiento que podría generar tendencias populistas contra el comercio y la inmigración, perjudicando la actividad, la productividad y la innovación.

En su más reciente informe del Panorama Económico Mundial, el FMI dijo que un declive del crecimiento de los Estados Unidos en 2016 debido al bajo desempeño del primer semestre sería compensado en parte por un fortalecimiento de la actividad en Japón y Alemania y en algunos mercados emergentes como Rusia e India.

El Fondo dejó sin cambios su estimación sobre la expansión de la economía global en 3,1% para 2016 y en 3,4% para el 2017, luego de haber recortado esos cálculos por cinco trimestres consecutivos.

Christine Lagarde (AP)
Christine Lagarde (AP)

En este contexto, el FMI ratificó su apoyo a las políticas aplicadas por Argentina pero estimó que la recesión este año será más profunda que lo previsto. El organismo es optimista con relación al futuro, pero prevé una inflación del 23,2%, por encima del 17% fijado como techo por las metas del Banco Central.

Según señala en el informe dado a conocer en Washington, "Argentina ha comenzado una importante y muy necesaria transición hacia un marco de política económica más consistente y sostenible".

El documento afirma que este proceso resultó más costoso que lo estimado a comienzos de 2016 y, consecuentemente, corrigió la previsión de caída de la actividad económica: ahora se estima un retroceso de 1,8%, contra una caída de 1% que preveía en abril.

No obstante, el Fondo "espera que el crecimiento se afiance llegando a 2,7% en 2017" a partir de una menor inflación y con el respaldo de las políticas monetaria y fiscal.

De acuerdo con las previsiones incluidas en el trabajo, la inflación bajaría –desde casi 40% en 2016– a 23,2% el año próximo. Se trata de una previsión que se encuentra en línea con las estimaciones de algunas consultoras privadas, pero que se aleja de la banda del 12 al 17% que estableció el BCRA para el año entrante.