El PBI argentino se aproximará a USD 700.000 millones hacia 2020, con una inflación de un dígito.
El PBI argentino se aproximará a USD 700.000 millones hacia 2020, con una inflación de un dígito.

Un informe de The Economist Intelligence Unit, la unidad de negocios del grupo The Economist, destacó el potencial de crecimiento sostenido de la Argentina para los próximos años y calculó que el PBI nacional crecerá a un ritmo anual del 3% hasta el 2020. La influyente publicación británica destacó las reformas del gobierno de Mauricio Macri para dejar atrás la "política macroeconómica distorsiva" y reducir la inflación a un dígito en 2019.

El estudio al que accedió Infobae anticipa un crecimiento de 2,7% para 2017; 4% para 2018; 3,2% en 2019 y un 3,4% para 2020. En tanto, calculó que en 2015 la expansión económica de Argentina fue de 2,4%, seguida de una contracción de 1,6% en 2016.

"La posición de Argentina en nuestra clasificación de entorno de negocios mejora considerablemente entre el histórico y períodos de proyección. La débil clasificación histórica refleja la herencia de política macroeconómica distorsiva y expansionista, junto a un deterioro en el marco legal y regulador", expresó el estudio.

En cuanto a la tasa de inflación, que hoy representa uno de los principales desafíos para la administración de Mauricio Macri, The Economist Intelligence Unit la estimó en 26,5% anual en 2015, con un techo de 42,8% acumulado en 2016. Sin embargo, prevé una notoria desaceleración para los próximos años: 23,5% (2017); 13,6% (2018), para situarla en un dígito en 2019 (9,4%) y 2020 (7,9%).

"La administración Macri ha acometido la eliminación de distorsiones y, en muchas áreas, como en el control de divisas, los resultados ya han sido alcanzados", consideró el informe de The Economist.

"Dependiendo su paso, alcance y la puesta en práctica acertada, tales reformas podrían ser el trabajo preliminar para mejoras aún más grandes de nuestras clasificaciones de entorno de negocios, pero hay también un riesgo de que la puesta en práctica será menos acertada de lo que actualmente asumimos, conduciendo a resultados más pobres que lo esperado", advirtió.

Para The Economist, las reformas de Macri “devolverán a la economía al crecimiento sostenible”

En un panorama general, augura al presidente Macri la persistencia en medidas económicas que reequilibrarán la producción y devolverán a la economía al crecimiento sostenible. No obstante, The Economist observó un "proceso de ajuste" que implica la aplicación de "medidas de austeridad políticamente impopulares que sostendrán en el corto plazo el riesgo de malestar social y huelgas de sindicatos poderosos".

En ese sentido, The Economist enfatizó que la Argentina afrontará años de elevado desequilibrio fiscal. Señaló que el déficit primario de las cuentas públicas fue de 4,9% del PBI en 2015 y que éste se ampliará a 4,9% al cierre de 2016. Para 2017 el rojo fiscal se reducirá a 4,3%, para continuar en descenso en 2018 (-3% del PBI), 2019 (-2,8%) y 2020 (-2,4%).

El informe también da un enfoque sobre la evolución del tipo de cambio en Argentina, una de las variables más volátiles e imprevisibles no solo para los inversores, sino para los propios habitantes. Así, luego de un dólar para comercio exterior que promedió los $9,20 en 2015 y se estabilizó en unos $14,90 este año, luego de la salida del "cepo", The Economist anticipó un dólar a $17,10 en promedio para 2017, con una gradual evolución alcista a futuro: $18,80 en 2018; $20,40 en 2019 y $21,80 hacia 2020.

Puntualizó además que en la actualidad "el reequilibrio de la economía sometió a la actividad económica en 2016, pero tarde o temprano tendrá algún impacto beneficioso sobre las exportaciones netas".

"Los esfuerzos del gobierno de Macri también se direccionarán al problema de la incertidumbre legal y reguladora, que debería iniciar una etapa de renovado crecimiento del consumo y la inversión privada, para sostener una aceleración del crecimiento del PBI", acotó el informe.

The Economist calculó el tamaño del PBI argentino en dólares, una de las variables más adulteradas durante la intervención del INDEC en el gobierno anterior. Con notable atraso cambiario, lo situó en USD 632.200 millones en 2015, con una caída a USD 524.200 para 2016, por el doble efecto de la fuerte devaluación del peso y la caída real de actividad. En 2017 el PBI crecerá a USD 585.200 millones; a USD 629.200 millones en 2018; a USD 659.200 millones en 2019 y se aproximará a USD 700.000 millones (USD 693.700 millones) en 2020.

El Producto Bruto per Cápita, que alcanzó los USD 14.657 en 2015 según este análisis, disminuyó a USD 12.026 en 2016, pero recobrará la senda creciente en 2017 (USD 13.286), 2018 (USD 14.141), 2019 (USD 14.670) y 2020 (USD 15.287).