Maravilla Martinez desafió al campeón Saunders

Sergio Maravilla Martínez no detiene su deseo de volver a subirse a un ring de manera oficial a más de cinco años de su última vez. Con 44 años y un pasado con serios problemas en la rodilla, uno de los pugilistas más importantes en la historia de Argentina persigue una pelea de élite de cara al 2020. ¿La fórmula? Los desafíos por redes sociales.

Luego de no acordar la segunda edición del combate contra Julio César Chávez Jr. –enfrentará el sábado 20 a Daniel Jacobs–, el quilmeño va en busca del campeón inglés Billy Joe Saunders. “¿Cómo estás? Soy Sergio Maravilla Martínez. Campeón, quiero pelear contigo en diciembre del 2020”, planteó en el video.

La publicación se hizo viral porque una cuenta especializada en boxeo la compartió y el propio Joe Saunders replicó la filmación en su cuenta de Twitter, aunque sin emitir un comentario al respecto. El británico tiene 30 años y es el dueño de la corona de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) de la divisional supermediano, una categoría desconocida para el argentino que realizó sus últimas –y más brillantes– presentaciones en la categoría de los medianos.

Saunders conquistó el título vacante de la OMB en mayo de este año luego de superar en decisión unánime al alemán Shefat Isufi en Inglaterra. Seis meses más tarde realizó su primera defensa exitosa con un nocaut en el undécimo round ante el argentino Marcelo Cóceres. Con un pasado reciente en el peso de los medianos, Superb ostenta un invicto de 29 triunfos, con 14 KO dentro de esas estadísticas.

Martínez peleó por última vez en junio del 2014 con una derrota en el décimo round ante Miguel Cotto en el Madison Square Garden de New York. En ese entonces, cedió la corona mediana del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Maravilla le puso puntos suspensivos a sus números con 51 victorias (28KO), 3 derrotas (2KO) y 2 empates. Para ese entonces, su rodilla acumuló una serie de problemas que casi lo llevan a una amputación, según él mismo confesó en una entrevista con Infobae.

Uno de los boxeadores más importantes en la historia de Argentina ingresó al Salón de la Fama de Atlantic City hace algunas semanas atrás, aunque ahora espera recibir esa distinción del tradicional Hall of Fame de Canastota (New York), del que sólo forman parte cuatro argentinos Carlos Monzón (ingresó en 1990), Pascual Pérez (1995), Víctor Galíndez (2002) y Nicolino Locche (2003).

Seguí leyendo: