Federico Sturzenegger (centro), presidente del BCRA (Adrián Escandar)
Federico Sturzenegger (centro), presidente del BCRA (Adrián Escandar)

El presidente del Banco Central Federico Sturzenegger fue uno de los oradores de la segunda jornada del Foro de Inversiones y Negocios. Allí afirmó que "un 1% de inflación mensual no le sirve a la Argentina, es un número todavía altísimo", aunque evaluó muy positiva la desaceleración de los precios minoristas en los últimos meses.

Recordó que ese proceso se dio a partir del 6% en abril, cuando "lógicamente había que reacomodar precios relativos después de una década que se habían mantenido, de alguna manera, congelados".

Luego expresó que la inflación fue en descenso: 4% en mayo, 3% en junio, 2% en julio y 1% en agosto. "Un 1% en agosto y no digo deflación, porque la diferencia es la reversión del aumento de tarifas que, probablemente, vuelva a darse vuelta dentro de unos meses", aclaró Sturzenegger.

"Creo que el riesgo más grande que tenemos hoy en la Argentina con respecto a este tema es la complacencia. Un 1% de inflación mensual no le sirve a la Argentina, es un número todavía altísimo", consideró el economista.

Un 1% mensual es el número en el que los países empezaron la batalla contra la inflación

Sturzenegger enfatizó que un 1% mensual "es el número en el que los países empezaron su batalla contra la inflación. Argentina se merece y tiene el derecho de tener una inflación de país normal y los países que lo han logrado han tenido procesos de crecimiento fabulosos y fantásticos, por eso es nuestro compromiso, porque es un aporte fundamental".

En otro sentido, manifestó que "en la Argentina no estamos acostumbrados a una Banco Central independiente, que lo entendieron todos los países del mundo para tener una macroeconomía estable, apuntó el funcionario, en el evento que se desarrolla en el Centro Cultural Kirchner.

"El objetivo del Banco Central es preservar el valor de la moneda. Para eso, tiene que coordinar las expectativas de los agentes, en una economía sin inflación. De hecho, en la Argentina lo estamos haciendo de una manera bastante importante, que es sin utilizar el tipo de cambio como herramienta para fijar las expectativas", puntualizó Sturzenegger.

Acotó que "la expectativa de la inflación se va a coordinar a la baja en base a la credibilidad del Banco Central. Para que esa credibilidad sea cierta, tiene que haber independencia en el Banco Central".