Los festejos íntimos de Boca con cargadas a River y una insólita revelación de Advíncula: “Antes estaba acostumbrado a los descensos”

Los futbolistas campeones de la Copa de la Liga se acordaron de su clásico rival durante las celebraciones en el vestuario del Mario Alberto Kempes

El defensor peruano filmó las celebraciones en el vestuario

La primera mitad de año del fútbol argentino llegó a su fin y la Copa de la Liga Profesional conoció a su nuevo campeón: Boca Juniors. Tras golear por 3-0 a Tigre en el estadio Mario Alberto Kempes, los futbolistas primero festejaron en el campo de juego junto a sus amigos y familiares que viajaron a Córdoba para luego trasladar esa misma felicidad a los vestuarios del recinto cordobés. Allí predominaron las canciones del Xeneize y de paso recordaron a su clásico rival que cayó frente al Matador en los cuartos de final.

Dos de los protagonistas que se encargaron de transmitir todo lo que sucedía en la intimidad fueron Luis Advíncula y Darío Benedetto. El lateral peruano se sumó a las estrofas en contra del Millonario para luego hacer una reflexión de su llegada a Argentina. “Qué lindo que es ser campeón. Estaba acostumbrado a los descensos y ahora ya no. Qué lindo que es venir a Boca. Estoy muy contento, los quiero mucho. Qué lindo es haber venido a Boca”, declaró a la cámara de su celular mientras los bombos sonaban de fondo.

¿A qué se refiere Advíncula con los descensos? A lo largo de su carrera, el zaguero perdió la categoría en dos oportunidades. La primera fue con Lobos UAP en el 2018 cuando su equipo quedó último en la tabla de posiciones de la Liga MX y cayó a la segunda división. Sin embargo, se le dio la oportunidad de pagar un monto de dinero para continuar en primera. Poco tiempo después, el futbolista tomó rumbo europeo y fue prestado a Rayo Vallecano donde perdió la categoría en 2019.

Advíncula trasladó los festejos del campo de juego al vestuario (Foto: SportsCenter)
Advíncula trasladó los festejos del campo de juego al vestuario (Foto: SportsCenter)

En paralelo y en otro sector del vestuario, el Pipa también grabó algunos instantes de las celebraciones. El delantero se mostró feliz por conseguir una nueva estrella con la camiseta del Xeneize, no pronunció ninguna palabra mientras contemplaba a sus compañeros festejar la Copa de la Liga y hasta tomó un sorbo de cerveza de uno de los vasos que la organización entregó a los campeones. Marcos Rojo fue de los principales personajes que apareció en varios de las imágenes haciendo el gesto de silencio cuando se escuchaba la clásica dedicatoria a River Plate.

El plantel tendrá un corto festejo ya que el jueves tiene un importante partido frente a Deportivo Cali por la sexta fecha del máximo torneo continental, con la necesidad de una victoria para acceder a los octavos de final. Con un ojo en lo que suceda en paralelo entre Corinthians y Always Ready, los orientados por Sebastián Battaglia llegan con un importante envión anímico para lograr otro de los objetivos de la temporada.

SEGUIR LEYENDO: