La Nación, martes 1 de octubre de 2019