El momento de furia de Battaglia con los hinchas de Huracán que terminó en insultos: “Alentá ahora”

El ex entrenador de Boca Juniors se cruzó con los plateístas en el empate ante Newell’s. En conferencia de prensa, pidió disculpas

Compartir
Compartir articulo

Este viernes Sebastián Battaglia estalló contra los propios socios de Huracán durante el partido ante Newell’s. El técnico se enfureció por los insultos que se oyeron cuando el partido lo ganaba el equipo rosarino y, tras el empate del Globo, se dio vuelta para tildar de cobardes a los plateítas de su equipo.

El ex Boca Juniors llegó a este partido con un saldo de tres empates y cuatro derrotas, con el equipo en la anteúltima colocación de la tabla de posiciones, motivo por el cual el clima en el Tomás Adolfo Ducó no era el mejor. Si en la previa ya había descontento con los jugadores y con el cuerpo técnico, el gol de Recalde para Newell’s a los 22 minutos enardeció el clima. Desde las tribunas se oyó el ya típico cántico “Jugadores la co... de su madre”, que enojó al DT.

Sobre el final del primer tiempo, Huracán logró el empate a través de Mazzantti y entonces Battaglia se desquitó: se dio vuelta y apuntó contra los plateítas. “Alentá ahora, cagón, la co... de tu madre”, gritó en repetidas ocasiones, mientras los integrantes de su propio cuerpo técnico intentaban frenarlo. Como era de esperarse, esto empeoró la situación y un grupo de no menos de 20 socios se agolpó contra el alambrado para insultarlo.

Antes del comienzo del segundo tiempo, cuando salió al campo de juego y se dirigió al banco de los suplentes, la caminata del entrenador fue acompañada por insultos por varios hinchas que pedían su inmediata salida. Su respuesta fue un gesto de palmas hacia abajo, pidiendo calma.

En conferencia de prensa, posterior al cotejo, el DT se disculpó por su reacción: “No es una situación que me ponga feliz de haberla hecho, así que pido perdón, no solo a esa persona sino a toda la gente. No soy así, me pasa en un momento de nerviosismo que necesitamos apoyo y los muchachos hicieron un gran esfuerzo”.

Battaglia llegó a Huracán tras la salida de Diego Dabove y en ocho partidos apenas empató cuatro y perdió cuatro. Además, en la Liga Profesional llegó a este partido sin que su equipo siquiera marque un gol, ya que los únicos dos tantos que había gritado habían sido ante Emelec en el 2-2 por Copa Sudamericana. Antes, había tenido experiencias en Almagro y Boca Juniors.

La situación del Globo es preocupante. El equipo apenas sumó 19 puntos en 21 partidos y si el campeonato terminara se estaría salvando del descenso por apenas dos unidades. Por ahora, Arsenal perdería la categoría pro promedios, mientras que Banfield y Vélez jugarían una final por el otro boleto. Aunque, esto se definirá en diciembre, luego de la Copa de la Liga, por lo que el margen de mejora de todos estos cuadros es amplio.

Seguir leyendo: