La planta puntana que fabrica para la marca alemana emplea a 194 trabajadores
La planta puntana que fabrica para la marca alemana emplea a 194 trabajadores
 

Industria Herzo, la planta que desde hace treinta años está asentada en la localidad de Concarán, provincia de San Luis, y producía para la compañía alemana Puma, confirmó que cerrará sus puertas porque no pueden competir contra los productos importados que comenzaron a entrar al país desde diciembre.

Marcelo Iglesias, responsable y apoderado de la planta industrial y oficinas administrativas en Concarán, indicó a la prensa que los 194 trabajadores de la planta en esa localidad puntana ya están al tanto de la situación, porque la planta industrial que es parte importante del entramado productivo del pequeño pueblo de 5.000 habitantes ubicado en el Valle del Conlara no puede competir con las importaciones de Puma provenientes de China y Brasil a mitad de precio.

En una entrevista que publicó este lunes el portal digital San Luis 24, Iglesias reseñó que "la situación se empezó a complicar a partir de diciembre, cuando se abrieron las importaciones y todo lo que nosotros fabricamos ahora Puma lo trae de afuera, y los precios a los que eso entra al país hacen que nosotros no podamos competir".

"No nos podemos sostener. Es triste. Vamos a cerrar una planta que tiene 30 años de funcionamiento y que le da de comer a 200 familias en el pueblo", añadió.

Herzo es una textil que fabrica accesorios para calzado deportivo y es el proveedor más grande del país de mochilas y carteras para Puma. Tiene también un local de venta al público y su planta en Concarán funciona desde 1986, amplió el portal puntano.

"Vamos a indemnizar a los trabajadores, no tenemos ningún tipo de problema financiero, Puma nos exige tener todo al día, de otro modo no podríamos trabajar con ellos porque no nos comprarían, y ya le mandé una carta de mi parte al gobernador (Alberto Rodríguez Saá) expresándole la falta de ayuda del gobierno a la industria, pero no recibí ninguna respuesta", destacó.

Iglesias remarcó que "desde 1999 no tenemos promoción industrial, nosotros no necesitamos plata, lo que necesitamos es trabajar y el gobierno parece que no lo entiende".

Pero también apuntó al anterior mandatario provincial, Claudio Poggi: "Hace 8 años que estoy a cargo de Herzo y jamás recibimos ayuda, subsidios, nada. Acá vino Poggi a visitar la planta, se sacó fotos, prometió cosas, pero nunca pasó nada".