“La diferencia es que los argentinos jugaron como una final del mundo”: la fuerte autocrítica de un futbolista de la selección de Francia

El defensor Ibrahima Konaté rememoró la final de Qatar 2022 contra la Albiceleste

Guardar

Nuevo

Ibrahima Konate rememoró lo acontecido en la final del Mundial de Qatar ante Argentina (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
Ibrahima Konate rememoró lo acontecido en la final del Mundial de Qatar ante Argentina (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Lo sucedido en el Estadio Lusail en la final del Mundial de Qatar 2022 será recordado por siempre. Más allá de la importancia de lo que estaba en juego tanto Argentina como Francia disputaron uno de los partidos más atrapantes del torneo. Tras igualar 3 a 3 todo se definió en una tanda de penales, en la que la figura del Dibu Martínez emergió para que los dirigidos por Lionel Scaloni gritaran campeón y bordaran su tercera estrella.

Una de las jugadas más recordadas será, sin duda, la atajada ante Randal Kolo Muani cuando el encuentro estaba por finalizar. El que se refirió a esta acción fue Ibrahima Konaté, marcador central del Liverpool que ingresó a los 112 minutos para reemplazar a Raphael Varane. “Nadie puede culparlo. Si hay una persona que está enfadada con él, lo peleo”, manifestó durante una entrevista con el canal de Youtube Colinterview.

Durante la charla, el defensor con pasado en el Schaux de Francia y RB Leipzig de Alemania analizó lo acontecido en el partido y explicó cuál fue la principal diferencia entre el plantel de los Blues y el capitaneado por Lionel Messi. “La final del mundo es un partido diferente. En un partido común vos querés demostrar tus cualidades, pero esto es otra cosa, es una situación en la que está todo permitido. La diferencia entre los argentinos y nosotros es que ellos jugaron como una final del mundo. En cada duelo te daban un golpe”, manifestó el futbolista de 23 años.

Ibrahima Konaté se desempeña en el Liverpool de Inglaterra (REUTERS/Dylan Martinez)
Ibrahima Konaté se desempeña en el Liverpool de Inglaterra (REUTERS/Dylan Martinez)

“¿Qué hacés? ¿Te vas a quejar con el árbitro? No. ¿Estamos locos? Te pegan, te levantás y seguís. Como si no hubiera pasado nada. Porque los argentinos son provocadores. Y tan pronto como ven que te han ganado la ventaja, adquieren confianza. Y les dimos eso desde el principio”, prosiguió con su análisis. Y luego, añadió: “Tendríamos que haberlos ignorado y, en la próxima, ir al golpe. Aunque le rompas la pierna, es una final de la Copa del Mundo. No puedo decirte más. Desde el principio, debimos haber muerto en la cancha. Este es el error que cometimos, todos juntos”.

En otro fragmento de la entrevista Konaté recordó cuál era la sensación dentro del banco de suplentes de los europeos cuando Argentina se imponía por 2 a 0: “En los primeros 75 minutos yo estaba en el banquillo, volteaba la cabeza a la derecha y a la izquierda, miraba a los otros jugadores. Casi se les saltaban las lágrimas. Yo estaba en un estado mental en el que era demasiado difícil. Es como cuando ves cosas en el mundo y estás indefenso, no puedes hacer nada. Yo estaba en esa misma mentalidad. Vi acciones y me dije: ‘Me hubiera gustado demasiado estar ahí’. No puedes hacer nada, estás en el banquillo”, concluyó el deportista que hasta antes de la Copa del Mundo solamente había disputado dos partidos por UEFA Nations League con la camiseta de su país.

Durante el torneo, el defensor fue titular en las victorias por 4 a 1 ante Australia, la derrota contra Túnez y el triunfo en semifinales contra Marruecos. Luego disputó un cuarto de hora en la fase de grupos versus Dinamarca y sobre el final en la definición ante Argentina. No sumó minutos ante Polonia (octavos de final) e Inglaterra (cuartos de final).

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias