Campaña, Romero y Fernández son algunos de los apellidos que podrían marcharse
Campaña, Romero y Fernández son algunos de los apellidos que podrían marcharse

“Vamos a pagar todo lo que se debe hasta acá y nos sentaremos a negociar los contratos”. La dirigencia de Independiente avisó a comienzos de mayo cuando explotó el conflicto salarial con el plantel que el próximo semestre olbligará a alcanzar nuevos acuerdos en los vínculos contractuales de los futbolistas acordes a la situación económica crítica que dejará la pandemia por el coronavirus.

Si bien todavía no hay precisiones para el regreso del fútbol, en Avellaneda ya comenzaron a circular rumores sobre siete nombres de jerarquía que deberán dialogar de su futuro en la entidad según informó el medio partidario Rojos de Pasión (Radio Belgrano AM650).

Como primer paso, la directiva intentará saldar las deudas reclamadas por el plantel hasta marzo a partir de los próximos días, fecha estipulada para el ingreso a las arcas del club del dinero correspondiente a la venta de Jorge Figal al Inter de Miami de la MLS. A partir de allí, buscará dialogar con los futbolistas más importantes para conocer cuáles son sus pretensiones y si ellas coinciden con la disponibilidad del Rojo.

Los apellidos sobre la mesa, y teniendo en cuenta que todos ellos negociarán en un contexto diferente, son los de Silvio Romero, Martín Campaña, Gastón Silva, Cecilio Domínguez, Lucas Romero, Alexander Barboza y Leandro Fernández.

Leandro Fernández es uno de los que más chances tiene de dejar el club (Foto: Télam)
Leandro Fernández es uno de los que más chances tiene de dejar el club (Foto: Télam)

De todos esos futbolistas, el que está más cerca de marcharse es Fernández. El delantero de 29 años termina su vínculo en un mes y su representante Cristian Bragarnik ya advirtió que la negociación por el momento está estancada. “La realidad es que hoy no está muy cerca de continuar, pero no por mala predisposición de Independiente o el jugador. La primera opción la tendrá Independiente, pero hoy las pretensiones del jugador no van con la idea del club”, explicó el agente en diálogo con La Oral Deportiva.

En todo este esquema de negociaciones hay que tener en cuenta que la AFA y Agremiados abrieron una ventana para renovar excepcionalmente contratos que se vencen a mitad de año por seis meses más, pero ese documento no es automático y deberá estar “guiado por la buena fe laboral” de ambas partes.

Si bien todavía no hay avance en el resto de los futbolistas mencionados, la dirigencia sabe que el tema económico será clave y dependerá de la voluntad de negociación de las partes para saber si finalmente siguen en el club o se marcharán. La incertidumbre sobre la vuelta a la actividad y el contexto financiero frágil que se avecina es motivo más que suficiente para pensar que varios de los apellidos de peso puedan negociar su partida.

A todo este rompecabezas que comienza a avecinarse, todavía le falta la palabra de los propios jugadores, pero también el análisis definitivo del entrenador Lucas Pusineri y del manager Jorge Burruchaga. La historia recién comienza...

Seguí leyendo: