Un gesto que generó polémica y golpes en el vestuario: la furia de Cristiano Ronaldo que plantea nuevos interrogantes sobre su futuro en Juventus

A pesar de que la Juventus venció al Genoa, el portugués no ocultó su enfado

Cristiano Ronaldo no ocultó su enojo luego del triunfo de la Juventus (Shutterstock)
Cristiano Ronaldo no ocultó su enojo luego del triunfo de la Juventus (Shutterstock)

Son tiempos complejos para Cristiano Ronaldo en la Juventus. Al portugués se lo ha visto enfadado en las últimas semanas durante los partidos de un equipo que ya ha sido eliminado de la Champions League y que ve cómo el título de la Serie A se le escapa por primera vez en una década. Este domingo, en el partido en el que la Vecchia Signora venció por 3-1 al Genoa, CR7 volvió a mostrar su disconformidad.

A pesar de que su equipo triunfó, Cristiano se retiró a los vestuarios molesto por no haber convertido. Sobre los 22 minutos había tenido una situación inmejorable al encontrarse solo y con todo al arco a su disposición, pero su intento se estrelló en el palo. En el rebote, Álvaro Morata dispuso el 2-0 parcial. El no haber podido festejar una conquista propia afectó el ánimo del portugués, que antes de retirarse a los vestuarios se sacó la camiseta y la arrojó al suelo.

En realidad, el delantero hizo caso al pedido de un alcanzapelotas que le pidió su camiseta. Sin embargo, la forma en que cumplió con el deseo de su fanático dejó en claro que no está conforme con su presente, aún cuando su equipo se lleve los tres puntos. La casaca con el dorsal número 7 quedó tirada sobre el césped hasta que el joven la recogió. Ese gesto motivó el enojo de un numeroso grupo de fanáticos del elenco de Turín.

El portugués arrojó su camiseta y generó enojo entre los fanáticos (Photo by Marco BERTORELLO / AFP)
El portugués arrojó su camiseta y generó enojo entre los fanáticos (Photo by Marco BERTORELLO / AFP)

Según reveló el diario La Gazetta dello Sport, una vez en el vestuario, Cristiano Ronaldo comenzó a golpear las paredes en una clara muestra de furia e impotencia. Fue la continuidad del nerviosismo que ya había exhibido adentro de la cancha, con reclamos constantes a sus compañeros durante todo el partido.

Una vez que terminó el encuentro, el portugués no hizo declaraciones. El que sí habló fue su entrenador, Andrea Pirlo. El DT de la Vecchia Signora no evadió las preguntas sobre el estado de ánimo de la gran estrella de su equipo. “Estaba enfadado porque no pudo marcar. Tuvo ocasiones, pero no pudo convertir. Un jugador de su calibre siempre quiere mejorar. Hubo ocasiones en las que pudimos tomar mejores decisiones en ataque. Cuando uno quiere mejorar es normal que se enfade”, señaló el italiano.

Ante Genoa Cristiano no pudo marcar goles (Shutterstock)
Ante Genoa Cristiano no pudo marcar goles (Shutterstock)

“Un campeón siempre necesita objetivos individuales además de los colectivos. Cada año tiene la chance de ser el goleador y hoy perdió algunas oportunidades claras de anotar. Es normal que tenga una reacción como esa”, agregó Pirlo, que desestimó que CR7 pueda recibir algún tipo de sanción por su comportamiento. “Al final del partido estaba molesto, como suele pasar con muchos jugadores. No creo que vaya a recibir una multa de mi parte o del club”, dijo a modo de cierre.

En la temporada 2020/2021 de la Serie A, CR7 lleva 25 goles (5 de ellos de penal). El global llega a 32 con los 4 en la Champions, 2 en la Copa Italia y 1 en la Supercopa de Italia. Desde su llegada al Calcio el atacante conquistó 77 anotaciones.

Hace ya varias semanas que reina la incertidumbre respecto del futuro de Cristiano Ronaldo. Aunque su contrato vence en junio de 2022, en la prensa europea hay fuertes versiones sobre una posible salida del portugués, quien estaría disconforme con la actual conformación del plantel. De hecho, se ha filtrado que, para asegurar su continuidad, el luso solicitará a los directivos italianos la contratación de un mediocampista que pueda abastecerlo de balones en una zona crítica del campo o el fichaje de un 9 que le genere espacios en el ataque. En este marco, dónde jugará el portugués una vez que termine el certamen es una gran incógnita.

SEGUIR LEYENDO: