Viajar por el mundo con una discapacidad motriz puede resultar frustrante (iStock)
Viajar por el mundo con una discapacidad motriz puede resultar frustrante (iStock)

Viajar por el mundo con una discapacidad motriz puede resultar frustrante. Los turistas que ven sus movimientos impedidos y que deben recorrer ciudades en silla de ruedas requieren que el lugar al que viajan se encuentre en condiciones óptimas para desplazarse sin problemas y con autonomía.

Venecia es uno de los destinos más increíbles del mundo. La Piazza San Marco, la Torre dell'Orologio, el Puente de los Suspiros y el Palazzo Ducale son tan sólo algunos de los grandes atractivos de esta ciudad. Y las góndolas -por más de que muchos las cataloguen como una "trampa de turistas" por sus elevados precios- son parte de su espíritu.

Dalla Pietà y su colega Enrico Greifenberg estuvieron cuatro años desarrollando este proyecto
Dalla Pietà y su colega Enrico Greifenberg estuvieron cuatro años desarrollando este proyecto

Hasta ahora, no eran accesibles para viajeros con discapacidades motrices. pero todo esto está por cambiar gracias a la empresa Gondolas4All, quienes implementaron góndolas especiales para acomodar a pasajeros en sillas de ruedas, con el fin de que puedan disfrutar de esta aventura por los canales como cualquier otro viajero.

"Muchas veces notamos a gente discapacitada que quería subirse", aseguró a Condé Nast Traveler el gondolero Alessandro Dalla Pietà. "Algunas veces ayudamos a alguien a subirse nosotros mismos, pero era complicado. Pero un día que estábamos charlando se nos ocurrió esta idea, por lo que pusimos manos a la obra".

Dalla Pietà y su colega Enrico Greifenberg estuvieron cuatro años desarrollando este proyecto. Luego de consultar con arquitectos y una organización veneciana para la discapacidad, inventaron un prototipo realizado a partir de materiales reciclados con una plataforma que baja y sube para cargar una silla de ruedas desde el muelle hasta la góndola. Luego de pedir un préstamo y de la colaboración de las autoridades locales, su sueño se hizo realidad.

"Para un usuario de silla de ruedas, llegar a Venecia puede ser como aterrizar en la Luna. Queríamos hacer una declaración. Que si podíamos lograr que una góndola sea accesible, se puede lograr que cualquier cosa lo sea. Sólo hay que usar la cabeza".

LEA MÁS: